Un recorrido único por la Costa del Sol

Viajamos a Málaga, a su capital, para conocer de primera mano algunos de los rincones favoritos del médico Miguel Ángel Martínez-González, esos que no olvida pese a llevar 26 años en Pamplona. "La Serranía de Ronda y todos los recorridos que tiene son muy bonitos", recomienda

10.09.2021 | 14:22
El Puerto de Málaga de noche.

Viajamos a Málaga, a la Costa del Sol, a la provincia que tiene la capital del mismo nombre y que mezcla el mar con la montaña o dicho de otra manera, al lugar de origen del protagonista de este número de IN, el médico malagueño Miguel Martínez-González. Allí tiene a su familia y allí se germinaron sus ganas por dedicarse a la medicina, a la investigación, a la docencia y divulgación científica. De esta forma y a lo largo de estas líneas recorreremos la ciudad de Málaga, muchas de ellas recomendaciones directas del también catedrático de Harvard Martínez-González.

En primer lugar y antes de adentrarnos en algunos de los bellos lugares de Málaga diremos que la zona en la que nos encontramos fue fundada por los fenicios -2.500 a. C. y es el nombre de una antigua región de Oriente Próximo, cuna de la civilización fenicio-púnica, que se extendía a lo largo del Levante mediterráneo, en la costa oriental del mar Mediterráneo-. Además, Málaga es considerada como una de las ciudades o mejor dicho, como la capital más antigua de Europa. Para el Imperio Romano tenía un alto poder estratégico dentro de la Península Ibérica y así continuó siéndolo cuando entraron los árabes. Posteriormente, en el siglo XV se instauró la Corona de Castilla y con el paso de los años llegamos al día de hoy, haciendo un grandísimo resumen, para encontrar en Málaga una localidad donde convive el alto poder económico con el cultural. Además, no es de extrañar que muchos de nosotros tengamos conocidos que verano tras verano se trasladen a Málaga a pasar parte de su vacaciones, ya sea porque tienen casa o por el simple hecho de disfrutar de sus diversas opciones que más adelante comentaremos en este artículo.

La Alcazaba y el Teatro Romano. Foto: Málaga Turismo

Comenzaremos el viaje visitando dos de sus playas, una será la de El Candado, la playa que solía visitar mucho el protagonista de este número de IN debido a que sus padres vivían en la urbanización aledaña a la playa, y la otra será la de Estepona, considerada como una de las mejores de toda la provincia.

La playa de El Candado está situada entre el puerto deportivo de El Candado y la playa del Peñón del Cuervo. Es una pequeña franja costera que toma su nombre de la urbanización residencial -donde vivían los padres del médico Miguel Ángel Martínez-González-, que fue construida en los años 60. Además, a esta urbanización, pertenece el Club Náutico, así como su puerto deportivo, uno de los más antiguos de toda la costa malagueña. En cuanto a la extensión de la playa no es muy grande, tiene alrededor de 200 metros de largo y 30 de ancho, y en su mayoría la visitan los vecinos de la urbanización o los usuarios del puerto deportivo. Por su longitud es ideal para correr por la playa, así como para pasar días agradables en familia tomando el sol y disfrutando tanto del agua como de su gente. En el caso del médico malagueño nos confiesa que es un buen lugar para escribir debido a la tranquilidad que se vive en El Candado.

La segunda playa de la que hablaremos será la de Estepona, que a pesar de que parece que es solo una está compuesta por 15: La de la Galera, la de la Bahía Dorada, la del Arroyo Vaquero, la de Costa Natura, la de Guadalobón, la del Cristo, la del puerto deportivo de Estepona, la de Rada, la de Punta Plata, la de Punta Pinillos, la del Padrón, la Bella, la del Saladillo, la de la Atalaya y la del Castor. Todas ellas son preciosas y como turista al menos una hay que visitar. Además, la del Cristo, el Arroyo Vaquero o la del puerto deportivo, entre otras, poseen la bandera azul, lo que las define como de calidad excelente.

La serranía de ronda

A continuación hablaremos de la Serranía de Ronda y de algunas de las zonas que podemos encontrar cuando los visitemos. Según Miguel Ángel, esta zona de Málaga es de visita obligado y sin duda para él como para muchos malagueños es una de las zonas más bonitas que hay.

La Serranía de Ronda es una de la comarcas de montaña más espectaculares de todo Andalucía y esta zona además, cuenta con 15 rincones singulares de los 59 que ha declarado tener la Diputación de Málaga en su provincia.

Zahara de la Sierra en la Serranía de Ronda. Foto: iStock

A continuación mencionaremos cinco de esos lugares y para ello, empezaremos hablando de el Águila de los Riscos situado en Juzcar. En esta zona encontramos rocas muy singulares creadas tras la erosión a lo largo de los siglos que han conseguido crear rocas tan espectaculares como El Águila. El nombre viene del parecido que se crea en la roca con este ave cuando abre sus alas y se pone de pie. Además, como curiosidad a pocos metros de esta roca se encuentra otra pero con forma de dromedario, así que sin duda es una buena opción para aquella persona que quiera disfrutar de la naturaleza y disfrutar de su belleza natural.

En segundo lugar hablaremos del charco del Moro y del sendero de las Buitreras que se encuentra en Cortes de la Frontera. Para llegar a esta zona hay una increíble ruta de senderismo, de El Colmenar a las Buitreras de Guadiaro, donde disfrutaremos de la naturaleza y de su conocido charco del Moro, que es un manantial que tiene su origen en las aguas subterráneas de la sierra de Líbar y es uno de los aportes más importantes que tiene el Guadiaro en su recorrido. En este punto no nos podemos dejar de recomendar visitar el puente de los alemanes, construido en 1918 para la conducción de agua para abastecer a la cercana central eléctrica de El Colmenar, y que está situado en el cañón de la Buitreras de Guadario, uno de los monumentos naturales más importantes de toda Andalucía.

Otro de los lugares de visita obliga es el mirador de los Coloraíllos situado en Ronda. Para llegar a esta zona hay que ir a la Sierra de las Nieves, un espacio natural protegido y declarado como parque nacional. En esta zona y después de subir la cañada de la Ánimas -un espacio entre dos alturas o montañas poco distantes entre sí- podemos llegar al espectacular mirador de los Coloraíllos. Este balcón natural es famoso por ofrecer unas increíbles vistas de la zona norte del Parque y su prolongación hacia Sierra Blanquilla y Sierra Hidalga, del Peñón de Ronda al nordeste y el Tajo del Canalizo y el de los Enamorados al este.

Por último, recomendaremos ir al torreón de la Virgen del Rosario situada en Benalauría. El torreón nace en el valle del Genal, que al mismo tiempo recibe el nombre de Virgen del Rosario. A este lugar tan singular se puede acceder a pie por un sendero de 300 metros que discurre por el sendero del Olivo. En cuanto a la torre destacar que es similar a las atalayas, construidas en un lugar alto para vigilar gran extensión de terreno o de mar y poder avisar con tiempo de un peligro o amenaza.

Un atardecer con la Catedral de Málaga al fondo. Foto: Málaga Turismo

Curiosidad gastronómica

Después de que hayamos hecho un recorrido por algunos de los lugares de Málaga y tras haber apreciado toda su belleza toca hacer un pequeño parón para comer. Aquí muchos turistas tratan de comer o conocer el lugar que visitan a través de su comida, así que, ¿cuál es el plato más típico de Málaga? Pues son sin ninguna duda los espetos de sardinas.

Consiste en ensartar -atravesar el producto, en este caso la sardina, con un elemento o utensilio de cocina afilado o puntiagudo- 5 o 6 sardinas enteras y saladas -muy importante- en un caña afilada por la punta, para pincharlas cerca de una brasa de leña de olivo, para que ahí poco a poco se vaya asando el pescado. Por último, añadir que los maestros espeteros utilizan unas pequeñas barcas de madera que llenan de arena para preparar este delicioso manjar que podemos degustar en todos los chiringuitos de la costa malagueña.

noticias de noticiasdegipuzkoa