Mikel Orbañanos
Entrenador de Hondarribia

Bandera de La Concha | Mikel Orbañanos: "A pesar del pequeño fallo, supimos darle la vuelta a la situación"

07.09.2021 | 00:41
Bandera de La Concha | Mikel Orbañanos: "A pesar del pequeño fallo, supimos darle la vuelta a la situación"

Hondarribia fue la embarcación más rápida de la primera jornada de La Concha y está más cerca de obtener su cuarto triunfo consecutivo en la bahía donostiarra

Donostia – El técnico de la Ama Guadalupekoa, Mikel Orbañanos, es consciente de que Hondarribia tiene un poco más cerca la victoria en la presente edición de la denominada Olimpiada del remo, pero, fiel a su carácter, no se fía y quiere mantener los pies en la tierra. El oriotarra insiste en no dar nada por hecho antes de bogar en la segunda jornada de la Bandera de La Concha habida cuenta de las remontadas que se han dado a lo largo de la historia de la mejor competición arraunlari.

Primera jornada finalizada con victoria. Estarán contentos en el equipo.

–Así es. Todos estamos muy contentos. La mañana no empezó como queríamos con el problema que tuvimos en la salida, pero después supimos dar nuestro 100% y darle la vuelta a la situación.

¿Qué pasó? Algunos creen que los favoritos no se ponen nerviosos.

–Más que nerviosos, lo que teníamos eran ganas de salir, y se vio nuestra intención. Tuvimos un pequeño fallo con el semáforo y dimos antes de tiempo la primera palada. Fue una pena porque no fue algo que hiciéramos queriendo. Por nuestra parte solo podemos decir a todos que lo sentimos, pero son cosas que pasan en el deporte y que seguirán pasando. Nos dio mucha pena porque creo que en el momento en el que tuvimos el fallo, cinco o diez minutos antes de la siguiente salida había mejores condiciones para remar.

¿A pesar de eso, ayer fue una mañana para remar?

–Creo que las condiciones para remar eran muy buenas. Había un poco de viento del este, y por eso en la salida las calles uno y dos estaban un poco más protegidas, pero después en el mar todo se igualó. La mañana era buena para marcar buenos registros, y normalmente con ese escenario las ventajas obtenidas no suelen ser muy grandes. Un campo de regateo rápido no suele dejar grandes diferencias.

La sensación fue de que la calle cuatro era más exigente para salir y ligeramente mejor para volver. ¿Cuál fue su valoración?

–Así es. Considero que en el primer largo desde las primeras calles se salía un poco mejor; luego todo se igualaba; y que desde la cuatro se volvía ligeramente mejor. Como te digo, las primeras calles estaban un poco más protegidas por el viento y quizás las corrientes, pero no creo que las diferencias fuesen muy grandes entre las calles.

Es positivo su análisis entonces.

–Sin duda. La valoración es muy buena. La pequeña sanción sufrida pienso que nos podía afectar psicológicamente, pero, como no tenía marcha atrás, decidimos no darle más importancia y hacer la mejor regata posible. Creo que lo conseguimos y que cerramos una gran actuación pese al fallo del arranque.

Queda la segunda jornada, pero están más cerca de la cuarta Concha consecutiva.

–Tenemos muchas ganas de conseguirla y de seguir demostrando que somos una trainera a la que se le han dado muy bien las aguas donostiarras en los últimos años. Este año 2021 sentimos que nuestra trainera viene muy bien de vuelta a la bahía, y eso nos da mucha confianza para hacer una buena actuación cada vez que remamos en La Concha.

Hondarribia ya ganó cuatro Conchas consecutivas entre 1965 y 1968, ¿les ha retado ya alguno de sus tripulantes para igualar su propia marca?

–Estoy seguro de que todos quieren que les igualemos y que Hondarribia vuelva a ganar. Ellos, los de aquella época, también tuvieron una buenísima racha, sí. Pero pienso que los números y las estadísticas son para mirarlas con posterioridad y nosotros no las miramos. Estamos centrados en volver el domingo y tratar de dar nuestra mejor versión. Si conseguimos eso, estaremos todavía más cerca del triunfo.

Una de las claves de la segunda jornada será empezar desde cero, pero ¿tiene algo más en mente?

–La clave más importante será hacer bien nuestro trabajo. Si lo hacemos, creo que estaremos en la lucha por la victoria casi seguro. Esa es la única presión que tendremos el domingo: la de hacer bien nuestro trabajo. Tenemos remeros de mucha experiencia en el bote y que están acostumbrados a citas importantes como esta. A partir de ahí, trataremos de cerrar una buena actuación.

Sobre la mar: ¿Calmada o movida?

–No nos importa realmente. Estaría bien que las diferencias no fuesen muy grandes y que dentro de una igualdad, como siempre, que gane el mejor.

¿Si tuviese que pedir una calle, cuál sería?

–Esto te lo podría decir el mismo día de la regata y pocas horas antes de ella. No hay ninguna calle que sea mejor siempre. Hay que analizar muchas cosas como la dirección de las olas o el viento, por ejemplo. No siempre la calle buena es la cuatro o la uno. El análisis hay que hacerlo el mismo día y entonces se podrá decir cuál requiere más exigencia que otras.

No nos olvidemos de los aficionados. ¿Han notado la vuelta del público?

–Sí. Hemos notado más que el año pasado a nuestra afición. Tengo ganas de que la situación siga mejorando y de que los aficionados sigan pudiendo acercarse a las regatas para conseguir finalmente volver a ver las competiciones llenas. Pero nosotros ya hemos notado la vuelta de nuestra afición.

"Creo que las condiciones en el momento del fallo eran mejores y solo podemos decir que los sentimos"

"Cuando el escenario es bueno para marcar buenos registros, las diferencias nunca son grandes"

"No pienso que hubiese mucha diferencia entre las calles, y fuera de la bahía todo se igualó mucho"


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa