Los pou cierran su mejor año

Balance iker y eneko despiden 2019 con diez rutas abiertas en los macizos más importantes del mundo

28.12.2019 | 11:33

Iker y Eneko Pou muy difícilmente olvidarán este 2019 que está a punto de despedirse. Y es que los hermanos alaveses, con diez rutas abiertas en los macizos más importantes del mundo, han completado un año que a buen seguro recordarán como el mejor de su larga carrera tanto por calidad como por cantidad. En el primer apartado, porque la inmensa mayoría de las montañas han sido abiertas en estilo alpino, escalada libre y non-stop. "Es muy sencillo. Para que todo el mundo lo entienda, hace unos años éramos capaces de abrir vías de esta dificultad, pero no éramos capaces de hacerlo en ataques de apenas unas horas€ La experiencia previa nos está llevando a acometer ascensiones que antes ni se nos pasaban por la imaginación", explican los escaladores gasteiztarras.

Y en cuanto al número porque han sido nada más y nada menos que diez las rutas abiertas en los últimos meses. En enero abrieron Haizea (7b/+/60º/550 m.) en la Patagonia; en febrero-marzo escalaron en hielo en Noruega; en abril abrieron Honey Moon (7b+/330 m) en el Atlas Marroquí; en julio Burrito Chin de los Andes (6b/700 m) al Cerro Tornillo de 4.900 metros (primera a su cara norte), Cabeza Clava (6c+/470 m) al Punta Huanka de 4.670 metros (primera a la cara sur), Andean Kingdom (7 a+/800 m) al Cashan Oeste de 5.686 metros (primera a la cara noreste) y Aupa Gasteiz (7c+/160 m.) en la Cordillera Blanca de Los Andes Peruanos; en agosto Dardara (7c+/8 a/200 m.) en Picos de Europa; en septiembre-octubre The Latin Brother (7c/+/560 m. (primera a la cara sur) alcanzando una cumbre virgen de 4.670 metros que bautizaron como Midi D'Ossau, Miguelink (6c/600 m.) primera a la cara sur y segunda ascensión cumbre de 4.900 metros y Beti Alavés (6b+/340 m.) primera a la cara sur alcanzando otra cumbre virgen que bautizaron como Gorbea de 4.560 metros.

"Estamos viviendo un momento muy especial. Cuando la mayoría de la gente de nuestra edad se está retirando o pensando en ello, nosotros mantenemos la motivación por las nubes, lo que nos hace exprimirnos al máximo. No sentimos que sea el momento de parar, sentimos que es el momento de seguir haciendo historia", confiesan para explicar esta fenomenal actividad. "Vamos a seguir en la misma línea. Todavía le podemos aportar mucho al mundo del alpinismo, pero vamos a necesitar apoyos, porque seguir explorando y descubriendo nuevos lugares, requiere de una logística cara", apuntan.

Cuestionados por sus intenciones de cara al futuro más inmediato, Iker y Eneko lo tienen claro. "El año que viene finalizar el proyecto The North Face 4 Elementos será una prioridad para nosotros. Además queremos terminarlo con algo bonito y original, con una idea que sorprenda a la gente. Probablemente también visitaremos nuevamente una de las grandes cadenas montañosas del planeta. Nos gustaría hacer algo muy difícil en altura", avanzan sin terminar de dar los detalles de unos trabajos que a buen seguro serán igual de espectaculares que los anteriores.