desveda

La Federación Española aprueba un ambicioso presupuesto para defender la actividad cinegética

El nuevo presidente, Manuel Gallardo, logra un amplio respaldo a su propuesta económica, que roza el millón de euros

02.04.2021 | 00:02
Medidas como la moratoria de la tórtola dependen en gran medida de las políticas establecidas en Bruselas. Foto: N.G.

donostia – Hace apenas mes y medio que Manuel Gallardo accedió a la presidencia de la Real Federación Española de Caza y desde el primer momento se ha puesto manos a la obra para afrontar los inminentes retos que rodean a la actividad cinegética. Por el momento ya cuenta con un nuevo presupuesto, de casi un millón de euros, que fue aprobado el pasado viernes por amplia mayoría de los 69 participantes en la Asamblea General Ordinaria que se desarrolló de forma telemática.

Los 989.700 euros presupuestados suponen un considerable incremento con respecto a los 743.000 euros del ejercicio anterior, y "el montante total será aportado en su integridad por los propios cazadores", según subraya Gallardo, ya que el único ingreso externo que recibirá la Federación será "el que se prevé que llegue desde el Consejo Superior de Deportes, que será de unos 22.000 euros".

El nuevo responsable del organismo federativo destaca, además, que, a pesar de tratarse de una cantidad importante, "la Federación es una entidad económicamente saneada" y apunta que su aprobación les permite disponer de "un documento trascendental, ya que constituye la hoja de ruta del proyecto o del programa que queremos desarrollar" durante el ejercicio actual. Además de establecer los ingresos y los gastos previstos, también marcará las directrices del trabajo que se quiere desarrollar.

Uno de los aspectos que ha propiciado el incremento del balance económico presentado para el presente ejercicio está motivado por la considerable partida destinada al apartado competitivo, debido en gran parte a que los diferentes campeonatos de España se van a gestionar directamente desde la propia entidad. Para este apartado está prevista una cantidad de 196.000 euros, a los que deben añadirse otros 44.000 euros consignados para costear los gastos de participación en competiciones internacionales.

Ser influyentes Aunque en la Asamblea se aprobó también el calendario de competiciones, las fechas y los lugares en los que se disputarán los diferentes campeonatos no dependerán únicamente de la RFEC, sino que estarán condicionadas por la situación sanitaria del país y de cada comunidad autónoma.

Una de las partidas más importantes establecidas para este año será la destinada a la comunicación externa de la RFEC, que tiene como objetivos fundamentales "dar a conocer el sector, ser influyentes y dar respuesta a todos los ataques que se hacen a la actividad cinegética desde otros órganos".

Para canalizar estas cuestiones se prevé la creación de un gabinete de comunicación que, en opinión de Gallardo, constituye "una herramienta fundamental en cualquier organización". De hecho, adelanta que este apartado "incluso contará con un área jurídica a tiempo completo que, a pesar de estar integrada por personal de la Federación, acarreará un considerable incremento del capítulo de gastos".

Investigación También el capítulo destinado a la investigación relacionada con la actividad cinegética tendrá un notable incremento ya que está previsto que triplique la cantidad que se gastó el pasado año. Para desarrollar este tipo de estudios la Federación mantendrá una estrecha relación con Fundación Artemisan, de cuyo Patronato forma parte la propia Federación.

Aunque la asignación para este apartado se triplicará hasta alcanzar los 35.000 euros, la pretensión de Gallardo es que, "en la medida de lo posible, ese coste sea sufragado con fondos externos aunque, como sucede en cualquier presupuesto, existen varias partidas que van a ser transversales".

El seguimiento que la RFEC hace de las políticas verdes y cinegéticas establecidas desde Bruselas para toda Europa, ha llevado a incorporar al presupuesto los gastos generados por reuniones, viajes y otras actividades, tales como el coste que supone contar con un asesor permanente en la que está considerada como la capital de la Unión Europea.

Además, el organismo que preside Gallardo forma parte de la Federación de Asociaciones de Caza y Conservación de la Unión Europea (FACE), que centra sus actividades en la promoción en Europa de la actividad cinegética, y en la defensa y representación de los intereses del sector, ya que "la caza tiene hoy y va a tener en el futuro importantes problemas".

De hecho, cuestiones que afectan directamente a la actividad cinegética, como es la moratoria relacionada con la tórtola, el reglamento del uso del plomo o el cumplimiento de los criterios de biodiversidad en 2030 están condicionadas por las políticas que se establecen desde Bruselas.

Se destinarán 196.000 euros al apartado competitivo, debido a que los diferentes campeonatos de España se gestionarán desde la entidad