Real Sociedad | Análisis táctico del partido contra el Mallorca

El cuadro txuri-urdin supo estrechar su bloque para tapar los pasillos interiores, concediendo las bandas y defendiendo con solvencia los centros laterales

18.10.2021 | 12:45
Una captura de pantalla del partido de este sábado en Anoeta.

La Real Sociedad se impuso este sábado al Mallorca en el estadio de Anoeta (1-0), en partido correspondiente a la novena jornada de Liga. El cuadro txuri-urdin basó su triunfo en su trabajo tras el descanso, cuando, ya con diez jugadores tras la expulsión de Aihen, tapó el juego interior rival, concedió solo las bandas y defendió bien el área.

Antes, los de Imanol habían probado distintas fórmulas para intentar meter mano a un adversario más conservador que de costumbre. Y es que, una vez más, un visitante vino a Anoeta matizando su plan y mostrándose más prudente que de costumbre. En la imagen inferior vemos al Mallorca en la jornada anterior, ante el Levante, soltando a varios futbolistas para defender hacia adelante.

Y en esta segunda imagen vemos a los de Luis García el sábado en Anoeta, desprotegiendo menos su 4-4-2 e introduciendo un matiz importante. Dani Rodríguez y Kang-in-Lee intercambian puestos, con el español tapando mejor dentro y el coreano ubicado en la banda derecha (al contrario que habitualmente).

El bloque del Mallorca intentó ser corto y estrecho, dando prioridad a taponar el juego interior de la Real y a evitar generar pasillos entre líneas yendo a la presión alta. Así actuaron los de Luis Gracía:
-ROJO: Dani Rodríguez (segundo punta) tapa el pase a Guevara.
-AZUL: el pivote del lado fuerte cae a banda para ayudar con el interior de su zona.
-AMARILLO: el otro pivote ocupa el eje.
-BLANCO: bascula el extremo del lado débil para emparejarse con el otro interior txuri-urdin.

La Real encontró muchos problemas para avanzar en los primeros minutos, ante un rival que, manteniendo estructura y futbolistas, cambió sobre todo en cuanto a actitud. Sin embargo, la riqueza táctica txuri-urdin a la que suele aludir Imanol no tardó en aparecer. Y es que la Real intentó provocar una presión más agresiva del rival, mediante fórmulas muy diversas.

1- Salida de 3 con Mikel Merino de central izquierdo.

2- Salida de 3 con Guevara incrustado entre centrales, Merino de pivote único, laterales proyectados y Januzaj-Portu por dentro.

3- Salida de 3 metiendo a Joseba Zaldua de tercer central y dejando todo el carril para Portu (en la imagen inferior ya en la derecha).

4- Apostando por la amplitud mediante centrales abiertos, extremos pisando la cal, e interiores profundos y altos (se aprecia en la imagen inferior el intercambio de perfiles entre Merino-Navarro y Januzaj-Portu).

Lo cierto es que la Real logró su objetivo en parte. Atrajo a futbolistas del Mallorca, arriba o en banda, y pudo encontrar superioridades (BLANCOS). Pero faltó ahí ese penúltimo pase que rompiera la jugada para generar una ocasión clara .

Tras el descanso, ya con 10, la Real se ordenó en un claro 4-4-1 que tocó estrechar por el camino. En esta primera imagen (inferior) se aprecia cómo los extremos (Portu-Janu) defienden bastante abiertos.

Y en esta segunda imagen vemos (líneas blancas) cómo el bloque realista tuvo que comprimirse y estrecharse para tapar dentro. Era lo que procedía ante un Mallorca que juntaba en zona interior a los dos puntas y a los dos extremos (círculos), y que dejaba toda la banda a los laterales (flechas).

La Real logró que el rival apenas enganchara en pasillos interiores, permitiendo, eso sí, que el Malllorca avanzara por fuera y enviara numerosos centros laterales. Ahí Aritz y Le Normand, importantísimos, se mantuvieron muy firmes defendiendo el área.

El equipo aguantó bien y logró el gol para sellar la victoria. Dentro de la dificultad que entrañaba el partido, estuvo poco fina la Real en el primer tiempo. Tras el descanso, supo lograr que ocurrieran pocas cosas en el encuentro y que una de ellas le sonriera.

noticias de noticiasdegipuzkoa