Cavenati y Abloh: dos lutos inesperados para el diseño

El mundo de la moda se ha vestido de luto en estos últimos meses con dos fallecimientos totalmente inesperados: la diseñadora Federica Cavenati, con apenas 28 años, y el original creador Virgil Abloh, a los 41 años

04.01.2022 | 10:16
Virgil Abloh, posando junto a la cantante Rihanna.

Demasiado jóvenes. Ese es el sentimiento que se ha respirado en el mundo de la moda en los últimos días cuando se hablaba de Federica Cavenati y Virgil Abloh, dos diseñadores que han fallecido con unas carreras meteóricas pero demasiado cortas, dejando tras de sí solo una muestra de a dónde podía haber llegado su talento.

Ella, Cavenati, era cofundadora de la firma británica 16 Arlington y murió a los 28 años de una "rápida y repentina enfermedad", según comunicaba su familia. Él, Abloh, creador de Off White, una de las figuras más revolucionarias de la industria del lujo y del streetwear, fallecía tras dos años de tratamientos contra un raro tipo de cáncer. Puede que sus nombres no sean muy conocidos, pero ambos, cada uno en su estilo y en su ámbito, fueron los artífices de muchos looks más que reconocibles.

16 arlington, una firma que es puro glamour
Federica Cavenati y Marco Capaldo se conocieron mientras estudiaban Moda. Ambos italianos, ambos apasionados del diseño, ambos guapos... y ambos se enamoraron. En 2017 fundaron 16 Arlington, una marca que conjugaba los cortes minimalistas con las lentejuelas, los brillos, los tules y otros elementos festivos, y que pronto se convirtió en una enseña de culto. Su idea, volver al glamour y la excentricidad del pasado, hizo que pronto gigantes como Net-a-Porter, Browns o Bergdorf Goodman se interesaran por sus colecciones. Lo tenían todo y eran la pareja de moda: puro glamour. La firma se convirtió en imprescindible de las mejores alfombras rojas, donde vistieron a estrellas como Amal Clooney, Lena Dunham y Jennifer López, y sobre el escenario a Miley Cyrus y Lizzo.


La diseñadora Federica Cavenati.

Todo iba viento en popa hasta que el pasado 6 de noviembre el mundo de la moda se conmocionaba con la noticia de la muerte de Federica, más conocida como Kikka. A los 28 años, tras una efímera pero muy mediática carrera en la industria de la moda gracias a su firma, la jovencísima diseñadora decía adiós a causa de una repentina enfermedad.

En su carrera destaca que dejó su Italia natal cuando apenas tenía 13 años y que estuvo siempre buscando nuevas ideas, nuevas culturas. Tras vivir y estudiar en Viena durante la adolescencia, se mudó a Bournemouth al cumplir la mayoría de edad. Allí inició su camino imparable en el universo de la moda, al estudiar Diseño en la Universidad de Artes de la ciudad, y continuó formándose en esta industria en el Instituto Marangoni (Londres), donde perfeccionó el arte del corte y patronaje hasta graduarse en 2015. Allí conoció a Capaldo y fundaron su firma de ropa, que lleva el nombre de su primer piso compartido, casi abandonado, en la calle Arlington de Londres. Desde allá, ambos cuestionaron desde sus inicios la actual idea del glamour con piezas excéntricas y espectaculares.

Se ganaron el favor de medios como la edición británica de Vogue, que los posicionó como una firma imprescindible para el armario de las jóvenes, "con vestidos de noche atrevidos y que se mueven a partes iguales entre la estética trash y glam".

Según un comunicado emitido por la firma, Capaldo tiene previsto presentar una colección inédita en su honor en febrero de 2022.

Virgil Abloh, el nuevo lujo se queda huérfano
Y si el universo de la moda comenzaba tristemente el mes de noviembre con el fallecimiento de Kikka, lo finalizaba con el de otro creador único, Virgil Abloh, que dejaba este mundo el día 28. Él fue uno de esos creadores inclasificables: diseñador de moda, DJ y productor estadounidense, director creativo de la colección para hombres de Louis Vuitton desde marzo de 2015 y director ejecutivo de la marca Off-White. ¿Alguien da más?


El diseñador estadounidense Virgil Abloh, junto a Rihanna.

Y si en el caso de Kikka la enfermedad llegó de manera repentina, en el de Abloh todo resultó igualmente sorpresivo, ya que él había mantenido en el ámbito privado su enfermedad. La muerte se anunció a través de su cuenta personal de Instagram. En un comunicado se informaba de que Abloh fue diagnosticado en 2019 de "una forma rara y agresiva de cáncer, el angiosarcoma cardíaco", y que desde entonces se había sometido a varios tratamientos. "A pesar de todo, su ética de trabajo, su curiosidad infinita y su optimismo nunca flaquearon. (€). A menudo decía: Todo lo que hago es para la versión de mí mismo de 17 años, creyendo profundamente en el poder del arte para inspirar a las generaciones futuras", explicaba la nota.

A pesar de su corta carrera, su carácter rompedor y polifacético le hizo ganarse el título de Andy Warhol de esta generación, y el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago (su ciudad natal) le dedicó una más que merecida retrospectiva en 2018. Sin duda, Abloh fue un auténtico disruptor en la industria de las tendencias, además de impulsar definitivamente la moda urbana y el lujo, y colaboró con multitud de marcas durante su carrera, desde Nike hasta Ikea o Evian.

Después de graduarse en Ingeniería Civil, el creador se lanzó en Milán con su propia firma, Off-White, después de haber arrasado con las sudaderas de saldo que reconstruía a través de su primera aventura en la moda, Pyrex, una firma con la que se ganó una legión de fans, en la que estaban Rihanna o Jay Z, entre otros. Era amigo personal de Kanye West y su primera línea femenina llegó a la Semana de la Moda de París en 2014. El espaldarazo definitivo le sorprendió con la colección de zapatillas Ten, diseñada en colaboración con Nike y con la que se alzó definitivamente como rey Midas del streetwear. 


Su muerte también fue noticia
Como en todos los sectores, la moda también tiene fallecimientos que, bien por prematuros o bien por las circunstancias en las que se dieron, han pasado a la historia. Aquí destacamos algunos de los más recordados:

* Manuel Mota. 2013

Suicidio que parecía un asesinato
El director creativo de Pronovias fue hallado muerto en los lavabos de un centro de atención primaria de Sitges, con una puñalada en el pecho, en enero de 2013. Todo apuntaba a que era un asesinato, pero Mota, de 46 años, dejó tres cartas que probaban su suicidio. La hermana del diseñador apuntó a la firma nupcial como la culpable de la muerte de Manuel.

*Vittorio Missoni. 2013
La avioneta que desapareció
Era el mayor de los tres hijos de Ottavio Missoni y Rosita Jelmini, fundadores de la firma italiana Missoni, toda una estirpe de la moda mundial. El 4 de enero de aquel 2013 viajaba en una avioneta con su esposa y una pareja amiga, cuando el aparato desapareció en algún punto entre el archipiélago de Los Roques y Caracas. Desde entonces no se ha sabido nada más.

* Alexander McQueen. 2010

No soportó la muerte de su madre
Tan sólo diez días después de la muerte de su madre, el genial diseñador británico se quitó la vida en febrero de 2010. Entonces tenía 40 años y se ahorcó en su casa londinense después de haber ingerido una mezcla de cocaína, tranquilizantes y somníferos. Solo dejó una nota en la que decía: "Cuidad de mis perros. Lo siento. Os quiero".

* Gianpaolo Tarabini. 2006

Atacado por elefantes en un safari
Él era el cofundador, junto a su esposa, la estilista Anna Molinari, de la firma Blumarine. A los 68 años disfrutaba de un safari en Zimbabue (África) cuando le atacaron dos elefantes. Su mujer fue testigo del suceso sin que nadie pudiera hacer nada por salvar la vida del empresario. Sin duda, una despedida de este mundo cuando menos extraña.

* Gianni Versace. 1997

Asesinado con dos tiros en Miami 
Sin duda una de las muertes más mediáticas del mundo de la moda. Corría el año 1997 y el diseñador italiano estaba en la cresta de la ola. Andrew Cunanan, toxicómano, gay y gigoló, le mató de dos tiros en la puerta de su mansión en Miami Beach y se suicidó días después. Se especuló con que la mafia italiana pudiera estar detrás del asesinato. Desde entonces, todo han sido especulaciones.

* Christian Dior. 1957

La causa sigue siendo un misterio
Fue uno de los modistos más grandes de todos los tiempos y su muerte sigue siendo un completo misterio. Lo único seguro es que falleció en 1957, a los 52 años, en la localidad italiana de Montecatini Terme. La causa de su fallecimiento tiene más de leyenda que de realidad: se dijo desde que se atragantó con una espina de pescado y le dio un colapso hasta que le dio un infarto mientras mantenía relaciones con dos hombres jóvenes.
noticias de noticiasdegipuzkoa