Final de Copa | "Confiamos en que volverán con la Copa"

Nerea Eizagirre, Nahikari García y Leire Baños, campeonas hace casi dos años, aconsejan a sus compañeros de la Realsobre cómo afrontar una cita tan trascendental para la historia del club txuri-urdin

01.04.2021 | 17:28
Nahikari García, Leire Baños y Nerea Eizagirre sujetan en Zubieta la Copa que ganaron.

Dos años después de que el equipo femenino lograra la Copa, el primer título de su historia, ahora le toca el turno a los chicos.
–NEREA EIZAGIRRE: Estos días hemos estado hablando con ellos y les hemos dicho que tienen que afrontar la final con calma. Además, se trata de un derbi, que siempre es emocionante... Lo importante es que funcione la cabeza. Yo siempre digo que en partidos así, donde hay mucha tensión y emoción, las piernas suelen ir solas, así que es vital que sepas hacer las cosas con cabeza; que no solo sea el corazón el que te empuje.
–NAHIKARI GARCÍA: Eso es. La final es súper ilusionante y tiene el añadido de que es un derbi, que le da un toque especial. Todos los realistas estamos con ilusión.
–LEIRE BAÑOS: Y es bonito que el mismo club, con dos equipos diferentes, puedan llegar a la final de Copa en tan poco tiempo. Ojalá ganen y podamos compartir título. Como dicen mis compañeras, siendo un derbi es aún más bonito. Ya hay ganas...

¿Qué partido esperan?
–N.E.: Jugando a lo que ellos saben jugar, con ese nivel tan alto que tienen, pueden hacerlo muy bien. He visto muchos partidos de la Real y juega muy bien. Enfrente tendrán a un Athletic que está bien, sobre todo desde el cambio de entrenador, y que llegará fuerte. Es importante, por tanto, que la Real dé su mejor versión.
–N.G.: Yo pienso que será un partido igualado, ya que en los derbis se igualan las fuerzas, y muy bonito. Y se decidirá por pequeños detalles.
–L.B.: Yo también creo que los detalles serán decisivos, que en estas finales son muy importantes. Y aguantar los 90 minutos, los 120 o los que hagan falta para llevarte la copa. Al final, con trabajo y confianza el premio llega.

¿Cómo se prepara un partido tan importante, que es tan diferente a todos los demás?
–N.E.: No hay por qué hacer cosas diferentes. Hay que estudiar al rival, cómo se le puede hacer daño... Creo que lo más importante es que tú hagas bien lo que quieres proponer y la Real tiene que tener claro a qué quiere jugar y cómo lo tiene que hacer. Una vez que esto esté claro, lo otro es ponerlo en marcha y eso lo saben hacer porque lo están demostrando esta temporada. Deberían afrontar la final como si fuera un partido más.
–N.G.: Tienen que prepararlo con ilusión. Ellos tienen que saber que van a tener sus opciones. Cómo deben afrontar la final...
–L.B.: Es a un partido y puede pasar cualquier cosa. Y no hay un favorito claro, al contrario que en nuestra final.

Deben trabajar con la motivación que tienen, que será muy alta.
–N.E.: A una final se le concede más importancia y los nervios están ahí. Por eso, tienen que intentar estar tranquilos, ser fríos. Como ya he dicho, que piensen bien lo que tienen que hacer, que no se dejen llevar por la emoción y las ganas.
–N.G.: Yo también les recomendaría que lo afrontasen con calma. Pueden hacer algo grande y tienen que disfrutarlo. Llegar a una final es todo un premio. Solo gana uno, pero el hecho de jugar un partido de esta dimensión es muy bonito.

Pero ¿cómo se gestionan esos nervios previos a una cita tan trascendental?
–N.G.: Eso está dentro de cada uno. Unas personas son más nerviosas que otras y cada uno sabe cómo gestionarlo. Tienen que pensar que es un partido más y que no tienen que hacer nada diferente. Habrá nervios, pero tienen que ir con la ilusión de que va a ser un partido especial. Ellos que llevan años en esto ya tienen experiencia como para poder manejarse en este tipo de situaciones.
–L.B.: Los nervios son normales. Nosotras tampoco habíamos jugado nunca una final de Copa... Pero en cuanto tocas el balón esos nervios se van. Lo importante es estar centrados en lo que tienes que hacer para ganar y levantar la copa, que es para lo que vas.
–N.E.: Al final, tienes que llevar a cabo tu planteamiento. Cada uno de los jugadores sabe lo que puede aportar al equipo. Hay que visualizar las cosas que has hecho bien, partidos que has ganado y poner ese listón. Pensar: Yo soy bueno en esto y sé que esto lo voy a hacer bien. Si tienen esa seguridad, los nervios no afectarán.

¿Qué consejos les pueden dar?
–N.E.: Que jueguen con intensidad todo el partido, que no se dejen ir en ningún momento. Hay que ser consciente de todo lo que te estás jugando para tratar de no cometer errores. Al rival no hay que darle motivos para que se crezca; cuantos menos les des, más cerca estarás de ganar.
–N.G.: Yo, en mi caso, he jugado muchas finales (además de la de Copa, en las categorías inferiores de la selección estatal) y solo he ganado la de Granada. En este tiempo he aprendido que hay que disfrutar y aprovechar los momentos. Lo que les aconsejaría es que disfruten del momento, de un día grande como ese. Y esperamos recibirles con la Copa.
–L.B.: Para mí, es muy importante poder aguantar hasta el final bien. Lo normal es que sea un partido duro, porque te juegas una copa. Yo les diría que disfruten, que salgan a ganar y que aguanten hasta el final. Aquí todo el mundo confía en que van a volver con la Copa.

¿Cómo creen que puede desarrollarse esta final en el terreno de juego?
–N.E.: La Real tratará de combinar más y de tener el balón. Pero en una final también puede ser que no sea así y que sea la Real la que quiera aprovecharse de jugar al contraataque. En cualquiera de las facetas, lo más importante es que la Real dé su mejor versión. El equipo que más disputas gane será, a mi juicio, el vencedor.
–N.G.: Además, los derbis son partidos en los que poco suele importar cómo llega cada equipo. Y en una final aún más. Es un partido único donde cada uno juega sus cartas. Se igualan las fuerzas, no hay favoritos y se suelen decantar por pequeños detalles. Los dos llegan en buen momento.
–L.B.: Cada uno sacará sus armas. Alguno quizá cambie algo para sorprender, pero es importante que la Real pueda desarrollar lo que sabe hacer. A ver si salen confiados en que van a ganar porque lo pueden hacer.

¿Qué valoración hacen de la temporada del equipo de Imanol?
–N.G.: Es verdad que llevan unos años trabajando muy bien, acertando en los fichajes, con una base sólida de casa... A partir de ahí están creciendo. Y tienen una conexión especial con la afición, que eso es siempre importante.
–L.B.: Claro que sí, la Real ha crecido mucho. Ahora cualquiera que se enfrenta a ellos va con respeto porque sabe que tiene unos jugadores increíbles y eso es lo bueno, que durante todos estos años ha crecido mucho. Es un equipo que se hace respetar y eso es importante. Y el Athletic saldrá con ese respeto en la final.

¿Aprecian similitudes con la final de Copa que ustedes ganaron en Granada?
–N.E.: Nosotras no llegamos como favoritas; lo era el Atlético de Madrid, que había ganado días antes la Liga. Y en esta final de los chicos no hay esa diferencia. El Athletic ha estado en algunas finales y ahora le están saliendo las cosas bien... Si la Real gana, en cualquier caso, va a ser bonito porque también es un derbi y porque superaría a un equipo que llega en su mejor versión.
–N.G.: Nuestro caso fue David contra Goliath. El Atlético llegaba de ganarnos 3-0 en casa para hacerse con el título de Liga. Y nosotras dimos la sorpresa. Y en la de los chicos esperemos que no haya sorpresas y que gane la Real, que es lo que queremos todos aquí.
–L.B.: Esta final, como la nuestra, será especial. Que sepan, y creo que lo saben, que todos confiamos en ellos y deseamos que traigan la Copa.

Durante su final, pese a no ser favoritas, les salió todo a pedir de boca.
–N.E.: Pues sí, pero ellas se pusieron por delante enseguida. Y a pesar de que eran superiores a priori, nosotras nunca perdimos la esperanza, que es una de las cosas más importantes en una final, y pudimos empatar antes del descanso. Y en la segunda parte marcamos el 2-1 y pudimos aguantar el marcador.
–L.B.: Sí, empezamos perdiendo... Todo parecía en contra. Tal y como he dicho antes, en una final hay que pelear hasta el último segundo. Y fue lo que hicimos nosotras: creer, y así nos salieron las cosas.
–N.G.: Nosotras supimos jugar nuestras cartas. Lo teníamos claro e íbamos con la tranquilidad de saber cuáles eran nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades, sin arrogancia, asumiendo nuestro rol. Supimos jugarla muy bien y cayó de nuestro lado. Fue una final soñada.

Y más si marca el gol de la victoria.
–N.G.: Así es. Qué más se puede pedir. El primer título de la Real en la sección femenina, en un partido de tal trascendencia... Y, sobre todo para mí, lo más bonito fue marcar ese gol (el del definitivo 2-1) en la zona en la que estaba la afición. Eso redondeó todo, el poder tener nuestro momento con nuestra gente. Fue más especial por eso, y el recuerdo es imborrable.
–L.B.: Ese momento fue increíble. Con toda la afición que había, que nos animó un montón. Celebrarlo con ellos fue especial.

Una afición que esta final no la va a poder vivir in situ.
–L.B.: Eso es una faena. Pero sabemos en la situación en la que estamos. Es una pena que en una final de Copa no haya afición, pero los jugadores saben que toda la hinchada está con ellos y les vamos a animar hasta el final.

Con la perspectiva del tiempo, ¿cómo valoran este primer título del equipo femenino?
–N.E.: En el momento fue espectacular. Desde ese día, y un poco antes, mucha gente se enganchó al equipo femenino. Y desde entonces estamos creciendo mucho. Fue bonito sentirse reconocidas y valoradas por la afición. Ahí nos dimos cuenta de que teníamos mucho por hacer.
–N.G.: No hay nada como el primer título. La Real ganará muchos títulos, pero del primero siempre te vas a acordar. Un partido así, además cuando todo el mundo cree que va a ganar tu rival, sabe hasta mejor. Una final es un partido que estará en la memoria de mucha gente.
–L.B.: Lo recuerdas y aún te parece increíble. Creyendo, como he apuntado, el premio llega y el claro ejemplo es el nuestro. Por eso, animo a los chicos a que crean en ellos para que se lleven la final.

Y esta temporada están en la parte alta de la clasificación.
–N.E.: El equipo ha dado un paso más. Ahora pocos rivales nos ganan. Sentimos en casi todos los partidos que somos superiores, salvo contra el Barça o algún otro.
–N.G.: Nos estamos acercando a los equipos de arriba después de un inicio irregular. La idea tiene que ser esa, mirar siempre hacia arriba.
–L.B.: Es verdad que en la primera vuelta nos costó un poco, pero hemos ido cogiendo confianza y a partir de ahora vamos a cuchillo.

¿Qué objetivos se marcan?
–N.E.: Nosotras estamos compitiendo bien. Acabar entre los tres primeros clasificados es nuestro objetivo, pero no es fácil porque arriba hay equipos que están haciendo muy bien las cosas. Este equipo tiene mucho que dar... Somos una plantilla joven, con una entrenadora que tiene las ideas claras, con un estilo propio de jugar a un fútbol combinativo y con mucha llegada. Y una de las jugadoras que ha salido beneficiada de este estilo soy yo, ya que me gusta tener el balón y asociarme con mis compañeras. El objetivo es seguir sumando y mejorando, y a ver si nos podemos colar entre los tres primeros y ser un equipo de Champions.
–N.G.: El objetivo tiene que ser mirar hacia arriba y acercarnos a los primeros puestos.
–L.B.: Como dicen ellas, nuestro objetivo es quedar lo más arriba posible.
–N.E.: Además, este año tenemos un equipo muy bueno y con mucho futuro. Si se cree en este equipo, daremos muchas sorpresas, y ojalá que no sea el último título.