kirolak

El Real-Osasuna se jugará en Anoeta

cambiosen el lugar y la hora del amistoso, que se disputará a las 20.30 y será televisado

30.08.2020 | 01:44

donostia – Nuevo cambio en la planifiación de amistosos de pretemporada de la Real. Si el partido de ayer contra el Huesca fue una improvisación de última hora por el positivo por COVID-19 de uno de los integrantes de la plantilla txuri-urdin, que obligó a la Real a anular los amistosos que debía jugar ayer y el viernes en Portugal contra el Rio Ave y el Famalicao, ahora hay que sumarle el cambio de lugar y hora del Real-Osasuna del próximo sábado, día 5. El encuentro, que servirá para decidir al ganador de la Euskal Herria Txapela, que disputan los dos mejores clasificados euskaldunes de la pasada temporada en Liga, se disputará finalmente en Anoeta a las 20.30 horas, según ha podido saber este periódico.

Además, es muy probable que el partido sea televisado por ETB, además de por el canal oficial de la Real (Real Sociedad TV), como está siendo habitual durante toda la pretemporada realista. Por tanto, será un sábado largo para la Real, ya que por la mañana recibirá en Zubieta al Alavés (11.00) y después tendrá casi siete horas de descanso antes de enfrentarse al equipo rojillo, su último rival en esta corta pretemporada.

Los de Imanol jugarán tres días antes al Villarreal en casa del submarino amarillo, en el que finalmente será el único desplazamiento de esta temporada fuera de Donostia.

Un viejo conocido de la Real como Unai Emery y su nuevo equipo, muy potenciado este verano con fichajes como los de Dani Parejo, Francis Coquelin y Take Kubo, se presentan como el mejor test previo para esta Real antes de encarar una de las temporadas más ilusionantes de la parroquia txuri-urdin de los últimos años. Cinco competiciones, una final de Copa –cuya fecha aún está por concretar– y una plantilla que, con la llegada de Silva, puede, quiere y debe aspirar a volver a repetir una clasificación liguera que le lleve de vuelta a Europa. Septiembre ya está aquí.

El equipo tendrá algo más de siete horas de descanso entre el partido matutino ante el Alavés y el de la noche contra los rojillos