zinemaldia

Zinemaldia | 'Érase una vez en Euskadi', los años más duros a través de un niño

Manu Gómez debuta en el cine con una historia de un grupo de chavales de Euskadi en los 80

23.09.2021 | 00:21
El equipo al completo de la película, ayer en Donostia. Foto: Efe

Donostia – Con los recuerdos de su infancia en un pueblo vasco, cuando el terrorismo de ETA golpeaba a menudo y la heroína hacía estragos entre los jóvenes, el cineasta Manu Gómez escribió un guion que ha llevado a su ópera prima, Érase una vez en Euskadi.

El filme, que se presentó ayer en el Zinemaldia, en la gala de RTVE española, es el primer largometraje de Gómez tras una larga experiencia como ayudante de dirección durante la cual ha ejercido, entre otras labores, de "fiel escudero" de Antonio Hernández, de Lisboa, estrenada en 1999, a Matar el tiempo, en 2015.

"A todos los directores les toca su momento. Estoy conforme con cuándo ha llegado y cómo ha llegado el mío", señaló el realizador, que asegura que vivió en Arrasate los mejores años de su vida, también los primeros como adulto.

Sin embargo, no toca su última etapa en el pueblo, antes de su traslado a Madrid. Ha preferido contar su historia desde el punto de vista de un grupo de niños que vivieron una infancia "bastante especial" en los 80 sin ser conscientes de ello, que se acostumbraron a ver jeringuillas en el suelo y que recogían pelotas de goma al final de los altercados entre la Ertzaintza y los radicales violentos.

"Me gusta esa edad por todo lo que tiene que ver con la inocencia y el descubrimiento, esos doce años con los primeros sentimientos de amor. Y todo en un marco que formaba parte de la cotidianidad de esa Euskadi de los años de plomo", destacó.

Es una mirada a la vez "maqueta", como hijos de emigrantes que habían llegado de otros lugares –en el caso de su familia de Granada– en busca de un trabajo y una vida mejor.

"En aquella época las escuelas públicas estaban llenas de gente que venía de la emigración y luego estaban las ikastolas donde se estudiaba en euskera. Existía una división porque los amigos los haces en el colegio y de una manera inevitable tu cuadrilla salía de esos círculos, pero en mi caso y en el de muchos teníamos amigos de todo tipo", explicó.

A los actores niños –entre ellos Asier Flores, el pequeño de Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar– los seleccionó en un casting en Madrid, y para los papeles adultos recurrió a actores conocidos como Luis Callejo, Marian Álvarez, Vicente Vergara, Pilar Gómez, Vicente Romero, María Isasi, Arón Piper, Yon González y Josean Bengoetxea.

"He tenido una gran suerte, es un repartazo y estoy muy contento. Enseguida se apuntaron al proyecto. Ha sido una delicia trabajar con ellos y repetiría seguro", afirmó el cineasta.

Para Manu Gómez, es "muy necesario" seguir haciendo películas sobre los años del terrorismo en Euskadi y también sobre la Guerra Civil. "Si no recordamos las experiencias, corremos el peligro de repetirlas", añadió.

"No hay que olvidar y creo que aún le debemos a este país una película sobre la Guerra Civil más dura o más certera", destacó el director, que se sitúa "en la parte de los que les gustó Patria'", la serie de HBO basada en la novela de Fernando Aramburu.

El cineasta ha basado su ópera prima en los años que vivió siendo un niño en Arrasate en los peores años del conflicto vasco

noticias de noticiasdegipuzkoa