Mabel Lozano: "Hay cadenas que hacen pornografía del sufrimiento"

El canal Crimen + Investigación tiene en marcha la campaña 'Cambia tu historia', Una sucesión de testimonios sobre la violencia contra la mujer que ha dirigido la escritora Mabel Lozano. El anuncio no está contado en tercera persona, son voces reales que hablan de cómo se puede salir de tal infierno.

18.12.2020 | 19:59
Mabel Lozano comenzó hace trece años su carrera como directora de cine y escritora.

Mabel Lozano es recordada por muchos espectadores por sus trabajos como actriz, y también es seguida por miles de lectores por sus libros, en los que denuncia la trata de personas, la presencia de proxenetas en la vida de millones de mujeres o la pornografía en internet. Y denuncia cómo ciertos medios televisivos que tratan a las mujeres como objetos y las cosifican, se vuelcan con intensas campañas cuando llega un día especial que reclama la lucha contra la violencia de género.

Ha dirigido Cambia tu historia, un spot para dar visibilidad a la violencia contra la mujer y un trabajo muy especial para usted.
Es que tiene muchas cosas que lo hacen especial. Parte de un canal de televisión, Crimen + Investigación, y es importantísimo que los medios de comunicación se arremanguen y sigan conmemorando el día de la Violencia Contra la Mujer, que lo hagan también durante todo el año y lo hagan sin hacer pornografía del sufrimiento, sino de una manera ética. El anuncio del que hablamos, por ejemplo, está protagonizado por mujeres reales.

En algunos casos, las mujeres que aparecen en el spot y en las entrevistas que hemos vistos son muy jóvenes.
Algunas tienen 20 años y ya han vivido situaciones terribles. Muchas veces se habla de violencia de género; hablas tú, hablo yo, pero lo hacemos en tercera persona. Tener los testimonios de mujeres que han pasado por esa violencia y que hablan de resiliencia, de que se puede salir, de tejer redes para ayudar a otras mujeres, impresiona. Resultan magníficos estos testimonios, porque llevan a una esperanza real.

Desde fuera, y siguiendo el hilo del spot que ha creado, se puede llegar a pensar en por qué estas mujeres que sufren de violencia no cambian su historia, no dan una vuelta al timón que les hace vivir en un infierno.
Quizá porque se encuentran solas, porque no tienen a nadie. Una de las acciones más frecuentes de un maltratador es minar la autoestima con frases muy determinantes: Estas sola. No vales para nada. Nadie te quiere€ Lo primero que hace así es aislar a la mujer de su familia, de sus amigas, de todo su entorno más cercano, así que no tiene una mano tendida. En esta campaña se puede ver que una chavala de 20 años ni siquiera es consciente de que es víctima de violencia de género.

Vemos en televisión casos en los que las víctimas de violencia de género pertenecen a clases sociales sin recursos, no tienen estudios€
Y eso no es absoluto. Hay mujeres con estudios universitarios que sufren esta violencia, pero no se atreven a decirle a nadie qué es lo que está pasando en sus casas y piensan: ¡Qué vergüenza! Tengo una carrera y tres máster, ¿a quién le cuento esto? Tenemos que olvidar los prejuicios y dejar de pensar que esto solo les ocurre a las mujeres en situaciones precarias y sin herramientas educativas.

¿Sigue mirando hacia otro lado la sociedad?
Absolutamente. Determinados conceptos siguen muy arraigados y sí, miramos hacia otro lado. Es muy importante la educación, hay muchos micromachismos muy arraigados en nuestra sociedad, así que hay que educar en la igualdad real, porque solo de esta forma erradicaremos esta pandemia, en la que hay mujeres maltratadas o asesinadas dentro de una relación que nada tiene que ver ni con el amor ni con la pasión.

¿Quizá todo empezó como una historia de amor o de pasión?
Pienso que tiene que ver con esa cuota de poder y de sumisión que quiere ejercer el hombre contra la mujer. Cuando ve que se le escapa el poder que ejerce porque ella se va a divorciar y se va a ir lejos de él, entonces la asesina o mata a sus hijos, que sabe que es lo que más duele, con lo que más daño va a hacer a esa mujer. Yo me pregunto: ¿Esos hombres maltratadores o asesinos tienen madre, hermanas, familia? ¿Dónde falla la educación para que siga habiendo casos tan duros como el maltrato o que una mujer muera a manos de su expareja?

¿Cómo responde el sistema judicial ante estas situaciones?
Pienso que tenemos una Ley de Violencia de Género que es copiada y admirada en el mundo entero, pero no debe ser lo suficientemente potente y se sigue asesinando mujeres. Creo que es muy importante que la sociedad se mueva, es importante ser conscientes de que cuando la ciudadanía se mueve se mueve el mundo.

Usted suele hablar de que hay cadenas que se vuelcan con campañas contra la violencia de género cuando llega un día clave, pero llenan a diario su programación con espacios en los que la mujer es€
Tratada y presentada como un objeto. Cierto. Hay muchos programas en los que la mujer está cosificada, en donde no es más que un mero objeto para sacar rentabilidad de audiencia. Son esas mismas televisiones las que luego se vuelcan a su manera contra la violencia de género las que a la vez está utilizando la deshumanización de la mujer y convirtiéndola en objeto. Muchos programas hacen pornografía del sufrimiento de la mujer maltratada.

Pero no todo es así...
Una de las cosas que más me ha gustado de la campaña Cambia tu historia es que se habla con las víctimas de violencia, pero sin meter el dedo en la llaga. No hubiera dirigido nunca este spot si se hubiera basado en eso que hacen otras cadenas, en el todo vale con tal de tener audiencia y luego hago basura. Estamos hablando de un tema que hay que abordarlo desde el respeto. Lo que vemos en muchas televisiones y es lo de siempre: cómo la violaba, cómo la pegaba, cómo la insultaba€ Eso es nefasto, pero muy típico en la televisión, y alienta en ocasiones a otros maltratadores.

Hay otro libro suyo en el mercado, Pornoxplotación, que resulta brutal.
Es la mutación de la pornografía. Hablamos del sexo en vivo a través de internet, porque esa prostitución 2.0 es lo que más vamos a ver. No se puede hablar de trata de personas sin hablar de prostitución, no se puede hablar de pornografía sin hablar de prostitución. Esto no deja de ser también violencia de género. Es que en general, cuando hablamos de este tema nos quedamos en el ámbito de la violencia de la pareja y de la ex pareja, pero no, hay muchas formas de ejercerla y la pornografía es una de ellas.

Una de las alarmas en la sociedad es la temprana edad de los consumidores de pornografía.
Eso lleva a la adicción y también a acostumbrarse a ver unas prácticas sexuales violentas. Son chicos que se están educando en la sexualidad a través de la pornografía y pueden llegar a ser esos futuros maltratadores. También vemos cómo la pornografía se ritualiza en la calle, porque las manadas son el porno grupal. Esta pornografía en vivo se ha convertido en la escuela de muchos jóvenes y se están educando más para la violencia que para la sexualidad.

Y con la pornografía volvemos al mismo punto de partida: la familia, la sociedad y la educación.
Acceder a pornografía por internet es sencillo, y para muchos jóvenes se ha convertido en algo como ver un programa de televisión, y sí, volvemos a los orígenes. Volvemos a ver cómo se normaliza entre determinados chavales el mostrarse agresivo, violento o maltratador en una relación sexual. El problema es que no se educa en relaciones afectivas y sexuales sanas. Es que no hay que dejar solo en manos de los centros escolares la educación de nuestros hijos e hijas; a los menores hay que educarlos en casa, en el entorno familiar.

Aunque en casa muchas veces los educa una pantalla de televisión.
Cierto, pero tenemos que educar nosotros también en relaciones afectivo-sexuales sanas, relaciones que provengan de la empatía, del respeto, del deseo compartido o del placer€ No estoy hablando desde el punto de la moralidad, sino de educar a los chavales y chavalas en unas relaciones sexuales sanas, sin violencia ni agresiones. 


Personal
Edad: 52 años.
Lugar de nacimiento:  Toledo.
Trayectoria: Ha sido modelo, actriz y presentadora. Ha participado en distintos programas televisivos y en series muy conocidas como La casa de los líos o Los ladrones van a la oficina. En 2007, pegó un giro a su vida laboral y volvió a la universidad para estudiar cine. 
Lucha: Se ha volcado en proyectar la voz de las mujeres en cortos, largometrajes y libros. Se puso detrás de las cámaras por primera vez para dirigir la película documental Voces contra la trata de mujeres. A este título le han seguido otros como Las sabias de la tribu, Las mujeres que triunfan, Chicas nuevas 24 horas o El proxeneta, basado en un libro suyo. Acaba de lanzar PornoXplotación.