kirolak

"Una victoria nos daría tranquilidad"

Imanol incide en la necesidad del triunfo para la confianza de un equipo "que no sabe ganar sin jugar bien"

24.06.2020 | 01:21
Imanol Alguacil, durante la rueda de prensa que ofreció ayer. Foto: RS

DONOSTIA – Visto con perspectiva, estas palabras de Mikel Oyarzabal suenan hoy a premonición: "Sabemos que es importante empezar ganando, porque los primeros partidos te marcan mucho". Las pronunció el 10 txuri-urdin, la máxima estrella del equipo, a este periódico tres días antes del redebut de la Real en la presenta liga. Ahora, tras tres jornadas disputadas, esa importante victoria aún no ha llegado. A veces, por una empanada general del equipo; otras, por un árbitro que parecía empanado. El resultado ha sido un punto de nueve posibles, y el sueño europeo en riesgo.

Por todo ello, el partido de esta tarde-noche se presenta como crucial para la Real. Sin embargo, su técnico no es de esta opinión: "Aunque se pierda, estaremos en la lucha (por Europa) hasta el final". "Desde el Sevilla hasta el Athletic hay 11 puntos. Y quedan 24 puntos", recordaba ayer Imanol en rueda de prensa. El oriotarra encara el partido ante un renacido Celta –tras su goleada (6-0) al Alavés– con "muchas ganas de volver a ganar".

Para el míster, "una primera victoria (tras el confinamiento) nos daría tranquilidad", aunque reconoce que "no estamos tan finos como antes (del parón)". El equipo está "comprometido y convencido" de poder salir de este bache. Un agujero en el que han caído ya muchos puntos y, también, el fútbol que practicaba la Real allá por marzo.

La fórmula de la victoria es sagrada para Imanol: "Este equipo no sabe ganar de otra manera que no sea jugando bien". Por tanto, los txuri-urdin volverán a trabajar por tener la pelota ante los vigueses, que llegan a Donostia motivados. "Tienen un pedazo de equipo", recordó Imanol ayer, que no podrá contar, una vez más, con la afición para llevar en volandas al equipo. Hándicap –por una buena causa– que el técnico está convencido que le ha impedido celebrar ese primer triunfo tan necesario antes: "Con público, hubiéramos ganado al Madrid".

Zaldua, tocado Imanol está convencido que el rendimiento particular va estrechamente ligado al general. Preguntado por el bajo nivel de Odegaard en la reanudación de la liga, el míster cree que "ganas e ilusión no le faltan" al noruego, con quien trabajan para que recupere la confianza y el toque de hace tres meses. Pero, el técnico, quiso arropar al 21 apelando al grupo: "Martin jugaba bien porque el resto de compañeros hacían que jugara bien".

Una de las novedades en el equipo que saltará hoy a Anoeta será Zaldua. El donostiarra, sancionado contra el Madrid, será de la partida en el lateral derecho, a pesar de que se marchó a la caseta en Mendizorroza con un golpe en el pie. Otro de los titulares en Vitoria que llega tocado al partido de esta tarde es Zurutuza, con una sobrecarga muscular que, a priori, no le impedirá estar a disposición de Imanol.

Lesion de guevara El club, por su parte, desveló que Guevara, que estaba recuperándose de la torsión en su tobillo derecho que se produjo hace un mes, sufre también una fractura no desplazada en la zona posterior de la tibia distal que no se había detectado en las primeras pruebas. El alavés seguirá un tratamiento de fisioterapia y continuará realizando un trabajo personalizado. La temporada, por tanto, podría haberse acabado para él.