La Real Sociedad derrota al Cádiz con dos goles de Mikel Oyarzabal en un serio partido

Una madura Real logra los tres puntos en Nueva Mirandilla en el primer partido de un maratón de siete choques en 22 días

Cádiz 02Real

12.09.2021 | 18:02
Oyarzabal se dispone a lanzar el penalti que supondría el 0-2.

La Real ha derrotado al Cádiz con un doblete de Oyarzabal en el primero de los siete partidos del maratón de encuentros que afrontará en en los próximos 22 días. La Real se sitúa provisionalmente tercera, con nueve puntos, tras encadenar tres triunfos consecutivos en los que ha mantenido la puerta a cero.

Una Real bien plantada, con Guevara en lugar de Zubimendi y Portu en el del lesionado Barrenetxea, ha dominado en campo rival el inicio del choque, aunque esta circunstancia no inquietaba al conjunto andaluz, agazapado a la espera de los errores realistas. En una recuperación, el primer aviso lo ha dado el equipo amarillo, que sin poner nervioso a Remiro, ha probado al guardameta navarro con un lanzamiento con el que cerraba un contraataque y toda una intención de partido.

Un fuera de juego posterior ha desbaratado una buena aproximación de la Real, cuyo juego milimétrico empezaba a pasar por las botas de Silva. Todo, antes de llegar al minuto 10. El propio atacante canario sería quien, en un balón muerto en el área, aprovecharía para chutar un rechace que acabaría en el primer saque de esquina del partido.

La Real mantenía el dominio y un balón largo casi desde el centro del campo al desmarque de Oyarzabal le han faltado metros para poder hacer un mejor control y remate. El equipo de Imanol no hacía ascos tampoco al juego directo.

Con menos claridad han transcurrido los siguientes minutos, que han vuelto a dejar una muestra de lo necesario que es un futbolista de la talla y la clase de ilva en la línea de tres cuartos. Aun así, el Cádiz ha sido quien ha agitado la coctelera, con balones cruzados, centros disparos y un balón de Fali que ha terminado en el larguero tras desviarlo Aihen. El Nuevo Mirandilla -antiguo Ramón de Carranza- con 12.000 espectadores, el 60% de su capacidad, se venía arriba.

En el siguiente minuto, la coctelera la ha agitado la Real, que entre Portu, Isak y Merino han tenido varias ocasiones de disparo que ha terminado culminando alta con no mucha convicción.

Tras la pausa de refresco del minuto 36, Espino ha hecho una fea falta a Silva cuando ya estaba desbordado, y en el lanzamiento, Oyarzabal se ha topado con la barrera y el rechace, de un Isak aislado del juego blanquiazul, ha tenido casi más peligro que el tiro original.

Con cerca de un 80% de posesión, la Real no terminaba de cristalizar ese dominio en mejores ocasiones ni, sobre todo, goles.

Acoso y derribo con premio

Sin llegar a intervenir Remiro, el primer aviso de la segunda parte lo ha dado el Cádiz, aunque rápido han vuelto las aguas a su cauce: una Real dominadora, pero con escaso acierto en el último tercio del campo, en buena medida por el plan defensivo pertrechado por el conjunto gaditano.

Una gran jugada de Isak, si bien escorada desde la banda derecha tras combinar en dos paredes con Portu, ha enfilado área hasta que Cala le ha parado en falta, lo que le ha llevado a ver amarilla. El saque bajo de Oyarzabal lo ha despejado Sobrino al córner. Sexto a favor de la Real.

Al cuarto de hora, el técnico local Cervera es quien ha movido primero el banquillo: Alarcón, Giménez y Osmajic por Negredo, Fernández y Johnson. Poco ha cambiado el choque en los siguientes instantes, quitando una rápida jugada realista que ha pillado por primera vez en el choque sin armar a la defensa del Cádiz. El balón de Oyarzabal se ha ido por banda. A la salida, la Real la ha vuelto a armar, con un buen balón de Merino, que ha chutado Oyarzabal y el rechace, dentro del área, ha trazado un gran regate cuyo peligroso disparo final ha terminado en la esquina al filo del minuto 20 de la segunda parte.

La Real ganaba tino ofensivo en la medida en que caía la finura defensiva gaditana, lo que hacía que las ocasiones fueran poco a poco más claras. Aun así, insuficiente. Con casi 20 minutos por delante, Imanol ha optado por mover su banquillo también, y mientras esperaban en la banda Januzaj y Sorloth para salir por Portu e Isak, Aritz ha colgado un balón majestuoso desde el centro del campo y un cabezazo impepinable de Oyarzabal ha topado por fin las mallas gaditanas. 0-1 en el minuto 72 y doble cambio de la Real.

Abierta la lata, la Real aguantaba el balón como en el resto del partido en el que ha rozado el 80% de posesión, mientras que el Cádiz dudaba si saltar a la presión o seguir con el plan original. Se ha ido decantando por el primero, lo que al equipo realista le abría nuevas posibilidades del centro del campo en adelante.

Poco después de la pausa de hidratación del 75', Imanol ha dado entrada a Zubimendi por Silva, que ha salido aplaudido por los espectadores que se han congregado en Nueva Mirandilla.

Ya en los últimos diez minutos, y con más acierto que contra el Levante en su debut, Sorloth ha recibido un balón vertical alto, que ha controlado con la cabeza y se lo ha echado a la carrera. Al internarse en el área, ha sido objeto de penalti, que además del 0-2 de Oyarzabal, pichichi de la Liga, ha supuesto la expulsión de Cala por doble amarilla. Era el minuto 84.

Ya en la recta final, Imanol ha dado entrada a Zaldua y Lobete por Gorosabel y el bigoleador Oyarzabal.

El próximo partido de la Real, que encadena ya tres partidos sin encajar gol tras los cuatro contra el Barça, será ya europeo, con la visita al Phillips Stadion de Eindhoven el jueves ante el PSV (21:00 horas).

noticias de noticiasdegipuzkoa