El COVID-19 puede sobrevivir 28 días en los móviles

Un estudio australiano analiza su supervivencia en distintas superficies según la temperatura

13.10.2020 | 00:37

Sidney – El coronavirus puede sobrevivir al menos 28 días en superficies como el plástico o el acero a una temperatura de 20 grados, según un estudio de la agencia científica australiana publicado ayer.

El SARS-CoV-2 responsable de la pandemia que ha infectado a más de 37 millones de personas en el planeta puede sobrevivir unos 10 días más que el virus de la gripe, señala la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO).

"A 20 grados, que es la temperatura ambiente, hallamos que el virus era extremadamente fuerte y sobrevive durante 28 días en superficies lisas como los vidrios que se encuentran en los teléfonos móviles y los billetes de plástico", dijo Debbie Eagles, subdirectora del CSIRO.

Mientras que a 30 grados sus posibilidades de supervivencia son de 21 días en los billetes de papel y de siete en dinero plástico o acero inoxidable.

Si la temperatura es de 40 grados, el COVID-19 puede mantenerse durante 48 horas en superficies de plástico, un día en el vidrio, el acero y los billetes de papel y plástico y menos de 16 horas en las prendas de algodón, de acuerdo con la investigación.

El experimento Los científicos de CSIRO, cuya investigación apunta a que las temperaturas altas reducen la posibilidad de contagios de COVID-19, insertaron un virus seco en un moco artificial y colocaron cantidades similares a las muestras recogidas en pacientes infectados en diversas superficies.

Volvieron a aislar este virus durante un mes en condiciones en las que se variaba la temperatura, y también colocaron las muestras en la oscuridad para descartar el efecto de los rayos ultravioleta.

"Si bien aún está por determinar el papel preciso de la transmisión de la superficie, el grado de contacto con esta misma y la cantidad de virus necesaria para la infección, podemos establecer el tiempo en que sobrevive en las superficies", recalcó Eagles.

Los científicos de CISRO esperan que su descubrimiento contribuya a desarrollar estrategias de mitigación de riesgos en las zonas de alto contacto.