Laga: ancestral arenal todavía salvaje

Se trata de uno de los más bonitos de la costa vasca, en el que destaca el ambiente surfero

28.05.2021 | 12:48
'Paddle surf' en un día excepcional sin olas.

El verano llama a la puerta con olor a turismo de cercanía y con la posibilidad de que sea en furgoneta o autocaravana como hotel de mil estrellas. En nuestra bella costa vasca hay una playa que seduce por su enclave geográfico, sin edificación urbana en su medio kilómetro de arenal. Durante todo el año es lugar de sueños para quienes pernoctan en sus alrededores, ya que la ley de costas no permite pasar la noche acampado de ninguna forma en su aparcamiento.

En la lejanía de la memoria quedan ya aquellos estacionamientos que disfrutábamos en furgoneta sobre la loma de la playa con el horizonte de la isla Izaro -sí, aquella cinematográfica de Izaro Films- y la Gaviota, plataforma de Enagas, situada a ocho kilómetros de nuestras pupilas.

La playa dunar de Laga es de película, y algunos atardeceres son para enmarcarlos, aunque siempre somos más dados a alabar los que se dan en países lejanos, exóticos. Muchas veces nos vamos de nuestras playas en su mejor momento, lo que no haríamos en otros lugares.

Este arenal se ubica en la siempre recomendable Reserva de la Biosfera de Urdaibai, comarca vizcaína de Busturialdea, y bajo el cabo de Ogoño, pared de 279 metros que los escaladores suelen hollar, así como hay personas que se lanzan en parapente desde esta preciosa mole que preside tan afortunado litoral. Todo ello emplazado en el término municipal de Ibarrangelu, al que también pertenece, por ejemplo, la playa de Laida, lugar perfecto para la práctica del windsurf y también del surf.

Laga es más salvaje, con 574 metros de arena algo gruesa y dorada, abierta al mar. Quien se acerque a ella caerá en la razón de por qué es uno de los arenales más bonitos de la costa vasca. La persona visitante se topará a su llegada con un ambiente positivo en un núcleo surfero de apasionados del deporte de las olas llegados de Gernika-Lumo, Durango, Amorebieta-Etxano, Bilbao, y también de incontables partes del mundo. Surfistas internacionales -con furgonetas y autocaravanas- ascienden a las crestas acuáticas en estos días de pandemia. Son habituales las matrículas francesas, alemanas, danesas€ En días de Semana Santa casi superaban en número a los vascos o estatales, que algunos también se dejan caer. Unos y otras confirman que las olas de Laga son cortas e intensas, con picos de izquierda y de derechas. La zona Este del arenal es la más concurrida. Este spot no queda lejos del de Mundaka, catalogado como la mejor izquierda de Europa.

Necesita un swell medio -es decir, mar tendida o mar de fondo- de dirección oeste para empezar a funcionar. Puede aguantar hasta los dos metros. Y para quien le gustaría iniciarse en esta atrayente disciplina deportiva, la playa cuenta con un club de surf y una escuela.

En Laga también se practican otros deportes acuáticos, como skimboarding, la vela, el piragüismo, o en días con el mar plato, como dicen los surferos cuando hay ausencia total de olas, el tan en boga paddle surf. Y si la vida camper te atrae, pero no cuentas con furgoneta, puedes alquilar en las cercanías autocaravanas con la recomendable firma euskaldun Baskervan.eus (teléfono de contacto 623 16 76 86), de Durango. Esta dirección alquila también tablas de paddle surf como un complemento más para tu escapada.

La magnífica playa se sitúa a una distancia de 50 kilómetros de Bilbao, 83 de Vitoria-Gasteiz, 105 de Donostia, 160 de Baiona y 164 de Iruñea. Desde la capital vizcaína, por ejemplo, se debe tomar sentido a Amorebieta-Etxano y desde este municipio cambiarlo hacia Gernika-Lumo. Desde la villa foral ya es un camino con curvas, pero no tan pronunciadas como a otros arenales a pesar de ser una playa que aún conserva su origen salvaje y natural.

La línea A3526 de la ruta de autobús pública Bizkaibus da servicio desde Gernika-Lumo hasta el barrio de Ibinaga (Ibarrangelu) y viceversa, teniendo parada en Laga. La carretera BI-3234 une Gautegiz-Arteaga -localidad con un bonito castillo que llama la atención de quien transita por allí- con Ibarrangelu por toda la costa.

Según algunas fuentes, las tres viviendas privadas enclavadas en la zona de este arenal se prevé que se derriben con objeto de una renaturalización del lugar. Las condiciones higiénico-sanitarias de este litoral suelen ser buenas durante todo el año, según los análisis realizados por el departamento de sanidad del Gobierno vasco. Es una playa muy completa en cuanto a servicios. En los meses de verano cuenta con cuatro socorristas, cinco hondartzainas, duchas -a ver este año si el Ayuntamiento local las pone en funcionamiento-, aseos, el citado restaurante y uno o dos chiringuitos.

En este último año, la carretera ha estrenado la prolongación de un bidegorri en el que se da prioridad al deporte y al peatón. Con esta actuación, se han eliminado lugares sobre los que pernoctaban furgonetas y caravanas.

Desde Laga se ve la playa de Izaro con forma similar al ratón de Getaria. En la aneja y recomendable Laida un magnate contó con una casa de la que hasta hace breves fechas quedaban las ruinas. La mansión, perdida entre el bosque que hay junto al cámping Arketa (teléfono 672 68 34 14) era del propietario de la famosa productora cinematográfica de los años 80 denominada Izaro Films.

noticias de noticiasdegipuzkoa