kirolak

Getafe-Real Sociedad | La vida del 'europeo'

La Real, con el recuperado Oyarzabal en la convocatoria, inicia en Getafe una nueva fase de la temporada: tras dos semanas 'limpias', vuelve a compaginar Liga y Europa

14.02.2021 | 00:15
Mikel Oyarzabal charla con Martín Merquelanz durante el entrenamiento del pasado miércoles. Foto: Ruben Plaza

donostia – Llega la época de las pruebas del algodón. Y la Real se enfrenta este mediodía a una de las más serias. Visita al Getafe en el Coliseum. Como equipo europeo que son, los txuri-urdin alcanzan febrero dispuestos a compaginar la Liga y su periplo continental, con el campeonato doméstico inmerso ya en su segunda vuelta y equipos de la zona media-baja muy necesitados de puntos. Esta circunstancia dificulta sobremanera los partidos de los domingos, por mucho que todos los sentidos estén puestos en lo que toca. Con todo un Manchester United en el horizonte y un rival como el equipo de Bordalás enfrente, cuesta llegar a los balones con esa milésima de antelación, cuesta acometer las disputas con ese punto superior de intensidad, cuesta defender con esa dosis adicional de concentración. Hablamos de retos importantes que los de Imanol tratarán de solventar hoy con éxito, conscientes además de que (ojalá) este panorama alternando dos torneos puede prolongarse en el tiempo. Estamos a mediados de febrero y los puntos ligueros comienzan a encarecerse. El equipo blanquiazul no puede permitirse, sin embargo, dejar de sumar con cierta regularidad.
 

solo dos bajas


Dos son las bajas con las que la Real inicia hoy esta nueva fase de su temporada, lo que sin duda supone una buena noticia. Una noticia mejor aún si tenemos en cuenta que Mikel Oyarzabal pudo ser incluido en la convocatoria para el desplazamiento a Getafe. Las pruebas a las que se sometió el eibartarra tras el entrenamiento del miércoles descartaron roturas fibrilares en la zona posterior de su muslo derecho, dejándolo todo en una tendinitis. Así, el umbral del dolor y las sensaciones del 10 van a marcar la pauta durante las próximas semanas. Y el test definitivo que el futbolista llevó a cabo en la sesión de ayer dictaminó que se encuentra apto para estar hoy en el Coliseum. Con Oyarzabal disponible, las dos mencionadas bajas en el plantel, ambas por lesión, dejan fuera del encuentro de Getafe a Miguel Ángel Moyá y a Luca Sangalli. Aún les queda para reaparecer, pero Imanol declaró el viernes que balear y donostiarra han experimentado avances esta semana.

el once


Que Oyarzabal entrara ayer en la lista es una cosa. Que hoy inicie el partido sobre el campo, otra bien distinta. Es muy probable que el atacante txuri-urdin vea la primera parte desde el banquillo, y que luego Imanol decida si le da minutos o no tras el descanso, en función de cómo transcurra el encuentro. Se trataría de una actitud acorde a la situación del jugador, y no de una rotación al uso. Porque en el Coliseum también hay mucho en juego, y el once de la Real apunta a muy reconocible. Con Remiro bajo palos, y por delante la zaga considerada como titular, gracias al regreso tras sanción de Le Normand. El galo integrará la defensa junto a Gorosabel, Aritz y Monreal. Illarramendi, Guridi y Merino actuarían en la sala de máquinas. Y podrían darse movimientos en la delantera, en la que Portu y Carlos Fernández tienen posibilidades de ingresar, en detrimento de Januzaj e Isak. Si se confirmara la suplencia de Oyarzabal, Ander Barrenetxea tendría todas las papeletas para ocupar su vacante en el equipo inicial.
 

rival en apuros


El Getafe llega a este partido con muchas dudas por su rendimiento y con la obligación de ganar para recuperar la confianza. Para este partido, José Bordalás sigue contando con la importante baja del central togolés Djené Dakonam, al que podría sustituir Xabier Etxeita o el uruguayo Erick Cabaco, que ya jugó frente al Real Madrid pero acabó sustituido desbordado por la delantera blanca. Las otras variantes que maneja el técnico del Getafe son el regreso del extremo derecho japonés Take Kubo y del centrocampista catalán Carlos Aleñá, que tras el toque de atención al ser suplentes en el derbi contra el Real Madrid podrían volver a salir de inicio una línea por detrás de Jaime Mata. Tras dos temporadas sobresalientes, en el club azulón viven ahora un curso complicado, aunque de momento la permanencia no parece peligrar para un equipo con mimbres más que suficientes para no sufrir agobios.