Muerte de Asier Niebla | Veredicto del jurado: "homicidio" con agravante de violencia de género

El jurado popular ha deliberado durante este jueves y viernes

18.12.2020 | 23:18
El acusado por la muerte de Asier Niebla, Jonathan Lorenzo, durante la vista oral.

El tribunal del jurado encargado de enjuiciar el caso de la muerte de Asier Niebla ha determinado este viernes que el acusado es culpable de un homicidio con dolo eventual y con la agravante de haber cometido los hechos por "motivo de género".

El joven de Urnieta Asier Niebla, de 28 años, falleció el 11 de octubre de 2018, tras permanecer dos meses en estado de coma en el Hospital Donostia, donde había sido ingresado el 12 de agosto de 2018 con un fuerte golpe en la parte posterior de la cabeza.

El incidente se produjo sobre las 5.00 horas de aquel día, la primera jornada de las fiestas de la Semana Grande donostiarra, cuando Niebla se encontraba charlando con una chica en el exterior de un bar de la Calle Perujuantxo de la Parte Vieja y fue golpeado por el exnovio de la joven, tras lo que cayó al suelo.

Después de seis sesiones de juicio, repartidas en dos semanas distintas en la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa, el pasado jueves los miembros del jurado iniciaron sus deliberaciones para pronunciarse sobre si, como defendía la Fiscalía, los hechos eran constitutivos de un delito de homicidio con dolo eventual; si, como mantenían la familia del fallecido y el Ayuntamiento de Urnieta, se trataban de un asesinato; o si, como decía la defensa, eran constitutivos de un delito de lesiones.

Asimismo, el jurado tuvo que deliberar sobre la posibilidad de que en el caso concurrieran las agravantes de "ensañamiento" y "razón de género" propuestas por las acusaciones particular y popular, y las atenuantes de intoxicación por alcohol y drogas; de haber actuado en un "arrebato pasional"; de haberse entregado voluntariamente a la policía; de haber reparado el daño causado, y de dilaciones indebidas solicitadas por la defensa.

En función de todos estos factores, las peticiones de condena variaban desde una pena menor propuesta por la defensa, hasta los doce años de cárcel demandados por la Fiscalía y los veinte reclamados por la familia Niebla y el Consistorio urnietarra.

Tras intensas horas de deliberaciones, finalmente a primeras horas de esta noche, el jurado se ha decantado por la opción del homicidio con dolo eventual, propuesta por la Fiscalía, ya que a su entender, el agresor era consciente de que con la acción de golpearle "creaba un riesgo" para la vida de Asier.

Asimismo, ha admitido la "agravante de género" que pedían las otras dos acusaciones, si bien ha rechazado la agravante de ensañamiento y todas las atenuantes demandadas por la defensa. Conviene recordar que la familia había reclamado que Asier Niebla fuera declarado víctima de este tipo de violencia.

Vistilla y peticiones de condena

Tras la lectura del veredicto y la disolución del jurado, la magistrada presidenta ha convocado una vistilla en la Fiscalía y la defensa han demandado una pena de doce años y medio de reclusión para el acusado, mientras que la acusación particular que ejerce la familia y la acción popular en representación del Ayuntamiento de Urnieta han reclamado quince años de prisión.

Este es el segundo juicio celebrado por un tribunal del jurado en Gipuzkoa, con la adopción de un minucioso protocolo de medidas sanitarias contra la propagación de la covid-19, tras el confinamiento decretado por la pandemia el pasado mes de marzo.

La vista oral

La vista oral arrancó el pasado 10 de diciembre con la declaración del acusado, Jonathan Lorenzo, en cuya defensa alegó que no propinó a Niebla "un golpe mortal", sino "un golpe mal dado".

La tercera sesión trajo el testimonio de Patricia Ituarte, exnovia de Jonathan Lorenzo y la mujer con la que Niebla se encontraba en el exterior del local de la Parte Vieja donostiarra donde sucedieron los hechos. Ella aseguró que Lorenzo propinó un golpe "en la cara" y "de frente" al joven de Urnieta que no pudo ver a su agresor ni tuvo capacidad de defenderse y recalcó que el acusado "tenía unos celos enfermizos".

Una de las sesiones más desgarradoras de la vista oral fue la cuarta, cuando declaró el hermano del fallecido, Juanjo Niebla. "Esto no se arregla con un 'lo siento'", señaló, al tiempo que aseguró no ver al acusado "arrepentido".

En la quinta sesión del juicio comparecieron dos forenses que sostuvieron que las lesiones mortales que sufrió Niebla fueron consecuencia de una caída hacia atrás contra el suelo que le provocó un traumatismo craneoencefálico con dos líneas de fractura.