Eguibar se exhibe y gana en Sierra Nevada

Snowboard El donostiarra gana la prueba de la copa del mundo tras dominar desde octavos hasta la final y asciende al sexto puesto en la general

07.03.2020 | 23:35
Lucas Eguibar muerde el trofeo que le acredita como ganador de la Copa del Mundo de Sierra Nevada. Foto: Efe

granada – Lucas Eguibar se exhibió ayer al anotarse con tremenda autoridad y ante su afición la prueba de la Copa del Mundo de snowboard cross disputada en la estación andaluza de Sierra Nevada, donde, en la categoría femenina, se impuso la francesa Chloe Trespeuch.

Eguibar, nacido hace 26 años en Donostia y ganador de la Copa del Mundo de la campaña 2014-15, firmó su cuarta victoria en esta competición, la primera que no logra en Veyssonaz (Suiza), donde festejó sus éxitos previos en 2015, 2016 y 2019; y donde apuntará a un nuevo triunfo el próximo fin de semana, en la última cita de la Copa del Mundo.

El donostiarra, doble subcampeón del mundo –individual y en la prueba por equipos, junto al ceutí de la andaluza Regino Hernández– en los Mundiales de Sierra Nevada 2017, quería elevar el rango del metal a pies del majestuoso Pico Veleta (3.388 metros). Y cumplió, ganando esta vez oro, en lugar de plata. Lo hizo con total poderío, siendo el mejor en todas y cada unas de las series, después de haber marcado el mejor tiempo en la clasificación.

Lucas Eguibar no dejó escapar su oportunidad. Pasó primero de su serie en octavos, cuartos y semifinales, las dos últimas con el alemán Paul Berg detrás. En la final, el rider guipuzcoano relegó al segundo puesto al austriaco Alessandro Hämmerle, último ganador de la Copa del Mundo. Eguibar estuvo intratable. Salió de maravilla en las cuatro carreras y dominó con solvencia, demostrando ser el competidor más fuerte de todos. Berg se conformó con el tercer puesto y otro austriaco, Jakob Dusek, fue cuarto.

La victoria en Sierra Nevada permite a Eguibar meterse en la pelea por el podio de la Copa del Mundo, general en la que ahora es sexto con 1.980 puntos, a 150 del tercer puesto que ocupa el italiano Omar Visintin. El Globo de Cristal se lo jugarán el austriaco Alessandro Haemmerle (2.960 puntos) y el italiano Lorenzo Sommariva (2.950). A Eguibar le penalizan los resultados en Cervinia y Big White, donde se quedó fuera de los 20 primeros. El próximo fin de semana, en Veysonnaz, tratará de seguir subiendo puestos en la general.

"Mi mejor victoria" Eguibar estaba feliz tras ganar en Sierra Nevada: "Creo que es mi mejor victoria. Ganar en casa es lo mejor que se puede pedir. Me quedé con la espina del oro en 2017 –logró dos platas en el Mundial de Sierra Nevada– y mira, aquí la tenemos", tras su cuarta victoria en Copa del Mundo.

El donostiarra fue el mejor en todas las bajadas. "Obviamente, me he encontrado muy bien durante todo el día. He estado muy concentrado desde el principio hasta el final. No quería perder la concentración. Me he sentido muy bien en la pista y ya está. No he cometido errores y he dado lo mejor de mí", explicó el donostiarra, cuyo mejor puesto en la Copa del Mundo de esta temporada era el cuarto que firmó en la estación austriaca de Montafon.

"Me encontré muy bien, he podido hacer mi trabajo, porque siempre he ido primero; pero hasta el último salto, que no he mirado atrás he estado siempre muy concentrado en seguir adelante. Así que, bueno, desde el aspecto de carrera nunca he tenido que luchar con nadie. Desde ese punto de vista sí que ha sido una victoria fácil", explicó Eguibar: "Lo he dado todo. Estoy muy cansado, muy agotado; pero bueno, muy contento", dijo Eguibar, cuyo siguiente objetivo es brillar en la estación suiza de Veysonnaz.

"Ganar en casa es lo mejor que se puede pedir; me he encontrado muy bien"

lucas eguibar

'Rider' donostiarra