Los exámenes de la OPE para personas con discapacidad intelectual se celebrarán este viernes en Ficoba

La convocatoria, que iba a celebrarse el pasado marzo, fue retrasada a consecuencia de la pandemia

16.11.2020 | 16:00
Un grupo de personas prepara el temario del examen en uno de los locales de Atzegi

Los exámenes de la Oferta Pública de Empleo (OPE) para que personas con discapacidad intelectual opten a tres puestos de trabajo en la Diputación de Gipuzkoa se celebrarán este viernes en Ficoba (Irun). La convocatoria, la primera de estas características que se celebra en Gipuzkoa, iba a tener lugar a finales del pasado mes de marzo, pero a consecuencia de la pandemia fue aplazada sine die.

Ahora, casi nueve meses después, los 150 aspirantes que tomarán parte en esta convocatoria histórica, están llamados a presentarse en el recinto ferial irundarra a las 10.00 horas para llevar a cabo el examen para el que llevan meses preparándose. La cita contará con todas las medidas sanitarias oportunas para que los aspirantes puedan realizar el examen de forma segura.

El decreto del estado de alarma y posterior confinamiento supuso un jarro de agua fría para estas personas, que durante meses, se prepararon a conciencia para enfrentarse a una de las oportunidades laborales más importantes de su vida.  La Diputación de Gipuzkoa sacaba a concurso tres plazas públicas dirigidas a personas con una discapacidad intelectual superior al 33% para desempeñar labores de servicios generales y archivo, una oportunidad laboral que hasta el momento les había sido negada

Tanto es así que la convocatoria causó gran expectación en el territorio y un total de 150 personas, la mayoría con experiencia laboral previa en diferentes fomatos (bien sea en un servicio ocupacional, con contrato o mediante un empleo con apoyo), se inscribieron.. 

A partir de entonces comenzó un periodo nada sencillo en el que tuvieron que prepararse a conciencia para superar el examen. Contaron, para ello, con la ayuda de asociaciones como Atzegi o Gureak, ambas con una dilatada experiencia en el ámbito de la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

Durante cuatro meses, se adaptaron los temarios, se facilitó la teoría, se ofrecieron tutorías y se crearon grupos de estudio para afrontar la prueba con las mayores garantías de éxito posibles. Sin embargo, la pandemia lo dejó todo en suspenso. 

Ahora, sin embargo, se vuelve a presentar la oportunidad. El examen del viernes abrirá un nuevo horizonte laboral a tres personas, aquellas que mejor nota obtengan en el examen. Pero para el resto no habrá sido una oportunidad perdida.

Quienes aprueben la oposición pero no consigan una de las tres plazas, pasarán a engrosar una bolsa de trabajo, lo que convierte esta convocatoria en una oportunidad única para la integración real de las personas con discapacidad intelectual en la Administración pública, una realidad que hasta ahora les ha sido negada.