komunikazioa

Cinco episodios más y se ‘cuelga’ el teléfono

03.07.2020 | 01:01
La gran villana de la serie: doña Carmen Benavides de Cifuentes.

“Más acción y más muerte” es lo que prometen sus protagonistas en el final de ‘Las chicas del cable’, la primera serie española original de Netflix, que llega hoy.

madrid, 1939. Lidia, Marga, Carlota y Óscar dirán adiós a partir de hoy, tras cinco temporadas a Las chicas del cable. Las cuatro jovencitas que trabaron amistad en la compañía telefónica en 1928 fortalecen más su relación para salir airosas del centro de reeducación en el que Carmen las tiene presas. "Más acción y más muerte" es lo que prometen, según sus protagonistas, para el final de la primera serie española original de Netflix. Las chicas del cable se abren camino en la desgarradora posguerra civil para cerrar su historia, que tendrá un final "apoteósico, digno y justo", según las actrices. Luchadoras, valientes, pero sobre todo amigas, las chicas del cable llegarán al final de su historia tal y como comenzaron: juntas. Si algo han demostrado en cinco temporadas es que la amistad está por encima de todo. Con el lema No es por nosotras, es por todas, la serie narra una historia de amistad y de compromiso entre mujeres que ha conquistado al espectador mundial. "Esta va a ser una temporada en la que el vínculo de la amistad, que ya tenían anteriormente, se va a reforzar más porque los acontecimientos son más complicados y personas como Doña Carmen (Concha Velasco) se lo van a poner muy difícil, por lo que esa amistad se va a notar más. Vamos a luchar todas a una, en comunidad", apunta a Efe Nadia de Santiago, que interpreta a Marga.

con la boca abierta Carlota (Ana Fernández) volverá a liderar la lucha reivindicativa y Marga intenta aportar su granito de arena mientras espera la llegada de su bebé. "El contexto en el que se están moviendo las chicas es más crítico que otras temporadas, qué mejor momento para seguir apoyando esa lucha de la mujer que han predicado en radio, discursos y bares. En los últimos cinco capítulos se van a reflejar muy bien esas ideas y sentimientos", señala Fernández. El desenlace dejará a los espectadores "con la boca abierta. No podemos decir si será feliz o no, para descubrir eso hay que verlo, pero sí puedo avanzar que va a ser bastante impactante. Nosotras estamos muy orgullosas del final, era importante terminar de esta manera, va a ser muy justo", asegura. Estos cinco episodios van a dar un final cerrado a la historia de los personajes de Lidia (Blanca Suárez), Óscar (Ana Polvorosa), Carlota (Ana Fernández), Marga (Nadia De Santiago) y Sofía (Denisse Peña).

Los nuevos capítulos se sitúan siete meses después del final anterior, cuando Lidia sufre la venganza de Carmen (Concha Velasco) en un centro de reeducación (lugares de detención donde se internaba a las personas que se oponían al régimen de Franco). Sus amigas deciden rescatarla con ayuda de Francisco (Yon González). "Vamos a ir hasta donde haga falta para acabar con Carmen", afirma Suárez, y Concha Velasco agrega: "La rabia y la sed de venganza van a hacer que sea aun más mala malísima". Un personaje, el de Doña Carmen, que ha significado mucho para Velasco, resalta la actriz. "Ha significado mucho para mí, tanto que lo considero el más importante de toda mi carrera. He tenido tan buena relación con todo el equipo y me lo he pasado tan bien que para mí este personaje significa mucho", afirma rotunda la veterana actriz.

En estos últimos cinco capítulos, Sofía se encarna en una chica del cable más, aceptando más responsabilidades de las que le corresponden, con tal de "salvar a su familia". "Las chicas siempre se las apañan para salir de todo pero esta vez quería echar una mano, así que con su ayuda me voy a infiltrar en el centro de reeducación como enfermera y ayudar desde dentro a acabar con Doña Carmen", explica Peña. Junto a ella, cinco jóvenes actrices que desde 2017 han dado vida a las chicas del título, que forjaron su amistad como operadoras en la España de los años 20 y que, unidas se enfrentaron al machismo, a la cárcel, a secuestros, atentados e incluso a la muerte de una de sus compañeras. Ana Fernández y Ana Polvorosa hacen balance de 42 episodios. Sus personajes han sido los más reivindicativos de la serie, tanto en el papel de la lucha por los derechos de la mujer como en los derechos LGTBI+, y se muestran "muy orgullosas" de todo lo que han construido en este tiempo.