kirolak

Real Sociedad: Anoeta acogerá público desde el inicio del curso

Nueva normalidad El Gobierno Vasco dispondrá de la competencia de decidir el aforo después de que el Ejecutivo español aprobara el regreso de los aficionados a los estadios

25.06.2021 | 00:25
Aficionados realistas en la Grada Zabaleta del estadio de Anoeta, en el último partido disputado con público, el 28 de febrero de 2020.

Donostia – El estadio de Anoeta volverá a contar con sus aficionados desde el comienzo de la próxima temporada, previsto para el fin de semana del 14 y 15 de agosto, después de que el Gobierno español aprobara ayer el regreso del público a los recintos deportivos tanto en la Liga de Fútbol Profesional –que acoge la Primera y la Segunda División– como en la Liga ACB. En principio, el aforo que podría registrar el campo de fútbol donostiarra lo decidirá el Gobierno Vasco, que pasará a ostentar la competencia de determinar el número de espectadores, que deberán llevar mascarilla, en los espacios deportivos.

Ahora mismo la previsión es que Anoeta pueda acoger en torno al 75% de su aforo en los primeros partidos que la Real dispute como local, tal y como dejó entrever hace unos días el presidente del club txuri-urdin, Jokin Aperribay. Incluso esta cifra podría subir al 80% a tenor de los datos que maneja el máximo mandatario de LaLiga, Javier Tebas, siempre y cuando la evolución de la pandemia sea favorable.

Teniendo en cuenta estas previsiones, en un estadio que puede albergar a cerca de 40.000 espectadores, la cantidad de aficionados con los que comenzaría el equipo realista como local oscilaría entre los 30.000 y los 32.000. Una cifra considerable habida cuenta de los efectos de la pandemia del covid-19 que ha sufrido la sociedad pero que no alcanza el número de abonados con los que cuenta la Real, que en la actualidad se aproxima a los 35.000. En la Junta de Accionistas de la entidad txuri-urdin que tuvo lugar el pasado 23 de diciembre, el dato oficial de socios ofrecido fue de 35.287, lo que supuso el récord histórico, pero en los últimos meses esta cantidad ha bajado ligeramente debido a la imposibilidad de asistir al estadio durante la pandemia.

De todas maneras, en el supuesto de que la totalidad de los abonados quisieran acudir a presenciar un partido de la Real en el tramo inicial de la próxima campaña, esta opción no se podría dar si permanecen vigentes las previsiones tanto de LaLiga como del propio club blanquiazul. Así las cosas, el Consejo de Administración presidido por Jokin Aperribay debería decidir la fórmula por la que sus socios podrían asistir de forma presencial a los encuentros ligueros después de año y medio sin hacerlo. Cabe recordar que el último partido con público en Anoeta data del 28 de febrero de 2020 ante el Valladolid, con victoria de la Real gracias a un gol de cabeza de Januzaj en una jugada trenzada por Zaldua y Oyarzabal por la banda derecha.

Un sorteo, a priori, entre los abonados que desearan acudir podría ser la fórmula más lógica, pero también hay que tener en cuenta que en cada partido de Liga en Anoeta son alrededor de 4.000 los abonados que dejan de acudir por diferentes razones... Motivo por el que probablemente todos los socios que quisieran asistir a los encuentros lo podrían hacer sin tener que recurrir a ningún tipo de sorteo o práctica similar. Eso sí, también habría que tener en cuenta si la Real, al igual que el resto de clubes de LaLiga, estaría obligada a dejar un número de entradas a la hinchada del equipo rival. Extremo sobre el que aún no se ha tomado ninguna decisión.

Tomando como ejemplo el mencionado último compromiso liguero que tuvo lugar en Anoeta, que acogió a 30.611 personas en sus gradas –una cantidad muy parecida a la media de asistencia a los duelos oficiales en el recinto de Amara–, no haría falta que se tuviese que aplicar ninguna fórmula para la entrada de sus socios, ya que en este caso entrarían seguramente todos los que lo desearan. Otra cosa sería si en el tramo inicial del curso se celebrara alguno de los partidos más interesantes de la temporada, contra un rival de primer nivel por ejemplo, lo que suscitaría el interés de un mayor número de aficionados. Pero, en cualquier caso, está prácticamente garantizada la entrada de los abonados que quisieran asistir a los encuentros.

Asimismo, un dato a tener en cuenta es que se podría dar la situación de que en una comunidad autónoma, como podría ser la vasca, los estadios de fútbol de LaLiga acogieran el 75% o el 80% de su aforo, mientras que en otras a sus campos de fútbol pudiera asistir el 100%. Supuesto que el organismo que rige el fútbol estatal debería estudiar para que no se desvirtuara una competición en la que hay tanto en juego.

normativa actual


Desde el pasado mes de mayo, cuando el Gobierno estatal autorizó el acceso, una parte del público ya pudo regresar catorce meses después a los eventos cumpliendo determinadas condiciones, aunque esto solo sucedió en las zonas con una Incidencia Acumulada inferior a 50.

En el Consejo Asesor del LABI reunido el pasado viernes, se valoró, según dijo el lehendakari, Iñigo Urkullu, que "las medidas preventivas y la vacunación están ofreciendo resultados positivos" en Euskadi, en donde la Incidencia Acumulada en los catorce días previos a esa fecha era de 125. Ampliando el espectro, se destacó la reducción de la "tasa máxima de 546 casos del 26 de abril hasta los 125 de hoy –por el día 18–".

Dada la situación con tendencia positiva, en esa reunión se acordó un decreto, que entró en vigor el sábado día 19, con el que se pretendía "consolidar esta tendencia". En lo concerniente a la parcela deportiva, se estableció que "el máximo de personas para cualquier tipo de evento" fuese de "600 personas en interior y 800 en exterior". En el caso de "recintos con capacidad para entre 1.600 y 5.000 personas", el máximo se amplió "a 800 en interior y 1.200 en exterior" –como en el último partido del equipo femenino de la Real disputado en Zubieta–. Mientras, en los recintos "con capacidad superior a 5.000", el aforo permitido se fijó en el "30%".

A día de hoy, los estadios de clubes de la LaLiga que pueden ofrecer un acceso del 30% en Gipuzkoa son Anoeta (con capacidad para 40.000 espectadores y posibilidad de entrar 12.000) e Ipurua (8.160-2.450). Pero estas cifras irán mejorando.

En Euskadi en la actualidad


30% de aforo 
en recintos PARA más de 5.000 espectadores.


El Consejo Asesor del LABI, en la reunión del día 18, acordó un decreto que permite el acceso a un 30% del aforo en los recintos deportivos con capacidad superior a los 5.000 espectadores. En recintos con capacidad de entre 1.600 y 5.000 personas, el máximo se amplió a 800 en espacios interiores y 1.200 en exteriores.

Nuevos pasos

si se confirma la tendencia.


Lo acordado el viernes 18 será valorado en "un periodo máximo de entre 15 y 20 días". Si la tendencia positiva en la tasa de Incidencia Acumulada se mantiene, "será de aplicación un nuevo paso en la modulación de las medidas del Plan Bizi Berri III o, incluso, la desactivación de la emergencia sanitaria". De modo que en las dos primeras semanas de julio podrían producirse cambios.

El estadio donostiarra podría acoger entre un 75% y un 80% del aforo en los primeros partidos de la Real como local

Anoeta podría albergar entre 30.000 y 32.000 espectadores al inicio de la próxima temporada y el club cuenta con casi 35.000 socios


noticias de noticiasdegipuzkoa