Donostia ciudad

El Ayuntamiento de Donostia saca del congelador 58 obras sin arrancar por la pandemia

La institución activa 14 millones retenidos hasta aclarar la situación de las cuentas municipales

01.12.2020 | 17:40
Paseo de La Concha sin tráfico junto al bidegorri que será rematado

Las inversiones previstas para este año y paralizadas por la pandemia empiezan a reanudarse

Un total de 58 obras cuya ejecución quedó suspendida a causa de la pandemia de coronavirus volverán a la agenda de actuaciones del Ayuntamiento, después de que la institución local haya decidido desbloquear 14 millones de euros destinados a estas inversiones, que estaban retenidos hasta conocer el efecto económico de la pandemia en las arcas municipales.

La plaza de Arteleku, en el nuevo barrio de Txomin Enea, que fue encargada a un arquitecto e incluyó después propuestas ciudadanas, con un coste total previsto de 1,7 millones de euros, es una de las actuaciones de mayor precio que siguen ahora su curso, al igual que la reforma de la plaza de los Estudios, de Amara (850.000 euros). También salen del congelador otras obras previstas como la de protección del bidegorri de La Concha (761.000 euros), la reurbanización del entorno del nuevo polideportivo de Altza (900.000 euros) o la rehabilitación de los torreones del teatro Victoria Eugenia (130.000 euros).

La reactivación de 14 millones de euros para distintas actuaciones (el presupuesto de inversiones superaba los 64 millones para este año) servirá también para finalizar obras como la del nuevo aparcamiento de las Cocheras de Dbus, el nuevo ascensor de Jolastokieta y la finalización del puente de Astiñene, entre Egia y Loiola.
El alcalde, Eneko Goia, explicó ayer que la decisión de reiniciar estas actuaciones obedece a que "el Consistorio ha definido con mayor nitidez el horizonte financiero y presupuesto de 2020". Asimismo, explicó que la suspensión de las distintas actuaciones previstas en las cuentes de este año se guió "por un criterio de prudencia en la gestión debido a las incertidumbres generadas por la pandemia de la Covid-19 y sus consecuencias económicas".

Ahora, una vez aclarado el estado de cuentas para el presente ejercicio, "toca ejecutar parte de los proyectos de 2020", unas actuaciones, dijo, "que están repartidas en diferentes zonas de la ciudad y supondrán la realización de actuaciones muy necesarias y esperadas por la ciudadanía". "Que el Ayuntamiento pueda materializar parte de sus objetivos es una muestra de que no hemos cancelado nuestras prioridades, aunque estas se hayan reprogramado en función de la situación y las necesidades", recalcó.

Por su parte, la portavoz socialista, Marisol Garmendia, destacó que "en medio de esta crisis sanitaria, es una buena noticia para el conjunto de la ciudad y para los barrios poder sacar adelante proyectos que habían quedado aparcados debido a la situación económica". "Son actuaciones que dejan claro que pese a todo, la ciudad sigue en marcha y afectan a todos los barrios", dijo la corporativa, desgranó también otras actuaciones que han sido reactivadas para equipamientos deportivos y sociales.

Entre estas actuaciones se encuentran la reforma de los campos de fútbol Matigoxotegi y César Benito y otras actuaciones de mejora urbana como el calmado de tráfico mediante la semaforización y creación de una rotonda en el paseo de Herrera, con su presupuesto de 154.654 euros, una obra que fue adjudicada ayer por la Junta de Gobierno.

La reactivación de los fondos económicos del Ayuntamiento permite retomar obras pendientes como la sustitución o renovación de parques infantiles, el mantenimiento del arbolado o las reparaciones de calzada o pintura. También se podrán ejecutar las reformas anunciadas y sin ejecutar en centros educativos los patios de Amara Berri Morlans, ikastola de Intxaurrondo y San José de Calasanz de Altza. También se adecuarán los espacios interiores de Amara Berri Urdaneta y el colegio de Herrera cambiará su carpintería exterior y pintará las fachadas. Otras actuaciones que recuperan su marcha son la mejora e iluminación de puntos críticos de la ciudad, las labores de mantenimiento de la Casa de las Mujeres y distintas mejoras de rehabilitación energética de edificios.