Real Sociedad | El elogio de los campeones

Satrústegui, Gajate, Zamora, lópez ufarte e Idigoras alaban el juego realista

05.04.2021 | 00:10
Roberto López Ufarte, a su llegada ayer a Hondarribia.

donostia – Ya no serán la última generación campeona. Exjugadores como Satrústegui, Gajate, Zamora o Idigoras se mostraron ayer felices por el nuevo título logrado por la Real Sociedad, alaban el buen juego y los méritos de este equipo y confían en que consiga más éxitos.

 

Jesús Mari Satrústegui

"Es un empuje para los que llevamos la Real en la sangre"

El máximo goleador en la historia de la Real Sociedad, Jesús Mari Satrústegui, sintió "unas emociones grandísimas" por el triunfo logrado en Sevilla: "En estos momentos tan difíciles, este título es un empuje importante para todos, sobre todo para los que llevamos la Real en la sangre. Después de tantos años, haber conseguido traer una copa a nuestra casa es indescriptible". "Aunque nos costó dormir por los nervios, hay que agradecerles a estos chavales la satisfacción de haber conseguido la Copa, que se la merecen, y que han sabido dar esta gran alegría a todos", añadió.

El navarro destacó que "se vio claramente que la Real tenía un equipo más fuerte que el Athletic, y así lo demostró".

El exdelantero cree que la actual Real puede aspirar a más títulos "sin lugar a dudas. Me recuerda a la época nuestra. Incluso, nosotros éramos once jugadores; aquí hay dos equipos. El que sale demuestra que vale tanto como el que en teoría es el titular. Encima, son muy jóvenes. Yo ya había dicho que esta Real iba a dar muchas satisfacciones a los que somos realistas".

Satrústegui se mostró feliz porque haya más jugadores que hayan dado títulos al club txuri-urdin: "Aquí es la Real la que es campeona. Tenemos que estar orgullosos de haber vestido esa camiseta y de haber aportado nuestro granito de arena a toda esa gente que son realistas a muerte".

 

Agustín Gajate

"Casi no pude ver el segundo tiempo"

Agustín Gajate vivió la final acompañado por el nerviosismo, "peor que si hubiera estado metido en el ajo, en el campo. Al final, con tanta entrevista o tantos comentarios de la gente en la calle, te metes en una situación que no es la del aficionado normal. Te aseguro que casi no pude ver el segundo tiempo, estaba con una excitación horrible".

El central, que ganó dos títulos de Liga, una Copa y una Supercopa, afirmó que "la Real hizo lo que tenía que hacer. Nos hubiera gustado que hubiese sido todo más bonito en el terreno de juego, pero la Real supo gestionar muy bien el partido". El título de Copa logrado en La Cartuja le hizo sentir "una inmensa alegría" y acordarse "de la situación que se vivió en el '87", cuando la Real conquistó su penúltimo trofeo copero. "Después de aquello, creo que es la vez que más he disfrutado de lo que es el fútbol", agregó.

El donostiarra se muestra feliz de haber dado el testigo a una nueva generación de campeones: "Todos los años estamos deseando que nuestro equipo gane y consiga títulos, y eso de haber ganado hace mil años el último título que no sea lo normal; que cada poco tiempo la gente pelee por cosas buenas".

Gajate no duda en que esta Real podrá aspirar a más triunfos: "Claro que sí. Estuvimos a un paso de jugar la final de la Supercopa. Creo que estamos en la elite. Es difícil competir con equipos que están por encima en presupuesto, pero la Real está en ello, y si se gestiona como se está gestionando y seguimos en esta línea, podemos aspirar a cosas".

 

Jesús Mari Zamora

"A ver si no pasa tanto tiempo hasta ganar otro título"

El autor del gol que dio a la Real su primer título de Liga, Jesús Mari Zamora, vio la final "con emoción y un poco de nervios, tampoco muchos. Creo que fuimos un poco mejores. El primer tiempo fue muy igualado, y en el segundo, a raíz de la mano al borde del área, que si fue dentro o si fue fuera, les surgieron dudas a ellos y nosotros, sin ocasiones, estuvimos mejor. Faltando diez minutos, ya no veía al Athletic capaz de meter un gol".

El errenteriarra sintió "una gran ilusión, por el equipo, por los chavales y por la afición. La pena fue no poder compartirlo, como en nuestra época".

El título logrado en La Cartuja, además, libera a la generación que fue campeona en los años 80 de ser los últimos realistas en ganar un trofeo: "Nos hemos quitado un peso de encima. Nos alegramos mucho de que tengamos otro título. Hacía 34 o 40 años de los títulos y no había manera de salir de ese bucle. Ahora ya se ha acabado y a ver si a partir de ahora no pasa tanto tiempo" hasta conseguir otro éxito. Zamora, que estuvo presente en los cuatro títulos logrados por la Real en los años 80, cree que esta plantilla puede aspirar a ganar más competiciones, aunque "ganar la liga me parece muchísimo más complicado. Veo la posibilidad de conseguir más cosas en la Copa".

El errenteriarra no cree que esta Real sea comparable con la plantilla de los años 80, "porque el fútbol cambia. Han cambiado los entrenamientos, la forma de trabajar, los materiales, el terreno de juego... y sobre todo, que éramos todos de casa, y ahora tenemos gente de fuera. La comparativa no tiene validez. Igual si hubiéramos tenido dos o tres jugadores de renombre, en vez de ganar dos ligas –o tres, porque nos robaron la primera–, hubiéramos tenido cinco títulos, más copas, o igual no tendríamos nada o nos hubiéramos quedado así. Hubiéramos tenido más opciones, seguramente".

Zamora celebró el título "con la familia, haciendo la ola, con camisetas de la Real". Ayer también hizo "un pequeño homenaje" a los campeones. "Por la mañana fui a andar en bici con la camiseta de la Real, y es algo que nunca había hecho. Creo que no me había puesto la camiseta más que cuando estaba jugando a fútbol".

 

Roberto López Ufarte

"Puede ser el inicio de un futuro prometedor"

Roberto López Ufarte estuvo entre los invitados que pudieron seguir el choque en directo en La Cartuja. El Pequeño Diablo destacó la buena actuación de los realistas ante el Athletic: "Las finales no hay que jugarlas solo, hay que ganarlas. Es verdad que no fue un partido bonito para el espectador, pero fue muy emocionante para los aficionados de la Real. La Real fue superior, controló el partido. No hubo muchas ocasiones, pero el único equipo que tenía argumentos para ganar era la Real. El Athletic estaba totalmente bloqueado".

El irundarra tiene claro que "la Copa fue más que merecida. Después de 34 años, ya tocaba, porque la Real lleva por lo menos un par de temporadas jugando muy bien al fútbol. Aun estando en construcción, con gente joven y con el equipo que poco a poco puede ir para arriba, creo que puede ser el inicio de un futuro prometedor, más a nivel de Copa que de Liga".

López Ufarte elogió a la plantilla de Imanol: "Es un equipo muy equilibrado. Arriba tenemos dinamita, en el centro del campo hay gente que juega muy bien al fútbol, como Silva, Merino y tres pivotes fantásticos. Zubimendi dio equilibrio al equipo y estuvo francamente bien. Atrás estamos mejorando, y Zubeldia se está erigiendo en un buen central, igual que Le Normand, y en las bandas tenemos muy buenos jugadores, y un gran portero".

 

Santi Idigoras

"Este equipo se merecía un título por su fútbol"

La final de Copa no puso "muy nervioso" a Santi Idigoras: "Cuando vi los primeros veinte minutos me di cuenta de que se iba a ganar, porque se veía que la Real era superior. La calidad estaba en la Real".

El oñatiarra, campeón de la liga 80-81, vivió el título "con una gran alegría. Todos estábamos con ganas de este partido, a pesar del tema de la pandemia y todo eso, esperando un triunfo de la Real Sociedad".

El antiguo delantero tiene claro que "este equipo actual se merecía un título por el fútbol que estaba haciendo esta temporada. Es una Real fantástica, con un juego muy bonito. Dan ganas de que llegue el día del partido para verles jugar, y con mucha ilusión porque pueda conseguir cosas importantes. La liga es muy complicada, pero otros torneos como la Copa del Rey o la Europa League, aunque sea difícil, sí se pueden conseguir".