El Super Amara vuelve a ahogarse en la orilla

supercopaEl equipo donostiarra perdió la final ante el Málaga tras lograr empatar el choque en los últimos minutos

01.11.2020 | 00:52
Jugadoras del Bera Bera, al término del partido.. Foto: Efe

Málaga28

Super Amara27

RINCÓN FERTILIDAD MÁLAGA Castellanos (p), Doiro (4), Sole López (5), Espe López (2), Medeiros (3), García (2), Arderius (8) –siete inicial–, Fernández (p), Bravo (1), Pérez (1), Campigli (2), Gutiérrez (0), Sánchez (0), Segado (0) y Rojas (0).

SUPER AMARA BERA BERA Renata Arruda (p), María Prieto (3), M. Etxeberria (2), Nekane Terés (1), Alba Menéndez (3), Esther Arrojeria (4), Mirene Moreno (1) –siete inicial–, Mariane Fernandes (3), Mariane Pizzo (0), Sara Gil de la Vega (1), Laura Hernández (7), Malena Cavo (0), Adriana Cardoso (2) y Ainhoa Etxebarria

Parciales 2-2, 6-2, 7-4, 9-6, 11-6, 12-9 (descanso), 15-12, 17-15, 21-19, 23-22, 25-24, y 28-27.

Árbitros Óscar Raluy y Ángel Sabroso. Excluyeron por parte del equipo vasco a Arrojeria, Pizzo, Maitane Etxeberria y Menéndez, y por parte del conjunto malagueño a Rojas, Sole López, Medeiro y Paula García.

Incidencias Supercopa de España femenina disputada en el Pabellón de Ciudad Jardín (Málaga) ante 400 espectadores, aforo permitido en el protocolo sanitario por la pandemia de coronavirus.

Al Super Amara Bera Bera se le escapó el primer título de la temporada. El equipo donostiarra cayó en la final de la Supercopa ante el Málaga, en la cancha de las malagueñas, tras volver a acusar las mismas carencias que mostró ante este rival en el encuentro de liga que les enfrentó en Donostia hace quince días (28-27). Como entonces, las guipuzcoanas fueron por detrás en el marcador durante casi todo el partido y consiguieron igualar el duelo en el tramo final, pero no supieron hacerse con el triunfo. En la liga pudieron rescatar un empate (21-21), pero ayer, con el trofeo en juego, el intercambio de golpes se saldó con una derrota. Tras igualar el choque en cinco ocasiones en los últimos diez minutos (23-23, 24-24, 25-25, 26-26 y 27-27), el Bera Bera no consiguió ponerse por delante en los instantes decisivos y claudicó a las puertas de la remontada, ahogado en la orilla.

El equipo de Imanol Álvarez mejoró su rendimiento en ataque con respecto al último encuentro ante el Málaga, pero la mejoría no fue suficiente como para compensar la gran actuación de Merche Castellanos. La exguardameta del Bera Bera, con quince paradas, fue una pesadilla para las atacantes donostiarras. Y es que la falta de acierto en ataque, unida a un flojo inicio de partido, fue otra vez el principal hándicap del equipo guipuzcoano, que, con el marcador en contra, ni estuvo acertado de cara a gol ni halló la forma de jugar al contragolpe con la fluidez y la eficacia que suele exhibir, ante un rival que ha aprendido a frenarlo.

También fue letal otra antigua integrante de la plantilla guipuzcoana, Silvia Arderius, autora de ocho tantos y MVP del partido. Varios de los goles de la central en el segundo período fueron decisivos para que el Super Amara no lograra igualar el marcador o ponerse por delante en el partido.

Las jugadoras guipuzcoanas no aprendieron la lección del duelo disputado en el Gasca, no estuvieron finas en los primeros minutos y el Málaga no tardó en ponerse por delante. El 1-2 fue el único momento en todo el partido en el que el Bera Bera tomó ventaja en el marcador. Después, una sequía de casi ocho minutos sin marcar permitió que las locales llegaran a tener una renta de cinco goles a favor (7-2, m. 10), que se repetiría antes del descanso (11-6, m. 24). Finalmente, el Super Amara se fue a los vestuarios con tres tantos de desventaja (12-9). La buena actuación de Arruda en la meta donostiarra no fue suficiente para detener el ataque malagueño, y el ímpetu de Fernandes tampoco bastó para lograr el empate.

final igualado En la segunda parte el Bera Bera se entonó más en ataque y sacó más provecho a los balones largos y a los contragolpes. De hecho, el equipo donostiarra se hizo con la victoria parcial en este período (16-18).

Las de Imanol Álvarez lucharon por recortar distancias, pero no consiguieron igualar el choque hasta el minuto 50 (23-23) tras un disparo de Laura Hernández. Como también pasó en el encuentro liguero, el duelo se convirtió entonces un intercambio de goles, con el Málaga adelantándose y el Bera Bera empatando en cuatro ocasiones más. A falta de medio minuto, las locales anotaron el tanto definitivo. Con 20 segundos por delante, Imanol Álvarez pidió un tiempo muerto para tratar, al menos, de forzar la prórroga. Las donostiarras lograron disponer incluso de un golpe franco y, en superioridad numérica, suyo fue el último lanzamiento del partido, de Laura Hernández, pero su disparo no encontró las redes y el Bera Bera, campeón de la pasada liga, cayó derrotado ante el vencedor del torneo de Copa jugado en septiembre.

El Málaga se proclamó por primera vez campeón de la Supercopa y se postuló claramente como uno de los rivales del Super Amara en la lucha por ganar la liga.

El equipo donostiarra mejoró en la segunda mitad y consiguió empatar el partido en varias ocasiones, sin ponerse por delante

Las malagueñas llegaron a tener cinco goles de ventaja en la primera mitad del encuentro, que terminó con un 12-9 para las locales