Real Sociedad - Valencia | Análisis táctico

Los txuri-urdin exploraron distintas fórmulas y utilizaron en menor medida otras vías que podían haberles llevado al éxito

22.11.2021 | 14:40
Una captura de pantalla correspondiente al partido de este domingo.

La Real Sociedad empató este domingo su partido en Anoeta contra el Valencia. El encuentro se vio marcado por la labor arbitral de Melero López, quien expulsó con tarjeta roja directa a Aritz Elustondo en el minuto 75. Sin embargo, la contienda también tuvo su contenido futbolístico, dentro de un contexto de duelo cerrado en su inicio y que fue abriéndose durante la segunda parte.

El punto de partida fue el siguiente para la Real, ante un rival que dio continuidad a lo planteado en los partidos anteriores: repliegue medio del Valencia tapando dentro con tres centrocampistas. Sin embargo, Bordalás introdujo un matiz en cuanto a alturas. Ante el Villarreal actuó con Guillamón de pivote y Wass-Racic delante (amarillo recibe a espalda-costado del propio Guillamón).

Y el Valencia repitió funcionamiento una semana después contra el Atlético de Madrid (azul recibe también a espalda-costado de Guillamón).

Sin embargo en Anoeta, manteniendo la idea, Bordalás se adaptó a la estructura de la Real apostando por un doble pivote Wass-Racic con Carlos Soler por delante. Emparejó a Soler con Guevara, a Racic con Silva y a Wass con Merino. Además, el extremo del ladó débil (Hugo Duro, círculo) basculaba para ayudar dentro.

Apoyada en una gran presión tras pérdida que le permitió dominar la posesión, la Real buscó distintas fórmulas para meter mano a su su rival.

1- Profundidad

El Valencia defendía con un bloque muy corto y una zaga bastante adelantada. La Real buscó la espalda de esa zaga con Isak o con incorporaciones desde segunda línea (principalmente de Merino).


2- Apoyos de Isak

El sueco buscó recibir entre líneas a la espalda, al costado o incluso en medio del doble pivote del Valencia, con Wass- Racic atraídos por las marcas en la medular que veíamos antes.


3- Conducciones de centrales

Aritz-Le Normand iniciaban en un claro dos contra uno ante Guedes, lo que permitió a ambos superar al punta del Valencia y ganar una altura para intentar desajustar el centro del campo rival.


4- Movilidad interior de Januzaj


La Real intentó con el belga algo similar a lo buscado con Isak (punto 1). Januzaj dejó la banda derecha para moverse por todo el campo, explorar la espalda de los pivotes rivales o atraerles para liberar así a Silva-Merino.


5- Salidas de tres

En el tramo final del primer tiempo, Guevara empezó a incrustarse entre centrales y generó cosas interesantes. La imagen inferior muestra cómo Costa (extremo derecho) saltaba a la presión a Le Normand, y cómo el lateral Foulquier dudaba entre la subida de Rico o el movimiento dentro de Barrenetxea.

El Valencia supo defender todas estas situaciones mostrándose concentrado y muy solidario en las ayudas, ante una Real de la que sorprendió que no intentara hurgar en una herida aprovechada antes, en mayor o menor medida, por Villarreal y Atlético en Mestalla.

Esta situación habla de centrocampistas escorándose a banda en salida, movimiento ante el que el Valencia estaba 'picando' con persecuciones que descompensaban su medular. En la imagen inferior se aprecia a Racic emparejado fuera con Capoué, dejando a Guillamón-Wass solos dentro con un espacio peligroso a la espalda.

Y esta captura muestra cómo, una semana después, Simeone buscó descaradamente sacar de sitio a Racic (persigue a De Paul) para explotar el espacio generado dentro, donde se movieron Griezmann y Correa.

Llamó la atención que la Real apostara por este movimiento en ocasiones contadísimas. Se vio que podía resultar€ En la imagen, Wass persigue hasta la cal a Merino, con Januzaj bien ubicado en la zona blanca a la espalda de Soler-Racic.

Y en esta nueva imagen el propio Racic cae muy fuera para presionar a Guevara, con Silva y Januzaj dispuestos a enredar entre líneas.

El partido empezó a abrirse hacia el minuto 60, generándose un contexto más de ida y vuela, menos controlado. El Valencia pasó a elevar su bloque unos 10-15 metros y a presionar más arriba, tal y como vemos en la imagen inferior.

Tras la expulsión de Aritz, la Real terminó el partido en un claro 4-4-1 con Zubimendi (azul) como central. El partido pudo ganarlo cualquiera en ese tramo final, con acercamientos para ambos y la clara ocasión de Maxi Gómez.

noticias de noticiasdegipuzkoa