kirolak

Real Sociedad | Plaga de lesiones: un mal endémico

La Real no es el único equipo de Primera División que está sufriendo una plaga de lesiones en este arranque de temporada marcado por los problemas musculares de muchos jugadores

21.09.2021 | 00:08
Isak, en el suelo, es atendido por el médico Javier Barrera y por el fisioterapeuta Imanol Soroa, en el partido del domingo. Foto: Ruben Plaza

Donostia – "Esto no es nuevo". Son palabras de Imanol Alguacil intentando explicar la plaga de lesiones que está afectando a la Real en este arranque de campeonato. Y seguramente no le falta razón al bueno de Imanol. Solo hay que echar un vistazo al estado del resto de plantillas de Primera División para darse cuenta de esta cuestión. Únicamente tres equipos, Sevilla, el rival al que se enfrentó el domingo la Real, y el Celta –Aidoo está de baja, pero por covid– se libran de momento. Lopetegui y Coudet respiran tranquilos. El resto, todo lo contrario.

En el caso de la Real, el último en unirse a la larga lista de lesionados ha sido Alexander Isak. El internacional sueco solo aguantó 37 minutos sobre el verde de Anoeta. Aguantó, pese a todo, mucho más que algunos compañeros que tuvieron que abandonar el terreno de juego al poco de iniciarse la contienda. Fue el caso, por ejemplo, de Yan Eteki, centrocampista del Granada, próximo rival txuri-urdin, que anoche abandonó el terreno de juego del Camp Nou en el minuto 28 –además, Neyder Lozano lleva dos años sin jugar por una fractura en la tibia sufrida en 2019–. También le pasó al central del Betis Víctor Ruiz, que, con una sobrecarga, se marchó para el minuto seis. En el duelo jugado en Mestalla entre el Valencia y el Real Madrid. Soler se fue en el 16', su compañero Correia en el 23', mientras que Carvajal, tres minutos más tarde que el portugués. Tres jugadores que no aguantaron ni media hora. En el Mallorca-Villarreal, Maffeo, lesionado, abandonó el césped en el minuto 38. Gerard Moreno, como le pasara a David Silva el jueves pasado en Eindhoven, no superó ni el calentamiento. Y en el Rayo-Getafe de Vallecas, Jakub Jankto tuvo que abandonar el campo en camilla por una lesión grave. Un percance, a diferencia de los anteriormente mencionados, no muscular. El checo se lesionó solo y, a la espera del parte médico, padece un problema en la tibia y el peroné.

Pero han sido muchos más los futbolistas que se han perdido esta quinta jornada. Ayer, por ejemplo, Koeman no pudo echar mano de hasta seis futbolistas (Jordi Alba, Pedri, Ansu Fati, Dembelé, Agüero y Braithwaite). Para un recién ascendido como el Mallorca no poder contar con Raíllo, Suso, Sedlar, Ruiz de Galarreta o Ángel Rodríguez es un lastre y, pese a todo, supo mantener su portería a cero frente al Villarreal, que, además de la baja de última hora de Gerard Moreno, tampoco pudo contar con Raba y Chukwueze, este último por una lesión en el muslo. Bordalás, técnico del Valencia, no pudo echar mano de Gayá, Piccini y Álex Blanco, todos con problemas musculares, ni de Cheryshev, con un esguince de rodilla. Ancelotti, por su parte, que ahora se ha quedado sin Carvajal, ya tenía las bajas de Mendy, Marcelo, Kross, Bale y Ceballos. Tampoco Paco López en el Levante está para sonreír. En el duelo ante el Elche fueron baja Bardhi (lesión en el bíceps femoral), Campaña (lesión en el sóleo), Melero (problemas musculares), Soldado (lesión en los isquiotibiales) y De Frutos (esguince de rodilla). A todos estos hay que unir la lesión de Malsa, que terminó el partido con molestias en el sóleo derecho. En el conjunto ilicitano se ausentaron Lucas Boyé, con una sobrecarga en el aductor, Bigas, con un esguince de rodilla, y Jony Álamo. El choque entre el Atlético de Madrid y el Athletic también estuvo marcado por las bajas en ambos equipos. Simeone no pudo contar con Koke y Lemar, ambos con una elongación en el cuádriceps, mientras que Marcelino no pudo hacer lo propio con Nolaskoain, Yerai, Yuri y Sancet.

Y podríamos seguir. Javi Calleja, entrenador del Alavés, no ha podido echar mano en la última jornada de Pacheco, Javi López, Lejeune, Edgar Méndez y Pere Pons, este último con una lesión en el aductor. Su homólogo en el banquillo, Jagoba Arrasate, se quedó sin la participación de Kike Barja por una distensión en la fascia plantar. Manuel Pellegrini, que se quedará sin la participación de Víctor Ruiz al menos un mes, ya no pudo contar para su partido ante el Espanyol con Miranda, con molestias en los isquiotibiales, Bartha (lesión muscular), Sabaly (lesión en el recto anterior) y Lainez, esguince de tobillo. Vicente Moreno, por su parte, no pudo contar con Oier Olazabal, Calero, David López, Javi Puado y Yangel Herrera. Mientras que Álvaro Cervera echó de menos a Akapo, Perea, Jon Ander Garrido y Jose Mari en la victoria ante el Celta por 1-2. Míchel no pudo tirar de los lesionados Arambarri, Sandro y Abdulai, mientras que Andoni Iraola, de Martín Merquelanz.

Así las cosas, entre los lesionados de la propia jornada, y los que ya se la iban a perder por lesión, estamos hablando de un total de 78 futbolistas KO. Una barbaridad

noticias de noticiasdegipuzkoa