Real Sociedad: David Silva podrá jugar contra el Barcelona

Todavía dolorido, el canario no saltó al campo, pero se encuentra mucho mejor y si su evolución sigue siendo óptima e Imanol lo considera oportuno, jugará ante el Barça

18.03.2021 | 00:06
Januzaj, Sagnan, Guevara, Isak y Merino bromean en el entrenamiento de ayer.

donostia – La Real regresó ayer a los entrenamientos en otra soleada mañana en Zubieta. La principal noticia estuvo en que ninguno de los tocados pudo reincorporarse al grupo, aunque en algunos casos fue más por una cuestión de precaución que de preocupación. Los que se encuentran en perfectas condiciones trabajaron a las órdenes de Imanol en el José Luis Orbegozo, mientras que Zaldua, Elustondo, Zubimendi y Carlos Fernández se ejercitaron por su cuenta en el z2 para continuar con sus respectivos y vigilados procesos de recuperación.

El que no se dejó ver en el césped fue un David Silva aún dolorido del feo rodillazo que recibió en la espalda en el duelo de Granada por parte de Eteki. Según pudo confirmar este periódico, su evolución es buena y la decisión de que no se reincorporara a la dinámica, como incluso estaban barajando ayer mismo, fue consensuada y por el hecho de mantener la prudencia y no forzar para que pueda jugar ante el Barcelona y la final ya sin ninguna molestia. Todavía quedan tres prácticas antes del duelo ante los catalanes, por lo que está a tiempo de afinar su puesta a punto y será el cuerpo técnico el que decida si será de la partida.

Imanol no faltó a su cita para saludar a los medios de comunicación que ayer podían asistir a la primera media hora de la práctica. Como recordarán, la semana pasada el equipo también se entrenó bajo un sol resplandeciente y el oriotarra pidió con media sonrisa que se mantuviera el buen clima hasta el 4 de abril, por la final de Copa, ayer no quiso dejar escapar la oportunidad de recoger su propio testigo: "No es posible un mes y medio con sol en Donostia", reconoció entre risas. También se sorprendió por la gran afluencia de periodistas a la cita, "¿Todos bien? Sois muchos hoy. Solo os falta el pintxo". Preguntado por los lesionados, abrió la puerta a la esperanza: "Ya veis. Todos dentro, pero ahí van poco a poco. Alguno llega para el domingo".

La plantilla saltó al campo con media hora de retraso después de analizar en vídeo el encuentro ante el Granada y en lo poco que se permitió ver a la prensa, sobre todo, completó ejercicios con balón y de posesión. Una vez más, los guardametas, que empezaron haciendo ejercicio específico en la portería, se unieron al grupo en los rondos. Algo que suele ser habitual con Imanol para que cojan confianza con el pie.

La Real volverá a ejercitarse mañana a la misma hora, ya a puerta cerrada. Habrá que comprobar quiénes son los tocados que van entrando al grupo, como anunció el propio Imanol. Lo que es seguro es que Silva no tiene nada grave, que su participación en la final ante el Athletic no corre ni el más mínimo peligro y que incluso tiene muchas opciones de liderar a la Real ante el Barcelona a pesar de no haberse entrenado ayer.

Imanol reconoció que va a recuperar efectivos, aunque Monreal, Aritz, Zaldua, Zubimendi y Carlos se ejercitaron ayer al margen

noticias de noticiasdegipuzkoa