La resaca de una tormenta de ladrones en Tolosaldea

30.01.2021 | 00:41
Interior de la sede policial asaltada por el grupo. Foto: N.G.

Un grupo de jóvenes deja un reguero de robos y destrozos en comercios y dependencias municipales de Tolosa y Anoeta

Tolosa y Anoeta amanecieron ayer con una estela de destrozos y robos provocada por cuatro jóvenes a lo largo de la noche. Desde el Kzgunea hasta el euskaltegi, nada quedó libre a su paso. Ni siquiera las dependencias de la Policía local. Una resaca de sucesos que deja, por ahora, dos detenidos, de 21 y 22 años. Los otros dos individuos consiguieron huir y se investiga su paradero.

El primer aviso de las intenciones del grupo se dio poco antes de las 20.00 horas del jueves, cuando la Ertzaintza recibió una llamada de una tienda de gominolas de la calle Nafarroa de Tolosa. Los cuatro jóvenes habían intentado robar en el local llegando incluso a agredir a una de las empleadas. El primer intento de saqueo de una noche que auguraba muchos más.

Con el cierre de los locales, tres de los jóvenes fueron descubiertos en el interior de una peluquería. Vestidos de negro y ocultando el rostro con un buff, habían forzado la entrada del local rompiendo una de las cristaleras. Una dotación de la Policía Municipal y otra de la Er-tzaintza se personaron allí, pero los ladrones ya habían escapado. Una vez allí, los agentes hallaron "bastante sangre en el lugar", presumiblemente fruto de algún corte realizado a la hora de romper el cristal.

La tercera llamada llegó desde un apeadero de Renfe, en la calle Rondilla, donde dos vigilantes habían sido agredidos por tres individuos que coincidían con el aspecto de los implicados en el robo de la peluquería.

No obstante, fue a partir de la medianoche cuando el grupo provocó los principales sucesos. Destrozando más cristaleras y forzando varias puertas, el grupo consiguió colarse en varias estancias municipales como el euskaltegi Aitzol, el Kzgunea y hasta una de las sedes de la Policía local, donde arrasaron con todo y se hicieron con varios equipamientos de los agentes.

dos detenidos

A su paso por los locales municipales, los ladrones hicieron saltar más de una alarma, lo que se tradujo en un juego del gato y el ratón entre los ladrones y la policía.

Un escapismo que terminó a las 1.40 horas, cuando los jóvenes fueron vistos cerca de un albergue tolosarra. El grupo se había introducido en el interior de las instalaciones, donde fue interceptado uno de ellos por agentes de la Ertzain-tza al intentar salir.

Otro de ellos fue detenido más tarde, en torno a las 4.00 horas. En un polígono industrial de Anoeta, una patrulla policial se topó con un individuo que caminaba con varios cortes en el brazo. Al coincidir su descripción con la de los asaltantes, también fue arrestado.

Los otros dos miembros de este grupo de ladrones siguen en paradero desconocido, por lo que la investigación de lo ocurrido continúa abierta.