women's champions league

El Barça, a semifinales

igualdad el atlético resistió con muchas bajas la furia blaugrana

21.08.2020 | 23:52
Kheira Hamraoui celebra el gol que anotó al Atlético. Foto: Efe

donostia – Un gol de Kheila Hamraoui a diez minutos para el final metió al Barcelona en las semifinales de la Champions League femenina y acabó con la resistencia de un gran Atlético de Madrid, que, a pesar de las numerosas bajas con las que llegaba a este encuentro, plantó cara y se mantuvo vivo hasta el pitido final.

La centrocampista francesa acabó con la tenaz resistencia de las colchoneras en el minuto 80 al aprovechar un balón suelto dentro del área después de un centro desde la banda derecha de Caroline Graham Hansen que no logró rematar Asisat Oshoala.

El Barça se jugará el pase a la final el próximo martes en Anoeta (20.00 horas) frente al Wolfsburgo, que goleó al Glasgow City (9-1) en el feudo txuri-urdin.

La primera mitad en San Mamés fue equilibrada, con cada equipo interpretando el papel esperado. El Barça, que salió con toda su artillería, acaparó la posesión de la pelota ante un Atlético muy bien plantado que apenas dejó resquicios en su sistema defensivo y buscó sus opciones al contragolpe.

La solidaridad defensiva de las colchoneras logró neutralizar el poderío azulgrana. Las de Lluis Cortés, a pesar de su dominio territorial y de la presión sobre la salida del balón de su rival. Al Barça le faltó velocidad y ritmo para desgastar a las colchoneras y prácticamente no generó peligro en la primera media hora más que en un par de disparos lejanos de Lieke Martens (m.11) y Alexia Putellas (m.27) resueltos sin apuros por Lindahl.

El Atlético, consciente de su obligación de economizar esfuerzos, midió bien sus despliegues en ataque y sabiendo esperar su ocasión fue capaz de generar un par de buenas llegadas.

La primera, en el minuto 10, la culminó Kylie Strom con un remate alto en el segundo palo. Tras el descanso se mantuvieron las pautas, hasta que el Barça encontró la ocasión de oro: un roce de balón de Oshoala dejó el balón muerto en las botas de Hamraoui. La francesa no perdonó y marcó un gol que vale unas semifinales de Champions en Anoeta.