Viaje forzoso y alineación indebida

el granada se desplazó a donostia obligado por competición y acabó con solo cuatro del primer equipo

08.11.2020 | 23:55

donostia – El Granada tuvo que viajar finalmente a Donostia con solo siete jugadores de su primer equipo, entre ellos ningún portero y solo un defensa, después de que el Comité de Competición de la Federación Española desestimara por la mañana su petición para aplazar el partido. El conjunto andaluz tuvo así que cumplir con lo exigido por la Liga en cuanto a su protocolo de COVID-19: no pudo incluir en la convocatoria a ningún futbolista que formara parte de la expedición a Chipre para disputar su partido de la Liga Europa ante el Omonia Nicosia, viaje en el que resultó infectado Antonio Puertas. Se aplicó también la excepción que sí permitió estar en Anoeta a los futbolistas que han superado ya el coronavirus y mantienen anticuerpos.

Los seis jugadores disponibles del primer equipo que viajaron a Chipre y repitieron ayer en Donostia fueron el colombiano Luis Suárez, el camerunés Yan Eteki, el venezolano Darwin Machís, Jorge Molina, el argentino Nehuén Pérez y el brasileño Robert Kenedy, estos dos últimos al pasar el COVID-19 antes de fichar por el Granada. A ellos se unió Soldado, que no estuvo en Chipre al encontarse en los últimos días del aislamiento de tres semanas que ha tenido que afrontar al estar infectado de coronavirus. Dos miembros más del primer equipo granadino han pasado el coronavirus pero no pudieron jugar ante la Real: Gonalons, sancionado, y Yangel Herrera, que al haberse infectado hace ya meses no da los valores necesarios de anticuerpos para ser considerado apto. En total, de los 25 jugadores que componen la primera plantilla, 18 causaron baja. En tales circunstancias, cabía esperar que se produjeran situaciones límite. La reglamentación establece que deben permanecer siempre sobre el campo un mínimo de cinco futbolistas del primer equipo. Sin embargo, si el club dispone de siete jugadores de la primera plantilla, debe alinearlos en todo momento, lo que incumplió el Granada en la segunda mitad al retirar del campo a Kenedy y Soldado. El equipo nazarí se quedaría después con menos de cinco jugadores sobre el campo cuando Jorge Molina, lesionado, fue sustituido en el minuto 76. La Real no ha comunicado si va a denunciar tal circunstancia.

Jorge Molina, lesionado, tuvo que ser sustituido en el minuto 76, y el club nazarí terminó con siete jugadores del filial o del juvenil