Recuerdo a los niños exiliados de la guerra y a quienes los rescataron de la memoria

05.10.2020 | 01:25

Este año era el elegido para homenajear a las 60 personas de Debagoiena que fueron exiliadas en su infancia, pero las circunstancias de la COVID no nos han dejado celebrarlo como se merecen los afectados y sus familias. No obstante, EAJ-PNV de Elgeta sí quiere hacer una mención especial a este hecho histórico entre 1937-1940, recordando a los y las niñas vascas que tuvieron que abandonar sus hogares y su tierra por estar en peligro en plena guerra. El Gobierno Vasco de entonces, con el lehendakari José Antonio Aguirre al frente, organizó el exilio de más de 4.000 niños y niñas a Inglaterra, Rusia, Francia y Bélgica, principalmente en el barco Habana, pero también en otros muchos barcos de menores dimensiones. La mayoría fueron agrupados en colonias y casas de acogida, pero no repartidos en casas particulares, por deseo expreso del lehendakari Agirre, ya que así era más fácil que mantuviesen su nexo de unión y repatriarlos una vez acabada la guerra. EAJ-PNV quiere reconocer el sufrimiento y las penalidades que pasaron estos niños exiliados y que han marcado sus vidas. Dos de los niños exiliados fueron los elguetarras Pilar Gorrotxategi y Jose Luis Aranzeta, y vaya desde nuestras filas nuestro homenaje más sentido a ellos y a sus familias.EAJ-PNV también quiere reconocer la labor impagable de quienes dedicaron toda una vida a investigar este triste fenómeno y, lo que es más importante, a poner nombre y apellidos a cada uno de los niños y niñas que fueron exiliados. Es el caso del sacerdote e historiador Gregorio Arrien, nacido en Kortezubi en 1936 y que falleció el pasado año 2019 con importantes obras en su bibliografía como Salvad a los niños, su último libro, en el que nos cuenta cómo fue ese exilio, quiénes ayudaron a nuestros niños exiliados en el extranjero como profesoras, sacerdotes vascos, etc., y cuáles fueron las penalidades que tuvieron que sufrir por la ausencia de sus progenitores y familiares.EAJ-PNV hace extensible el homenaje también a Gregorio Arrien y la Fundación Sabino Arana, archivo del nacionalismo vasco que ha sido depósito y nexo de unión de muchas de estas historias.Por último, EAJ-PNV de Elgeta cree que el lehendakari Aguirre acertó en la organización de este duro exilio porque así se evitaron miles de muertes de la población infantil y quiere denunciar que quienes fueron culpables de esta situación, la España franquista, pronto comenzaron a hacer sus demandas de repatriación masiva e indiscriminada de los niños exiliados, aduciendo que estos habían sido evacuados en contra de la voluntad de sus padres. Incluso llegaron a afirmar que el Gobierno Vasco había secuestrado a los menores. EAJ-PNV denuncia también la participación del Vaticano en aquella época, de una forma activa, a través del Secretariado de la Delegación Apostólica, creada, supuestamente, para ayudar en la repatriación de los niños y niñas, pero que en realidad no dejaba de ser una ayuda y apoyo de la Santa Sede a Franco.Aintzane Oiarbide Portavoz de EAJ-PNV en el Ayuntamiento de Elgeta