mirarte

Las “crónicas de una época” de Postigo en San Telmo

El Museo expone 240 imágenes tomadas entre 1977 y 2001 por el fotógrafo

31.07.2020 | 00:26
Incidentes en Donostia en 1979 por la muerte de Iñaki Quijera. Foto: Fernando Postigo

donostia – Unas 240 imágenes de la convulsa sociedad guipuzcoana de los años 1977 a 2001 conforman la exposición Crónica de una época, del fotoperiodista donostiarra Fernando Postigo, que inauguró ayer el museo San Telmo de Donostia.

La muestra, que podrá visitarse gratuitamente en el Laboratorio del museo hasta el próximo 1 de noviembre, fue presentada ayer en una rueda de prensa en la que, además del fotógrafo, participaron la comisaria, Elisa Querejeta, y la directora del centro, Susana Soto.

Según informó Donostia Kultura en un comunicado, el origen de la exposición es el Fondo Fotográfico Fernando Postigo donado por el autor a San Telmo en 2016 y compuesto por unas 55.000 imágenes, en blanco y negro y color, hechas entre 1977 y 2003, por el donostiarra en su trabajo para los rotativos La Voz de España y El Diario Vasco.

El fondo refleja la convulsa sociedad de los años de la Transición, en el ámbito social y político, e incluye numerosas instantáneas de manifestaciones, huelgas, disturbios y atentados, pero también del mundo de la cultura y el deporte, y la vida cotidiana, principalmente tomadas en Donostia y Gipuzkoa.

Elisa Querejeta, con ayuda del autor, ha hecho la selección para la muestra, que recorre la realidad de 1977 a 2001 a partir de los reportajes realizados por Fernando Postigo sobre diversas temáticas, en una cronología que pone de manifiesto la progresiva pérdida de peso de los temas vinculados a la política y la violencia en favor de la cultura y sus protagonistas.

En las mismas fotos pero también en la manera de exhibirlas se pone de relieve cómo en la década de los 90 se fue dejando atrás el blanco y negro para incorporar el color.

La muestra incluye un apartado más personal, para el que el fotógrafo ha elegido en torno a 40 diapositivas de su colección propia.

La muestra, comisariada por Elisa Querejeta, cuenta con un apartado personal con 40 diapositivas de la colección propia del fotógrafo