Ander Barrenetxea delantero de la real

Real Sociedad | Ander Barrenetxea: "Yo no encaro porque me lo digan; siempre he jugado así y me sale solo"

19.01.2021 | 00:30
Real Sociedad | Ander Barrenetxea: "Yo no encaro porque me lo digan; siempre he jugado así y me sale solo"

Tiene la misma naturalidad en el campo que fuera. Ander es una de las debilidades de muchos realistas, que le auguran un futuro increíble. Su presente también lo es

donostia ¿Se le ha pasado el disgusto por la eliminación en la semifinal de la Supercopa?

–Bueno, al final del partido estábamos muy dolidos y fastidiados, pero yo creo que el equipo estuvo unido y hemos sabido recuperarnos poco a poco.

¿Se les quedó la sensación de injusticia por caer en los penaltis después de la épica prórroga que disputaron ante el Barça?

–Injusticia o no, el fútbol es así y te la tienes que comer. Algunas veces la suerte cae de tu lado y otras no. Lo que pasó es que el Barça tuvo esa pizca de fortuna que nos faltó a nosotros.

Cuántas veces ha pensado 'si llegamos a pasar...'.

–Lo pienso cada noche, si llegamos a ganar ese partido

¿Cómo fue la elección de la tanda de penaltis? Porque imagino que habría muchos nervios, ya que llevaban mucho tiempo sin afrontar una.

–Yo estaba un poco expectante porque había grandes jugadores como Merino, Oyarzabal€ Pensé voy a esperar; y si no había nadie que quisiera lanzar, ya lo haría yo.

O sea que igual iba con la sexta pena máxima en el caso de que hubiese fallado Riqui Puig€

–No, el sexto era Monreal.

Pero usted estaba dispuesto a asumir la responsabilidad.

–Sí había que lanzar, yo lo hacía. Estaba un poco cagado, pero si había que tirar, yo lo iba a hacer.

¿Solía ejecutarlos en las categorías inferiores?

–Sí, solía hacerlo.

Su primera gran derrota desde que está en el primer equipo. El vestuario estaría hundido...

–Sí, no me sorprendió, obviamente. Todos estábamos igual de fastidiados. Lo importante era darle la vuelta cuanto antes porque estar dándole vueltas no ayuda en nada, para así volver a la normalidad lo más pronto posible.

¿Le impresionó alguna imagen en concreto?

–Hombre, cuando le vi a Mikel (Oyarzabal) me quedé aún más jodido.

En la falta de Januzaj hay una imagen en la que se ve que está casi celebrando el gol y se le cambia la cara...

–Es que cuando vi que pitaba la falta pensé que estaba demasiado lejos: No sé qué hará. Cuando vi el latigazo que le dio creí que iba para adentro. Al final€ el mejor portero del mundo, no hay más.

El palo escupió el balón del belga y el domingo el de Williams lo metió para dentro. Cuestión de centímetros€

–Lo dicho, es la pizca de suerte que se decanta de un lado para otro.

¿Imanol estaba muy tocado al final del choque?

–Bueno, como todos. Lo que intentaba era levantarnos el ánimo, diciéndonos que teníamos que seguir juntos y sentirnos orgullosos del trabajo que habíamos hecho. De que lo dimos todo y que no nos rendimos en ningún momento.

Les queda esa sensación fantasiosa de que la próxima les toca celebrar a ustedes.

–Pues esperemos que sí.

Lo que parecen haber perdido es el factor psicológico para la final de la Copa que se disputará el 4 de abril en La Cartuja.

–En una final da igual quién parta como favorito, porque en 90 minutos puede pasar cualquier cosa.

En definitiva, que lo único que cambia es el miedo del aficionado txuri-urdin.

–Bueno, miedo podemos tener todos, pero estamos con unas ganas increíbles de jugarla y de ganarla. Pero está claro que podemos pasar de la gloria al infierno.

¿En el vestuario se comentaba algo de la final de la Supercopa del domingo?

–(Risas) Yo he escuchado una frase que se me ha quedado grabada: Hoy es el día que más orgullosos tenemos que sentirnos de ser de la Real, que estamos aquí porque nos gusta y queremos, y que debemos luchar a muerte para lograr nuestros objetivos sin mirar lo que hace el vecino.

Luego también hay que tener en cuenta la corriente pesimista que dice que juegan muy bonito, pero que pierden mucho€

–Por mucho que seamos más o menos contundentes, nuestro estilo va a seguir siendo el mismo. No creo que haya que buscar relación entre el estilo y la contundencia.

¿No piensa que el principal problema de este bache y de esta temporada es de puntería?

–No lo sé. La verdad es que prefiero pensar que nos está faltando un poco de suerte que sí teníamos al inicio de la campaña, cuando parecía que éramos los mejores. Ahora lo que parece es que no metemos un gol, pero seguro que llegarán, no tengo ninguna duda.

Un triunfo en trece partidos son registros muy pobres.

–Yo creo que el juego no ha sido malo. Seguimos creando ocasiones y ahora tenemos que materializarlas.

¿En el vestuario hay sensación de crisis?

–Lo cierto es que nosotros estamos muy unidos, confiamos los unos en los otros y al final es lo que suele repetir Imanol, que lo importante es que podamos mirarnos a la cara y decirnos cualquier cosa. Es la clave del equipo, somos una familia.

Lo que ya nadie discute es que van a por todas las competiciones sin escatimar esfuerzos€

–Vamos a ir a muerte a por todo, y yo pienso aprovechar al máximo todos los minutos que me den, sea la competición que sea.

¿Le ve preocupado o más tenso a Imanol en las últimas semanas?

–No, la verdad es que no le veo preocupado. Siempre ha sido así; cuando ganamos no quiere que nos pongan en la nube, cuando perdemos tampoco pierde los nervios. Busca siempre un equilibrio.

Me centro en su carrera, vuelve la Copa. Igual llegar a jugar dos finales en tan poco tiempo es un poco de empacho€

–(Risas) A nosotros nos merece mucho la pena, te lo aseguro.

El año pasado fue una de las piezas clave para alcanzar la final, con protagonismo estelar en Ceuta, frente al Espanyol y en el Bernabéu.

–Bueno, al final fue la competición en la que tuve más oportunidades para ser titular y demostrar lo que venía entrenando a diario. Creo que me salió una buena Copa y acabé muy contento.

Su mejor recuerdo imagino que fue el 3-4 de Madrid, como el de casi todos sus compañeros.

–Fue un poco locura porque era todo un Bernabéu, pero guardo un muy buen recuerdo de mi gol al Espanyol. Era el primero que marcaba en toda la temporada. Fue increíble.

Se nota en el vestuario que la Copa va a dar oportunidades a los que no son tan titulares y están afilando los colmillos€

–Bueno, puede ser que sí. Los menos habituales dan mucha guerra y provocan entre otras cosas que los titulares sean mejores.

A 90 minutos es difícil ganar a la Real€ Imanol está invicto en la competición desde que llegó al primer equipo.

–Sí, lo hemos demostrado y vamos a salir con todo en cada encuentro.

¿En el plano personal pensaba jugar más minutos de los que ha tenido hasta la fecha?

–Este año estoy muy contento. Creo que acerté en no ponerme muchos objetivos y estoy satisfecho por lo que estoy participando. Cada día estoy jugando mejor y me siento más a gusto.

El extremo del Eibar Bryan Gil ha sido y es su compañero en las selecciones inferiores. Ha tenido que salir cedido del Sevilla para reivindicarse. ¿Se lo llegó a plantear en algún momento?

–No. Yo aquí estoy muy a gusto, en casa, con mi familia. No cambiaría nada, es el equipo de mi ciudad y el de toda mi vida. La verdad es que no contemplaba ninguna cesión.

Pero me consta que tuvo bastantes ofertas€

–Bueno, siempre se habla. Pero nada importante.

Imanol ha demostrado mucha confianza en sus posibilidades. Pero también le fríe a broncas en cada encuentro.

–Me suele echar muchas broncas por las finalizaciones. Dice que a veces me relajo y que lo que tengo que hacer es chutar de verdad y confiar más en mí.

Muchos olvidan que solo tiene 19 años todavía€

–Imanol es muy cercano y eso ayuda mucho a la comunicación entre nosotros y a demostrar más en el campo.

¿Nota que ha cambiado mucho desde que debutó contra el Alavés en diciembre de 2018 a las órdenes de Asier Garitano?

–Sí, yo creo que he mejorado mucho en el sentido táctico y mental.

¿Cómo es posible que siendo diestro juegue mucho mejor en la banda izquierda?

–La verdad es que reconozco que en la derecha me siento como un poco más perdido y en la izquierda me siento con más confianza y con más chispa. Yo intento hacerlo igual en la derecha, pero noto como que a veces no me sale. Imanol me suele comentar que tengo recursos y que tengo todo para hacerlo bien ahí, pero, no sé muy bien por qué, se me complica todo más.

Bueno, como a Januzaj, puede salir en las dos direcciones. Incluso usted centra mejor con la izquierda.

–(Risas) Sí, es verdad. Es algo muy curioso. No sabría explicarlo.

Supongo que le piden que no pierda el desparpajo para encarar a sus marcadores.

–Sí, en eso me insisten mucho, en que cada vez que recibo busque al lateral porque, aunque no me salga a la primera, con que salga una después ya voy a generar algo. En eso sí que me hacen especial hincapié.

¿Siente que los defensas le tienen más estudiado?

–No, qué va.

Usted lo de sentir miedo en el campo€

–No, es que yo he jugado siempre así al fútbol. Yo no encaro porque me lo digan; es mi fútbol, siempre he jugado así y me sale solo. No podría no encarar o no intentar un regate.

Cuando piensa que a Merquelanz, con la temporada que protagonizó el año pasado en Miranda, le está costando tanto entrar€

–Es que está muy complicado entrar en el once, Imanol no regala nada. Hay que ganarse los minutos. Merquelanz es un jugadorazo, con una calidad y una zurda de locos, y seguro que llegará su momento. Está entrenando muy bien y llegarán sus minutos y sus goles. No tengo ninguna duda.

La Real cuenta con extremos de nivel de club grande.

–No me sorprende. La Real es un equipo que pelea para estar arriba y tiene unos jugadores para intentarlo.

Usted siempre ha sido muy fan de Januzaj.

–Sí, es mi debilidad.

Cada día inventa algo€

–No necesita practicarlo, le sale. Es increíble.

¿Qué le queda por mejorar?

–Muchas cosas. Una, la comunicación cuando no estoy al 100%, y no lo digo por querer estar siempre, aunque esté tocado. A veces tengo que parar. En el campo muchas cosas, ser más decisivo.

¿Qué sabe del Córdoba?

–El césped está muy bien. Hemos visto vídeos y tienen buenos jugadores, con experiencia en Primera y en Segunda. No va a ser nada fácil.

El día de San Sebastián no se puede fallar€

–No, esperemos que no. Es una pena, porque la situación es la que es y no se puede celebrar nada en este momento. No están las cosas como para eso. Lo mejor que podemos hacer por la afición es ganar, ganar y ganar€

¿La ama es más exigente que Imanol o no?

–No tanto, porque son ámbitos diferentes, pero en lo que puede siempre intenta ayudar. Aunque también me mete caña, claro.

¿Y qué tal andamos de estudios?

–He empezado magisterio. Poco a poco.

"Estaba expectante y un poco 'cagado', pero si hubiese tenido que lanzar un penalti contra el Barcelona en la semifinal, lo habría hecho"

"Nunca pensé en salir cedido, aquí estoy muy a gusto, en casa, con mi familia, en el equipo de mi ciudad y en el de toda mi vida"

"En la banda izquierda me siento con más confianza y chispa; intento hacerlo igual en la derecha, pero noto como que a veces no me sale"