bandera de la concha 2020

Hondarribia acaricia la Bandera

La 'Ama Guadalupekoa' logra una renta de casi ocho segundos sobre Zierbena, que puede ser definitiva. Santurtzi es tercera y Orio, cuarta

07.09.2020 | 00:37
Hondarribia, por delante de Zierbena en el interior de la bahía donostiarra.

donostia – La dinámica de las últimas regatas ya mostraba que Hondarribia llegaba al final de la temporada en su mejor momento. Ayer, en la primera jornada de la Bandera de La Concha, los remeros de la Ama Guadalupekoa dieron un auténtico recital tanto de brankas como en popare, y consiguieron una ventaja que de cara al segundo domingo puede ser vital. Hondarribia marcó el mejor tiempo de la mañana, aventajando en ocho segundos a Zierbena, y dejando a las demás embarcaciones de la tanda de honor a más de veinte segundos. Ambas realizaron su papel en la segunda tanda, y contaron con el tiempo a batir, que era el que marcó Santurtzi en el primer turno.

La Concha ha sido testigo de regatas que se han disputado en circunstancias incluso peligrosas, pero la condición del mar ayer era propicia para realizar el trabajo. El viento y algunas olas fueron las que marcaron las diferencias entre las calles, y así entre algunas traineras. Lejos de contar con grandes olas, en la mañana de ayer el mar estuvo picado y dificultó la remada de las traineras. Los patrones volvieron a tener un gran trabajo.

A pesar de que la regata comenzó igualada, los últimos mil metros fueron claves. Ioseba Amunarriz, que capitaneó a las mil maravillas la embarcación verde, supo coger varias olas que dejaron atrás a Zierbena, líder por momentos, y aventajó a los galipos en seis segundos en los últimos dos minutos de la actuación. Finalmente, la renta fue de ocho segundos y deja La Concha vista para sentencia.

Zierbena será la rival a temer por Hondarribia en el segundo domingo. La embarcación vizcaina fue la segunda clasificada y la única en bajar de diez segundos su desventaja con los verdes. Después de realizar un gran largo de ida, en el de vuelta disfrutaron de varios momentos en el que fueron los más rápidos, pero la alegría no les duró mucho. Un aviso del juez hizo que tuviesen que rectificar su trayectoria, ya que estaban invadiendo la calle 3 de Hondarribia, y en ese momento se les escapó la regata. Zierbena no pudo con la Ama Guadalupekoa ya dentro de la bahía y tendrá que remontar ocho segundos en el segundo domingo para llevarse la prestigiosa bandera.

Santurtzi tuvo que remar por la que sobre el papel era la peor calle, y, aunque sobre el agua demostraron su gran nivel y rompieron los pronósticos, su actuación no tuvo un buen desenlace. Ganaron su tanda, pero obtuvieron el tercer puesto en la general, a 19 segundos de la más rápida. Durante el largo de ida la Sotera vio cómo Urdaibai intentaba romper la regata por la calle 3, pero los líderes de la Liga Eusko Label no dejaron que sus rivales se escapasen tan pronto. Con el paso de los metros, y cuando más se adentraban en el mar, las condiciones se igualaron y Santurtzi ya entró la primera en la ciaboga. A pesar de marcar el mejor tiempo en la maniobra, la clave fue la salida de esta. En pocos metros los remeros de Iker Zabala aventajaron a la Bou Bizkaia y a Donostiarra, que también estaba cerca, en más de diez segundos. En el popare las diferencias aumentaron hasta 17 segundos, pero de la isla Santa Clara hasta la meta los vizcainos sufrieron mucho. Asier Zurinaga optó por dirigir la trainera de Santurtzi hacía las calles 3 y 4, pero el cansancio acumulado durante gran parte de la regata hizo que la brecha que abrieron se recortase. Urdaibai y Donostiarra llegaron a once y doce segundos, respectivamente.

Difícil para Orio y Donostiarra El bote de la capital guipuzcoana y Orio no tuvieron su mejor mañana, y La Concha no perdona. La San Nikolas remará en la tanda de honor en la segunda y definitiva jornada, pero las opciones para salir vencedor se redujeron ayer notablemente. Orio partió de la calle 4, la que en principio todos querían, pero una vez hecho el sorteo, hay que remar igual. Desde los primeros metros los oriotarras vieron cómo Hondarribia y Zierbena tomaban la delantera de la tanda, pero aguantaron su ritmo llegando a la maniobra tan solo un segundo más lento. El largo de vuelta fue la condena para los amarillos. Tras no conseguir aprovechar las olas que su calle podía recibir, Orio vio cómo poco a poco perdía segundos, y fue tercera en su turno. En la general consiguió el cuarto puesto, pero la desventaja de 23 segundos parece demasiado grande como para recortarla.

La Torrekua II, por su parte, fue testigo del recital que dio Santurtzi en el primer turno. Los donostiarras perdieron segundos ya en el primer largo, y en el último no encontraron su remada. Lucharon con Urdaibai por el segundo puesto de la tanda, pero finalmente no lo pudieron alcanzar. Siendo sextos al final de la mañana, tratarán de mejorar su tiempo en la segunda jornada y apelar a la épica.

Zarautz, descolgado Además de los seis gallos de la temporada, Cabo y Zarautz también remaron en la mañana de ayer en la bahía donostiarra. Para ambas embarcaciones el premio fue conseguir la clasificación, y ayer no tuvieron ninguna opción de hacer saltar la sorpresa. El resto de los participantes les aventajaron en muchos segundos desde el comienzo y al final de la mañana quedaron sentenciados. Cabo fue séptima a 50 segundos, y los gallegos aventajaron en 20 segundos más a Zarautz, que no tuvo su mejor actuación.

De cara al segundo domingo, todo apunta a que la lucha será entre Hondarribia y Zierbena. La Ama Guadalupekoa, que ayer remó con Urko Redondo como proel, Galder Ezponda, Xabier Etxebeste, Beñat Egiazu, Martxel Alday, Julen Castrillón, Alex Udabe, Gaizka Gorostiaga, Iker Marizkurrena, Alain Osanbela, Ander Legazkue, Bikandi Alza, Iñigo Sagarzazu, y Ioseba Amunarriz como patrón, partirá con una renta que puede ser determinante. Los verdes remarán con ocho segundos de ventaja con respecto al segundo clasificado, y no parece que vayan a dejar escapar la bandera. El resto de traineras, aunque algunas remen en la tanda de honor, tendrían que realizar una remontada histórica para ganar La Concha.

uNA VENTAJA DIFÍCIL DE REMONTAR

hISTORIA

Cinco precedentes. Las remontadas no son habituales en la historia de la Bandera de La Concha. En las 124 ediciones de la regata que ya han concluido, el vencedor del primer domingo tan solo se quedó sin bandera en 19 ocasiones, y solo en cinco precedentes su renta había superado los siete segundos y 92 centésimas que ayer logró Hondarribia sobre Zierbena. En 1921, Pasajes La Unión firmó la mayor remontada de esta bandera al darle la vuelta a los 15 segundos y 40 centésimas de ventaja que tenía Orio. Hondarribia, en 2005, enjugó una diferencia de más de 14 segundos sobre Astillero en una de las ediciones más agitadas que se recuerdan.

Santurtzi, la más rápida en la primera tanda, fue tercera en la general, y Orio completará la tanda de honor este domingo