El Ordizia choca contra la maldición copera

El club de Goierri se queda fuera del torneo del KO tras ser superado por El Salvador en la segunda mitad del encuentro

28.02.2021 | 22:45
Imagen del duelo entre Ordizia y Alcobendas.

El Ampo Ordizia no podrá luchar por la Copa del Rey tras caer ante El Salvador en Valladolid (37-23). Y ya son cuatro años sin poder soñar con una nueva final copera. El actual sistema de clasificación para el torneo del KO se ha convertido en una maldición para los ordiziarras. En la temporada 2017-18 el formato de la Copa cambió, y desde entonces el club de Goierri, que conquistó este título en 2012 y 2013, siempre se ha quedado fuera de la competición que más alegrías le ha dado. Claro, que clasificarse no es nada fácil si el resultado de un sorteo te obliga a ganar en el campo de un grande como El Salvador. El Ordizia, conjurado para volver a pelear por un trofeo esta temporada, viajó a Valladolid dispuesto a asaltar el Pepe Rojo. Los ordiziarras disputaron una gran primera mitad que mantuvo vivas las esperanza de consumar la hazaña (17-17). Sin embargo, el esfuerzo titánico del inicio pasó factura al Ampo en el segundo período, y el conjunto castellano simplemente acabó siendo mejor que los guipuzcoanos, que además tuvieron que jugar diez minutos en inferioridad numérica.

La primera final de la temporada no tuvo el desenlace deseado por los goierritarras. Por el contrario, terminó con un Ordizia claramente desbordado por su rival. El equipo goierritarra tendrá que mejorar mucho si quiere conservar la ilusión de lograr un título. Y ya solo queda la liga, el más difícil todavía.

Gran primera mitad
En el formato de Copa actual, cuatro clubes de la máxima categoría acceden directamente a las semifinales por medio de una liguilla que tiene en cuenta los resultados obtenidos entre tres equipos durante la primera vuelta de la División de Honor A. El Ordizia quedó encuadrado con El Salvador y el Cisneros. Guipuzcoanos y madrileños vencieron a los colegiales y, por lo tanto, se jugaban entre ellos el acceso a la semifinal. Eso sí, como los pucelanos obtuvieron un bonus ante los madrileños, un empate con los ordiziarras les hubiera bastado para clasificarse. En cualquier caso, el choque era una final para los dos equipos.

La primera mitad del encuentro, muy igualada, no ofreció un segundo de respiro. Los dos conjuntos imprimieron un ritmo frenético, enloquecido, con continuas aproximaciones a las zonas de ensayo. La posesión del oval también estuvo muy repartida.

Los ordiziarras salieron al campo a toda velocidad y no tardaron siquiera un minuto en lograr la primera marca. Tras una touche cercana al in-goal rival, Oier Goia ganó varios metros y cedió el balón a Igor Genua para que anotara el 0-5. La réplica local, sin embargo, llegó con la misma rapidez. Una buena combinación de El Salvador dejó sin oposición a De la Llana, que, pegado a la banda, hizo posible el 7-5.

Guipuzcoanos y vallisoletanos siguieron jugando un rugby vertiginoso, como si cada jugada fuera la última.
El Ordizia sufrió en las melés y falló en varias touches, y fue El Salvador quien más se acercó a la zona de marca contraria, obligando a los guipuzcoanos a esmerarse en defensa. Cuando conseguían hacerse con el balón, los de Iñigo Marotias salían disparados hacia el campo contrario, y su eficacia y su avidez en ataque compensaron un breve dominio de los castellanos. Tras un golpe de castigo rápidamente sacado por Genua, entre Jorge, Cruz y Jorge, otra vez, movieron el balón hasta la banda opuesta para que Olasagasti anotara el 7-10. El exordiziarra Rust estrelló un balón en un palo antes de acertar otro golpe de castigo (10-10), pero el Ordizia no tardó en recuperar su ventaja. Tras una touche, un maul derivó en un ensayo de Carvajales que sirvió para situar el 10-17 en el marcador.

La respuesta de El Salvador llegó por medio de una jugada de pick and go que puso el 17-17 antes del descanso. El Ordizia incluso podía haberse ido a los vestuarios con ventaja si Valentín Cruz hubiera acertado las dos transformaciones. El mejor pateador de la liga erró ayer un total de siete puntos a palos, precisamente el día en el que se convirtió en el primer jugador en superar los mil puntos anotados con el pie en la División de Honor A –1006–.

Un parcial de 20-6
El partido cambió por completo a medida que avanzaba la segunda mitad. El Ordizia pagó el esfuerzo realizado en la primera parte, sufrió para hacerse con la posesión del balón –sobre todo en las fases estáticas– y los cambios no contribuyeron a mitigar la superioridad de un El Salvador que fue empequeñeciendo a los guipuzcoanos con el paso de los minutos.

Los pucelanos lograron un parcial de 20-6 en este período. Du Toit anoto un ensayo bajo palos rompiendo la defensa visitante (24-17) y después el marcador se movió a base de golpes de castigo (24-20, 27-20, 30-20 y 30-23). Con el Ordizia en inferioridad numérica por la expulsión temporal de Sofisa, los castellanos anotaron su cuarto ensayo (37-23) y sentenciaron el partido.

El técnico ordiziarra, Iñigo Marotias, optó por retirar del terreno de juego tanto a Julen Goia como a Tomás Jorge, dos de los jugadores más desequilibrantes de la tres cuartos ordiziarra, capaces de convertir en un ensayo cualquier balón que les llegue gracias a su velocidad.

El ritmo del choque se fue ralentizando poco a poco, y las aproximaciones guipuzcoanas a la 22 rival se hicieron cada vez más escasas, hasta desaparecer del todo. El tramo final, de hecho, solo sirvió para ver a un Ordizia enrabietado, limitado a la defensa, y sin capacidad de reacción.

El resultado deja al club de Goierri en la cuarta plaza, empatado a 37 puntos con el Burgos. A los guipuzcoanos les esperan cinco jornadas para conservar el factor campo en los play-off y seguir mejorando para llegar a la pelea por el título de liga con las esperanzas intactas.

Datos del partido
El Salvador 37
Ampo Ordizia 23
SILVERSTORM EL SAL VADOR Juan González (Jurado, m. 46), Del Hoyo (Smith, m. 72; Villagrá, m. 73), Alvarado, Víctor Sánchez (Rodrigo Fernández, m. 68), Walker-Fitton, De Aguilera (Jorge García, m. 58), De la Llana, Ignacio Martínez, Pelayo Ramos (Silva, m. 77), Du Toit, Jaime Marín, Antonio García, Barrios, Lainz y Rust.
AMPO ORDIZIA Caylib Oosthuizen (Orbea, m.79), Diego Carvajales, Ander Alberdi (Sofisa, m. 46), Asier Álvarez de Eulate (Munro, m. 71), Kawa Leauma, Olasagasti, Matoto (Salinas, m. 46), Oier Goia, Igor Genua, Valentín Cruz (Lander Mujika, m. 71), Erlantz Garmendia, Imanol Aldanondo, Joubert Engelbrecht, Julen Goia (Puyadena, m. 50) y Tomás Jorge (Lescano, m. 50).
Marcador 0-5, m.1 : ensayo de Igor Genua. 7-5, m. 3: ensayo de De la Llana que pasa Rust. 7-10, m. 19: ensayo de Olasagasti. 10-10, m. 35: golpe de Rust. 10-17, m.37: ensayo de Carvajales que pasa Cruz. 17-17, m. 40: ensayo de Martínez que pasa Rust. Descanso. 24-17, m. 46: ensayo de Du Toit que pasa Rust. 24-20, m. 54: golpe de Cruz. 27-20, m. 56: golpe de Rust. 30-20, m. 62: golpe de Rust. 30-23, m. 65: golpe de Cruz. 37-23, m. 70: ensayo de Martínez que pasa Rust.?
Árbitro Luis Fernández. Expulsó temporalmente al ordiziarra Vukile Sofisa en el minuto 69.
Incidencias Partido jugado en el Pepe Rojo de Valladolid, correspondiente a la décima jornada, que fue aplazado el 31 de enero debido a la detección de casos positivos en el equipo vallisoletano. 30% de aforo permitido en las gradas. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del padre de Pablo Pérez, directivo de El Salvador.