Más vale prevenir que curar

16.03.2020 | 01:40

Viejo y sabio refrán popular de amplio alcance y abarca todos los ámbitos de la vida. En el ranking de facturación global legal, la industria del armamento ocupa el primer lugar en el mundo, seguida de la famaceútica; al tercer puesto ha pasado el de bebidas alcohólicas, relegando al cuarto el de alimentación, seguidas de prostitución, drogas ilegales, narcotráfico....mucha causa de dolor.La consecuencia, el enorme gasto público por enfermedad y coberturas, dolor en las familias, muertes, etc. por excesos y adulteración evitables que se dan, abocando de manera "sangrante" siempre hacia la misma punta del embudo: desmesurado consumo de medicamentos y gigantesca factura farmaceútica.Vivimos en la sociedad del relato, en la que los medios no paran de informar sobre las consecuencias en los hechos del día y ocultan las causas que las originaron el día anterior, dificultando la relación y resolución política y humanaPor muchas medidas que implementen, todos estamos expuestos a los virus, y más aún al COVID-19, pues sin ser virulento ni selectivo, es muy invasivo. Pero, para un mismo tipo de coronavirus en el interior de todas las personas de un grupo, ¿porqué unas enferman y otras no?.. una clave que queda oculta.El padre de la microbiología Louis Pasteur, reconoció al fin la teoría del fisiólogo Claude Bernal y la homeostasis:"El microbio no es nada, el terreno lo es todo".Si hoy los infectados sufren la consecuencia de tener su "terreno" debilitado, y ante la falta de políticas preventivas en lo médico-nutricional, mientras la OMS siga financiada mayormente (64%) por lobbies farmaceúticos, por mucho que nuestros políticos digan lo contrario... seguirán jugando con nuestra salud.Como antiséptico sí, pero sobre todo para casos consumados, hace casi una década ellos mismos experimentaron la solución con éxito en 48 horas. El "problema" fué su bajo costo y no ser producto farmaceútico patentable.¿Cuando terminará esto, para pasar a ser los gobiernos y sus ciudadanos los únicos empoderados de un bien tan preciado como la salud?Iulen Lizaso