bertan

Las mejoras aprobadas para los patios de colegios, en la incertidumbre

Altza Ikastetxea, Morlans de Amara Berri y Herrera tienen proyectos de mejora sin fecha de inicio por ahora

23.03.2020 | 01:05

donostia – Varias obras de mejora de patios y edificios escolares de Donostia, propiedad del Ayuntamiento, se encuentran actualmente en la incertidumbre, a causa de la epidemia de coronavirus, que puede dejar en suspenso numerosas contrataciones para centrar la labor municipal en cuestiones urgentes.

En el caso de los centros escolares, las obras tienen la particularidad de que se tienen que llevar a cabo en verano, durante el periodo de vacaciones escolares, para que no interfieran en el día a día del alumnado una vez comenzado el curso. Sin embargo, la situación generada con la epidemia del COVID-19 pone en duda la ejecución de las obras este verano.

El pasado martes, la Junta de Gobierno de Donostia dio su aprobación a tres proyectos de mejora de colegios, que podrían quedar retrasados. El primero de ellos es de rehabilitación del patio de Altza SJC Herri Ikastetxea, una actuación de gran calado, con un presupuesto de más de 378.000 euros, que no solo incluye el arreglo de los patios que están en mal estado sino, también, la regularización de los niveles existentes entre ellos con el fin de mejorar la accesibilidad en las distintas áreas.

También el centro escolar Amara Berri, de Morlans, tiene un proyecto de obras aprobado, de cerca de 290.000 euros, que pretende reformar totalmente el espacio destinado a los juegos. En este caso, el objetivo de la obra es restar importancia a los juegos de balón, como el fútbol, para crear otros entornos de entretenimiento y diversión. La propuesta, que ya obtuvo luz verde y que solo estaba a falta de que se resolviera el concurso para la obra, prevé dividir el patio en dos zonas del mismo tamaño. Una de ellas serviría para jugar al fútbol y otros deportes, mientras que en la otra, dotada de un graderío, se podrían llevar a cabo otro tipo de juegos, actividades y descanso.

También el colegio de Herrera tiene un proyecto de mejora, en esta ocasión, para sustituir la carpintería exterior y pintar las fachadas, por un importe de 210.000 euros. En este caso, la obra, más sencilla, se puede ejecutar en dos meses.