Van der Poel exhibe músculo

ciclismo el holandés se adjudica la séptima etapa de la tirreno-adriático, cuya general se decide hoy

14.09.2020 | 00:57

donostia – El neerlandés Mathieu van der Poel (Alpecin Fenix) se impuso ayer en la llegada a Loreto, donde acabó la séptima etapa del 55 Tirreno-Adriático, haciendo una demostración de potencia en una ascensión en el último kilómetro que sorprendió al italiano Matteo Fabbro (Bora), que saboreó el triunfo hasta los últimos 200 metros. Se mantiene como líder de la prueba el británico Simon Yates (Mitchelton-Scott), que ayer entró en la sexta posición, un puesto por detrás del ezkiotarra Alex Aranburu. La prueba se decide hoy con una crono individual que Yates encara con 16 segundos de renta sobre Rafal Majka y 39 ante Geraint Thomas.

Todo hacía prever un triunfo del citado Fabbro, que se fue de sus compañeros de fuga a una veintena de kilómetros de la llegada, llegó a contar con medio minuto de ventaja y se plantó en el último repecho hacía el santuario de Loreto con todo aparentemente a su favor. Pero no contaba con la potencia de Van der Poel, que hizo un último kilómetro pletórico, cazando al italiano.

giro femenino Por otra parte, la neerlandesa Marianne Vos, del equipo CCC-Liv, se impuso en la tercera etapa del Giro de Italia femenino, de 142 kilómetros, con salida en Santa Fiora y meta en la corta pero exigente subida a Asís. Su compatriota Annemiek van Vleuten (Mitchelton-Scott) sigue como líder de la general. Vos, de 33 años y tres veces campeona del mundo de fondo en carretera, logró su triunfo número 229 como profesional y el primero de 2020. Fue la mejor en la subida a la meta de Asís, que cruzó por delante de la danesa Cecile Uttrup Ludwig (FDJ Nouvelle Aquitaine Futuroscope) y la italiana Elisa Longo Borghini (Trek-Segafredo). Ane Santesteban (Ceratizit WNT) cruzó la línea de meta en la undécima plaza y ocupa esta misma posición en la clasificación general.

El pelotón llegó compacto al último kilómetro. A partir de ahí un grupo de seis ciclistas atacó en el corto ascenso final, en el que Vos fue la más fuerte. Hoy se disputa la cuarta etapa, de 170 kilómetros Asís y Tívoli.

iribar, en segura Finalmente, el ibartarra Unai Iribar (Laboral Kutxa) se impuso ayer en el San Juan Sari Nagusia de Segura, de 127,4 km y puntuable para el Torneo Euskaldun. La carrera se decidió en la ascensión final a Zerain, a 5,4 km de meta. Jon Barrenetxea (Baqué) y Pau Llaneras (Caja Rural) fueron segundo y tercero.

Y en el Campeonato de Euskadi, losguipuzcoanos Xabier Berasategi e Iker Eskibel se proclamaron vencedores en las categorías Sub-23 y Elite, respectivamente.