La Real echa el candado

El conjunto blanquiazul basa sus dos primeras victorias de la temporada en dejar la portería a cero, algo que el pasado curso consiguió en un total de 20 ocasiones

30.08.2021 | 00:25
Robin Le Normand golpea el balón en presencia de Radoja en un lance del partido del sábado ante el Levante.

donostia Segunda victoria y segunda portería a cero de manera consecutiva. La Real ha basado las dos primeras victorias de la temporada en mantener su meta a buen recaudo y los triunfos han comenzado a llegar. Olvidada la nefasta puesta en escena del Camp Nou, el equipo de Imanol Alguacil ha sabido reconducir la situación de la mejor manera posible, echando el candado.

Dijo Imanol tras la victoria frente al Rayo, preguntado por el hecho de mantener la portería a cero, que a él le gustaba más ganar 5-4 que 1-0. Pues frente al Levante, el equipo blanquiazul volvió a repetir la fórmula y el éxito parece garantizado. En ambos encuentros, a la Real le ha bastado con hacer un gol y no encajar. Seis puntos de manera consecutiva. Pero este modelo ya le dio a la Real bastante rédito la temporada pasada, cuando hasta en un total de 20 ocasiones dejó su portería a cero en los 50 partidos oficiales disputó el equipo entrenador por Alguacil. Sin ir más lejos, un 1-0 le bastó a la Real para ganar el título de Copa en la final frente al Athletic.

El cambio experimentado por la Real con respecto a la primera jornada es más que evidente. El enfado de Imanol y sus mensajes calaron hondo en el seno de un vestuario que ha respondido de la mejor de las maneras. Esa primera media hora en el Camp Nou escoció y mucho. Hacía mucho tiempo que la Real no recibía un baile semejante. Y la única variante ha sido la actitud, porque en lo que a nombres se refiere, Alguacil no ha realizado muchos cambios. De hecho, en defensa solo ha salido Joseba Zaldua del equipo y en su lugar ha entrado Andoni Gorosabel. Remiro, Aritz, Le Normand y Aihen continúan, ofreciendo un rendimiento más que notable, con la ayuda estelar de un Martín Zubimendi que tiene el don de la ubicuidad.

Mención aparte merece el lateral de Etxauri, que de transferible se ha convertido en titular indiscutible para Imanol, ofreciendo un nivel altísimo. Aihen está aprovechando a la perfección la oportunidad que le ha llegado por las lesiones de Nacho Monreal y Diego Rico. Es de esperar que cuando uno de los dos regrese, lo normal es que Aihen desaparezca, pero hasta ese momento y conociendo cómo se las gasta Imanol Alguacil, Aihen podría perpetuarse en el puesto.

Sin apenas ocasiones


A diferencia de lo ocurrido frente al Rayo, el sábado el Levante apenas generó ocasiones de gol. Los de Andoni Iraola, por ejemplo, estuvieron cerca de marcar, larguero incluido, pero los de Paco López se mostraron incapaces de descifrar el entramado defensivo de un equipo, el blanquiazul, muy sólido a lo largo de los 90 minutos. Si en defensa, la imagen del equipo fue digna de mención, arriba le bastó que Barrenetxea y Silva se encontraran para que los tres puntos se quedaran en Anoeta.

El próximo destino llevará a la Real a Cádiz. Si el equipo blanquiazul es capaz de darle continuidad a la solidez defensiva tendrá mucho ganado. La pasada campaña ganó 0-1.

noticias de noticiasdegipuzkoa