550 llamadas semanales a las personas mayores de 75 años

El departamento de Bienestar del Ayuntamiento de Beasain está realizando el seguimiento

21.05.2020 | 01:25
Un grupo de personas mayores, en un acto anterior en Beasain.

beasain – El Ayuntamiento de Beasain es conocedor de que las personas mayores de 75 años constituyen un grupo de riesgo del COVID-19. Por ello, y desde que comenzó el estado de alarma, mantiene contacto con las personas mayores que viven solas, así como con los hogares en los que la unidad familiar supera los 75 años. La iniciativa se está llevando a cabo mediante un seguimiento telefónico, que supone realizar en torno a 550 llamadas cada semana. Además, también está realizando un seguimiento telefónico a las personas usuarias de los centros de día y a los perceptores de la prestación económica de dependencia.

En la misma línea de trabajo, y como respuesta al incremento de la demanda de Ayudas de Emergencia Social y Distribución de Alimentos, el Ayuntamiento ha aumentado las cantidades económicas que están destinadas a las mismas. El gasto en AES ha experimentado un incremento significativo, de más del 100%, duplicando la cantidad destinada a esta necesidad, que ha alcanzado los 200.000 euros.

De cara al futuro, el Ayuntamiento también está dispuesto a prever nuevas necesidades y a seguir aportando ayudas en este ámbito que, destacan, es de suma importancia.

Está claro que la pandemia no afecta igual a toda la ciudadanía, y quienes están en una situación de vulnerabilidad la sufren más. Por ello, y tratando de que este virus no genere más brechas, el área de Bienestar Social ha distribuido 17 tarjetas de wifi entre el alumnado que no disponía de ese servicio en su casa, ha trasladado al albergue de peregrinos a las personas sin techo que se encontraban en la calle y ha cedido un espacio a las personas del circo italiano que quedaron atrapadas en Beasain por el coronavirus.

Por otro lado, y aunque ahora mismo la residencia Arangoiti de Beasain esté libre del virus, ha habido semanas difíciles. Por ello, desde el Consistorio quieren agradecer públicamente a las gestoras y trabajadoras de la residencia Arangoiti la labor que están realizando durante esta crisis que, como en otros municipios, también en la residencia de Beasain golpeó con fuerza durante el mes de abril.