Duplantis se eleva otro centímetro

Atletismo El joven sueco bate el récord del mundo por segunda vez en una semana y lo lleva hasta 6,18

16.02.2020 | 06:21
Armand Duplantis, elevándose en el concurso de ayer en Glasgow.

Glasgow (Escocia) - El sueco Armand Duplantis batió ayer, en la reunión de Glasgow, su propio récord mundial de pértiga con un salto de 6,18 metros, un centímetro por encima de la marca que obtuvo hace siete días en Torun (Polonia).

El joven pertiguista, de 20 años, estrenó su condición de plusmarquista mundial con su segundo récord del mundo en esta reunión del World Indoor Tour.

Siete días después del salto espectacular con el que arrebató el récord mundial al francés Renaud Lavillenie, Duplantis se quedó solo ayer en la competición, al rebasar el listón situado a seis metros del suelo. Nadie pudo acompañarlo a esas alturas, y ordenó directamente que la barra se elevara a los 6,18, resuelto a batir su récord mundial. Y no solo lo consiguió a la primera, sino que con aparente facilidad, lo que invita a pensar que tiene margen para lograr nuevos récords del mundo.

Su primer salto como plusmarquista mundial, en este mitin de Glasgow, fue de 5,50 metros, altura que superó sin problemas. Para saltar la siguiente, 5,75, necesitó dos intentos. Luego todo fue más limpio: 5,84, 6,00 y, por último, 6,18.

El estadounidense Sam Kendricks, actual campeón del mundo, terminó segundo con 5,75, la misma marca que el belga Ben Broeders.

Saltador desde los 7 años Armand Mondo Duplantis nació el 10 de noviembre de 1999 en Lafayette (Louisiana, Estados Unidos) el 10 de noviembre de 1999, de padre estadounidense y madre sueca, la nacionalidad con la que compite.

Duplantis está familiarizado con las mejores marcas mundiales por edades desde que tenía siete años. Su padre, Greg, llegó a superar 5,80 metros en pértiga, le inició rápidamente en la disciplina y con seis años ya se elevaba sobre 1,67 metros.

Obtuvo su primer récord universal por edades cuando saltó 2,33 metros con siete años. A partir de ahí se sucedieron las mejores marcas mundiales por edades: a los ocho años saltó 2,89; a los nueve, 3,20; con diez, 3,86; con once, 3,91 y con doce, 3,97 en pista cubierta.

Entre los 13 años y los 16 sus marcas empuñando la garrocha no fueron récords mundiales por edad. Saltó 4,15 con trece; 4,75, a los catorce; 5,30, a los quince; y 5,51, con dieciséis; para reanudar, al año siguiente, al saltar 5,90 con 17, su colección de plusmarcas.

Al cumplir la mayoría de edad, con 18, se convirtió en el miembro más joven del club de los seis metros al proclamarse campeón de Europa en Berlín 2018 con un salto de 6,05. Volvió a superar, con 19 años, el muro de los seis (6,00) y fue subcampeón mundial absoluto.

Hace una semana, con solo 20 años, destronó al francés Renaud Lavillenie como plusmarquista mundial absoluto de pértiga.

Duplantis disfruta de un bagaje genético envidiable. No solo por parte de padre. Su madre, Helena, fue heptatleta y jugadora de voleibol. No es extraño que, como él mismo ha recordado, batir el récord mundial absoluto fuera ya un objetivo cuando tenía apenas tres o cuatro años. - Efe