Premio Ondas para el locutor radiofónico legazpiarra Dani Garrido

Este periodista conduce 'Carrusel Deportivo', el programa decano de la radio deportiva en España

02.11.2020 | 00:46
El locutor legazpiarra Dani Garrido. Foto: A.Z.

legazpi – Los programas Carrusel Deportivo, de la cadena SER, y Tiempo de Juego, de la cadena COPE, han ganado ex aequo el Premio Ondas de Radio. El conductor de Carrusel Deportivo es el legazpiarra Dani Garrido.

Los premios Ondas, creados en 1954, son otorgados anualmente por el grupo Prisa a través de Radio Barcelona, con el fin de galardonar la calidad de los profesionales, empresas y trabajos más sobresalientes de la radio, la publicidad radiofónica, la televisión y la música. Este año se han recibido 490 candidaturas de 20 países de todo el mundo.

Carrusel Deportivo y Tiempo de Juego han sido premiados porque durante el confinamiento, en ausencia de competiciones deportivas, supieron reinventar la radio del fin de semana.

Garrido se muestra contento por el reconocimiento. "Es un premio importante. Un reconocimiento a la labor de todo el equipo. Me alegro mucho por el equipo, pues es muy joven y este premio es gasolina para ellos".

Tuvieron que trabajar duro para hacer frente a la ausencia de competiciones deportivas. "Tuvimos que reformular el programa. Durante aquellas semanas hablamos de series, de cocina, de la historia del Tour y del tenis, dimos voz a los oyentes... También tiramos de agenda para invitar a gente conocida: Andreu Buenafuente, Jordi Évole, Antonio de la Torre, Joaquín Reyes, José Ángel Iribar... Recuerdo especialmente la charla que mantuvieron Eneko Atxa y Martín Berasategi".

Añade que fue enriquecedor, pero duro. "Estábamos todos en casa y fue una oportunidad para recuperar la radio de siempre. No sirvió para recoger los testimonios de la gente y estar más cerca de la sociedad, pero el trabajo de producción fue muy duro".

Con la vuelta de las competiciones, recuperaron el formato habitual. "La normalidad no ha vuelto, pero el fútbol ha podido montar una burbuja gracias a su poder económico. Pero solo se salvan la elite del tenis, el golf y el fútbol. El balonmano, el baloncesto, el fútbol de Segunda B y Tercera... lo están pasando peor".