Empiezan las obras nocturnas en el viaducto de Iztueta

Los trabajos en las vías se desarrollarán de medianoche a 5.00 horas durante diez o quince días

22.02.2021 | 19:39
Vías del tren bajo el viaducto de Iztueta, con la catenaria (recuadrada) que debe fijarse a apoyos provisionales.

La obra de demolición del viaducto de Iztueta inicia una fase nocturna con el fin de no entorpecer el tráfico ferroviario

Los trabajos nocturnos previstos dentro de la obra de demolición del viaducto de Iztueta comienzan en la noche del lunes 22 al martes 23 de febrero, según anunció la concejala de Proyectos y Obras Duñike Agirrezabalaga, que advirtió de que las tareas, que pueden durante de diez a quince días, pueden resultar molestas al vecindario tanto por el ruido como por las luces. Por ello, pidió disculpas y compresión a los residentes en la zona.

La corporativa recalcó que las tareas previstas tienen que ejecutarse por la noche para minimizar al máximo los problemas de tráfico ferroviario. En concreto, se debe trasladar la catenaria que da electricidad a los trenes y que hasta ahora colgaba del viaducto para cuando este desaparezca. En concreto, esta fase de las obras se llevará a cabo entre las 00.00 y las 5.00 de la madrugada.

Agirrezabalaga explicó que el desplazamiento de la catenaria obligará a colocar unos apoyos provisionales para poder sujetar en ellos el cable eléctrico y demoler la parte central del viaducto. Se espera que el tablero del puente viario se retire a mediados de marzo.

Además, durante las próximas noches se llevarán a cabo una serie de trabajos de obra civil para acomodar los nuevos servicios de Adif. Habrá que ejecutar zanjas y colocar arquetas, canaletas y tuberías. Asimismo, se instalarán los tendidos de fibra óptica, señalización y fuerza.

Todas estas actuaciones durarán tres semanas, momentos que se aprovecharán también para pintar la señalización viaria de los aparcamientos de Duque de Mandas y Calzada de Egia. Esta última calle, entre Misericordia y Jai Alai, quedará con un único sentido de circulación hacia este último túnel.

El viaducto de Iztueta dejó de ser usado por los vehículos a principios de mes. Desde entonces, comenzaron a desmontarse farolas, aceras y otros elementos para dejarlo libre y listo para la demolición por partes.

El cierre a los coches y autobuses del paso elevado obliga a que los que se dirigen de Egia hacia el Centro tengan que pasar por la calle Misericordia, o Calzada de Egia, para adentrarse primero en Gros. Por el contrario, los que van del Centro a Gros pueden circular por la calle Iztueta, que ha sido hundida para que los autobuses puedan pasar debajo del puente ferroviario.

Una vez terminada la obra, la calle Iztueta, con varios carriles, servirá tanto para salir como para entrar en Duque de Mandas. Una rotonda ordenará el tráfico frente a los juzgados.