Rutas por Euskal herria

La cara más salvaje de la sierra de Aralar

17.08.2021 | 23:33
La cara más salvaje de la sierra de Aralar

Tal vez las Peñas de Intzartzu constituyan el Aralar más recóndito y olvidado. Coronar su cota más alta, el Arastortzeko Gaina, es sencillo, pero progresar desde ella a través del karst oculto por la hierba para poder hollar las otras dos peñas, ya es otra historia.

E sta ruta parte del barrio de San Martín de Ataun. A 200 metros de la iglesia, en dirección a Navarra, tomamos un desvío que sube a la izquierda y pasa junto a una fuente. Giramos a continuación a la derecha y vemos las balizas blancas, rojas y amarillas que debemos seguir. A los pocos metros abandonamos la carretera para, por la izquierda, meternos por una senda (GR y PR), que sale a una carretera (20 min). Las marcas nos indican que giremos a la izquierda. Ascendemos una curva y salimos a una pista forestal con señales verdes a los diferentes caseríos de la zona, así como amarillas. Nosotros continuamos por la marcada como Intxusti, a nuestra derecha (PR-Gi 2002).

Llaneamos durante varios kilómetros en paralelo a la regata de Errekarte. Hacemos caso omiso de los desvíos a nuestra derecha y ascendemos para llegar al collado de Lasarte, cruce de numerosas pistas y sendas (405 m, 35 min). Tomamos la senda más estrecha, la que queda a nuestra derecha y que desciende ligeramente, señalizada con un aspa blanca y amarilla en un árbol.

En la primera curva la abandonamos por un desvío a la izquierda que sube en componente oeste y que, tras virar, termina en el collado de Errekarte (560 m, 1 h 10 min). Continuamos por la senda de la derecha que entra en un bello hayedo. Salimos del bosque a unos inclinados pastos de hierba alta que debemos atravesar con cuidado, ya que ocultan el incómodo karst. Así, alcanzamos la cima del Arastortzeko Gaina o Arastortz (827 m, 1 h 50 min), con un curioso buzón piramidal de acero. Hacia el noreste las amplias vistas van hacia el Larrunarri y el cordal que desde el Kilixketa va al Uarrain.

Son numerosas las leyendas de esta zona conocida como Peñas de In-tzartzu. Según un relato de Joxemiel Barandiaran —oriundo de Ataun— en esta montaña se esconde un gran tesoro enterrado a poca profundidad. Tan poca, que la pezuña de una cabra lo podría tocar. Dicen que en la mañana de San Juan los primeros rayos del sol inciden en su localización.

Para alcanzar la segunda de las cimas, Intzartzu, un imponente colmillo rocoso, es aconsejable no progresar por el borde del cortado, ya que es laborioso y peligroso. Es mejor descender unos metros la ladera norte para avanzar, aunque no hay una senda clara que recorrer y también se hace incómodo.

Intzartzu es una de las cimas más escarpadas y abruptas de la sierra de Aralar. Progresamos hasta su base por el bosque y alcanzamos el collado que nos deja al pie de la cresta final, con un buen cortado a la izquierda. Es una trepada sencilla, aunque expuesta en algunos tramos, por lo que extremamos precauciones. Una alternativa es ascender por la empinada ladera herbosa de la derecha sin acercarnos al vacío. La cumbre (811 m, 3 h) está coronada por un buzón y sobre ella acostumbran a volar numerosos buitres.

Regresamos al collado, progresamos por el bosque hasta la tercera de las cimas, Aizkoate, también con un buzón (735 m, 3 h 20 min).

Para regresar a Ataun, descendemos por fuerte pendiente a través del bosque situado al norte de Aizkoate, una abrupta bajada hacia el oeste por un terreno de hierba y piedras sin senda alguna. En la linde del bosque nos topamos con una pista forestal (400 m, 4 h 10 min). Giramos a la izquierda y descendemos por ella. Tras pasar un caserío salimos a la carretera, que, tras varias revueltas, nos devuelve a Ataun.

Cueva de Troskaeta

Un momentáneo desvío en la ruta nos posibilita la visita. Aproximadamente a 510 metros de altitud (1 h desde Ataun), cuando ascendemos por la pista ya próximos al collado de Errekarte, tenemos que buscar a la derecha un cartel clavado en un pino que pone Troskaetako Koba. Desde este punto no resulta sencillo llegar a ella, ya que deberemos subir bosque a través por una empinada ladera, sin senda alguna, hasta alcanzar unas gradas rocosas. En la parte derecha de las mismas buscaremos la pequeña oquedad que da acceso al interior de la cueva. Esta alcanza 1.000 metros de desarrollo y 70 metros de desnivel, y se cree que hace unos 20.000 años fue morada del oso cavernario (Ursus spelaeus). Al igual que la de Sarastarri, también cuenta con una laguna. En los tramos más complicados está equipada, pero, desgraciadamente, también veremos antiestéticas pintadas fruto del ego y la inconsciencia de algunos intrusos. Para poder recorrer esta magnífica cueva en su totalidad hay que estar convenientemente equipado y preparado.

guía práctica

Ruta circular. Cimas: Arastor-tzeko Gaina (827 m), Intzartzu (811 m) y Aizkoate (735 m).

Punto de partida: Barrio de San Martín en Ataun (Gipuzkoa).

Tiempo total aproximado: 4 h 30 min.

Distancia: 10 kilómetros.

Desnivel positivo acumulado: 690 m.

Dificultad: Alta. Hasta la primera cima no ofrece dificultad alguna, ya que se realiza por pistas y sendas evidentes. Pero el ascenso a Intzartzu y el brusco descenso por bosque tras coronar Aizkoate hacen que esta ruta esté reservada a montañeros experimentados.

Época recomendada: Cualquiera, siempre con el terreno seco y sin nieve.


Rutas por Euskal Herria


DEL LIBRO: Parque natural y sierra de Aralar

TEXTO Y FOTOS: Juanjo Garbizu


noticias de noticiasdegipuzkoa