kirolak

"Odegaard tiene clara la decisión de quedarse"

Mikel Oyarzabal confía en que se cumpla la repetida voluntad del noruego para que la próxima campaña "le ayudemos a ser mejor jugador; seguro que le vendrá bien estar aquí"

01.05.2020 | 01:32
Mikel Oyarzabal y Martin Odegaard celebran el primer gol ante el Mirandés en la ida de la semifinal de Copa.

donostia – Mikel Oyarzabal también tiene claro que Martin Odegaard cumplirá el año que le queda de contrato con la Real. El capitán, a quien le entró la risa cuando le preguntaron por el futuro del noruego, bromeó con la posibilidad de perseguirle para traerlo de vuelta en una entrevista que concedió la madrugada del miércoles al jueves en El Larguero de laCadena Ser: "Yo creo que tiene clara la decisión de quedarse. La tiene pensada y nosotros le vamos a ayudar también a ser mejor jugador el año que viene. Le vendrá bien estar aquí. Como dijo Aritz Elustondo, si no iremos a buscarle".

El eibartarra analizó la situación por la crisis de la pandemia, aunque también se refirió a dos temas polémicos: la final de Copa y el cuarto puesto txuri-urdin en el caso de que se dé por finalizada la competición. Como no podía ser de otra manera, su deseo es besarse el escudo ante su gente en La Cartuja: "A nosotros nos gustaría que la final se jugase con público y con el ambiente típico de lo que viene siendo un derbi vasco, y más con una situación como esta, que es una final histórica. Pero es una decisión que no la vamos a tomar nosotros. Hay gente que está trabajando y estudiando cada situación que se puede dar, y seguro que van a buscar lo que mejor se adapte para todos".

La polémica con el Getafe la zanjó con comprensión y contundencia: "La Real es cuarta y el Getafe quinto, y quien ha tenido que tomar esa decisión ha dicho que sea así. Yo no soy quién para decir nada. A mí me gustaría acabar lo más arriba posible, pero la decisión que se ha tomado, si es esa, habrá que respetarla. Igual que si ahora se cambia y se dice que sea al revés. Lógicamente, nosotros tendríamos nuestras quejas y entenderíamos al Getafe, pero el partido de vuelta no se ha jugado y no se sabe lo que habría podido pasar, si hubiéramos ganado nosotros por goleada o si lo hubieran hecho ellos. Como es una situación incierta en la que no sabemos lo que podría haber pasado, ahora no está dentro de poder evaluarse".

Por último en cuestión competitiva, Oyarzabal reconoció que le hacía especial ilusión disputar los Juegos Olímpicos que se han retrasado hasta el verano de 2021: "Es un momento único en la vida, una situación que se da para aprovecharla una vez, y de momento parece que se va a respetar lo de la edad para que pueda ir nuestra generación. Personalmente, me hace mucha ilusión, y más todavía con el precedente de haber sido campeones de la Eurocopa sub'21 y que el grupo ha funcionado bien el año anterior. Esperemos que se pueda jugar".

El 10 blanquiazul reconoció que el confinamiento se estaba haciendo largo: "Son muchos días en casa, como todo el mundo, pero parece que la situación está yendo mejor, y eso es lo importante. Hemos tenido reuniones con el club, pero cada vez nos van diciendo cosas nuevas porque la situación va cambiando. Estamos a la espera de que cambie la situación tanto a nivel de fútbol como a nivel de la vida".

La pandemia El médico les ha comentado que la evolución es buena: "Que parece que ya vamos a aclarar un poco la situación, que la semana que viene igual podíamos empezar a entrenar de uno en uno o de dos en dos, pero al menos que ya se empezaba a ver la luz al final del túnel. No sabemos si será en una, dos o tres semanas, pero poco a poco todo va a mejor".

Un amplio sector de los futbolistas se ha mostrado muy preocupado por la amenaza de contagios: "Peligro va a haber siempre porque tenemos una pandemia que no sabemos cómo evoluciona, y que va a estar presente durante mucho tiempo. Lo que hay que hacer es tomar las medidas que sean necesarias para que no se vuelva a dar otra situación como esta. A todos nos gustaría volver a la vida normal y a lo que estábamos acostumbrados hasta ahora, pero está claro que va a ser muy difícil. Estábamos acostumbrados a una vida que quizás no estaba preparada para todo lo que estamos viviendo, y esto sirve también para recapacitar y hacerse una idea de cómo lo estábamos haciendo".

La controversia de los test marcan la vuelta a los entrenamientos: "Hay miles de personas que están trabajando en unas condiciones que no se deberían de dar. Sabemos que lo nuestro es un trabajo, pero en estos momentos no es lo más importante. Lo importante es que todo acabe y que lo que estamos viviendo pase a un segundo plano más pronto que tarde. Al tema de los test y el dinero gastado en el fútbol habría que darle una vuelta para invertirlo en lo que realmente es importante ahora, que es la pandemia".

Oyarzabal defendió que no están recibiendo presiones: "Para eso también está haciendo su trabajo la AFE. Ante todo se está poniendo por delante la salud para que el peligro sea el mínimo posible. Yo, personalmente, no me he visto ni forzado ni obligado a querer empezar antes".

Como a casi todos, al capitán realista no le hacen gracia las concentraciones: "Hay que tener sentido común. Durante las primeras semanas, si el trabajo se hace de manera individual, yo creo que es lógico que cada uno se vaya a su casa y que todo el mundo esté como ha estado hasta ahora. Luego si se empieza a hacer por grupos y ya empiezas unos entrenamientos colectivos de equipos, quizás hay un periodo en el que vas a tener que estar concentrado, pero yo tampoco veo bien tener que estar concentrados el mes o mes y medio que dure la Liga. Es obvio que la situación familiar de cada uno es diferente".

"La Real es cuarta y el Getafe, quinto, y no se puede evaluar otra cosa si no se ha jugado la vuelta"

mikel oyarzabal

Capitán de la Real