Donostiarra domina en sus aguas

La 'Torrekua II' conquista su bandera y Santurtzi, líder de la competición

12.07.2020 | 01:05
El patrón de la Torrekua II, Arkaitz Díaz, ondea la bandera que ayer ganó Donostiarra en sus aguas. Foto: Liga Eusko Label

dONOSTIA – La sorpresa saltó antes de lo esperado. Cuando Orio y Santurtzi parecían ser las dominadoras de la Liga Eusko Label, Donostiarra se llevó ayer su bandera. La Torrekua II, bogando a un ritmo altísimo de paladas, fue dueño y señor de la VIII Bandera Caixabank, en la que aventajó al segundo clasificado en más de diez segundos. Tras la primera maniobra, la embarcación de Igor Makazaga, que realizaba su trabajo por la cuarta calle, dejó atrás a sus rivales para cerrar la lucha por la cabeza de la regata en apenas media actuación.

La victoria conseguida en su casa mete a Donostiarra de lleno en la lucha por el liderato de la liga, ya que Santurtzi solo aventaja a la tripulación que ayer se llevó la bandera en un punto, que es tercera empatada a puntos con la segunda clasificada.

Orio luchó con Santurtzi durante el resto de la regata por hacerse con el segundo puesto. La San Nikolas y la Sotera fueron turnándose y cada una colocó su proa más adelantada en varias ocasiones. Finalmente, los de Santurtzi se llevaron el segundo puesto por 36 centésimas de diferencia y asaltaron así el liderato, que justamente lo mantenía Orio.

Hondarribia quería quitarse ayer la espina del domingo pasado haciendo una buena regata, pero la buena actuación de la Ama Guadalupekoa, que participó en la segunda tanda, duró solamente un largo. El mejor tiempo marcado en la primera maniobra de la tanda fue el de la tripulación verde, y la tarde pintaba bien, pero la trainera se vino abajo y nuevamente tropezó para sorpresa de muchos aficionados. Con un ritmo que fue creciendo progresivamente, y apoyándose en las olas que la cuarta calle recibía, Cabo adelantó su proa respecto a los guipuzcoanos y fue el más rápido en el resto de la tanda. Con el paso de la tanda, Hondarribia también perdió varios segundos con respecto a Zierbena, y terminó en tercer lugar, a menos de un segundo de la embarcación vizcaina.

Con el noveno puesto final, Hondarribia cae hasta el séptimo puesto de la general y parece que su lucha este año no será la de ganar la Liga Eusko Label, sino la de hacerse un hueco en la tanda de honor cuando cierren buenas actuaciones y dar alguna sorpresa a las traineras punteras. Hoy tampoco estará entre las mejores y remará en la primera tanda de la regata que se disputará en Zierbena.

Zarautz, en cambio, cerró su mejor regata de esta temporada y después de luchar durante los cuatro largos con Lekittarra por el primer puesto de su tanda, terminó la tarde en séptimo lugar. A pesar de haber perdido finalmente seis segundos de diferencia con Lekittarra, hasta la tercera maniobra esa desventaja fue de solo dos o tres segundos. La actuación de la tarde de ayer da a los remeros de Gari Uranga un plus de confianza para luchar por el objetivo de la permanencia y reafirma que "los remeros están con la cabeza alta y con ganas de luchar", según comentaba el técnico en una reciente entrevista a este periódico.

Tras la regata de ayer, la Enbata se coloca como penúltima en la tabla general y abre una brecha muy importante de cuatro puntos respecto a su gran rival, Kaiku, que cierra la clasificación.

La Liga Eusko Label no descansa y las tripulaciones remarán hoy por hacerse con la XXXVII Bandera Petronor, que tendrá lugar en Ziberbena a las 12.00 (EITB). Donostiarra tratará de volver a cerrar una gran regata y luchar por la bandera, al igual que Orio y Santurtzi, que de momento están siendo las traineras más regulares de la temporada. Hondarribia remará en la primera tanda y tratará de mejorar la actuación de ayer, que dio que pensar en cuanto a los objetivos que tenía esta temporada. Zarautz, por su parte, puede aumentar su distancia con el farolillo rojo y casi sentenciar a Kaiku, que después de tres regatas es la última clasificada a cuatro puntos de los de Gari Uranga, y las sensaciones que transmiten son las peores de los últimos años.

Orio cayó al segundo puesto de la clasificación general, junto a Donostiarra, después de que Santurtzi le superase en menos de un segundo

Zarautz da un golpe sobre la mesa y abre sobre el último clasificado una brecha que puede ser determinante para lo que resta de curso