bertan

Donostia | Los propietarios de los barcos amarrados en el puerto no tendrán preferencia para renovar la concesión

El plazo para solicitar un amarre en el puerto estará vigente hasta el 10 de mayo

22.04.2021 | 00:07
Donostia | Los propietarios de los barcos amarrados en el puerto no tendrán preferencia para renovar la concesión

Donostia – El puerto de Donostia ha iniciado un proceso para la renovación de las concesiones de los 384 amarres destinados a embarcaciones de recreo que se reparten entre la dársena deportiva (375 plazas) y la pesquera (Kamingaintxo), que tiene 37 huecos para estos barcos. Los interesados en hacerse con una de estas codiciadas plazas tienen hasta el 10 de mayo para presentar la documentación requerida.

El departamento de Puertos del Gobierno Vasco comienza así con la regulación integral de todas las plazas que llevan años sin ser revisadas, al igual que sucede con la lista de espera de aspirantes a contar con un hueco en el puerto, de más de un centenar de personas, que no se ha movido prácticamente en los últimos tiempos.

La renovación de las plazas se basa en la orden emitida en 2017 por la consejera de Transportes y Puertos del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, "con el objetivo de proceder a la regularización de una situación no normativizada". De hecho, ya en 2004, el Gobierno Vasco anunció una actuación para organizar de modo correcto el uso del puerto donostiarra, donde tradicionalmente se han ido traspasando los amarres unidos a los barcos sin un control exhaustivo.

La renovación de los concesionarios de las plazas supondrá que los actuales titulares no tendrán preferencia a la hora de obtener una, según la disposición publicada en el Boletín Oficial del País Vasco el pasado martes, por lo que quienes tienen ahora un amarre en el puerto donostiarra tendrán que presentar toda la documentación, igual que los que no tienen plaza. "Se hace borrón y cuenta nueva", explican desde Euskaldiko Kirol Portuak (EKP), organismo del Gobierno Vasco encargado de la gestión de los puertos vascos, que ha iniciado un proceso similar en Plentzia y prevé hacerlo también en otros puertos guipuzcoanos, donde la costumbre de traspasar entre particulares los amarres de las embarcaciones hace muy difícil que personas ajenas al mundillo portuario de cada localidad puedan lograrlo.

Los futuros adjudicatarios de cada una de las 384 plazas disponibles en Donostia tendrán derecho al uso del amarre durante un periodo de quince años, fecha en la que tendrá lugar otra renovación para que haya rotación.

llenar el espacio


Así pues, cuando haya varios titulares de embarcaciones que cumplan todas las condiciones solicitadas en la resolución para un determinado hueco en el puerto donostiarra, se "optimizará la lámina de agua", es decir, se elegirá el barco que más llene el espacio disponible. Para cada categoría de amarre, señala EKP, se conformará una lista ordenada de mayor a menor ocupación de lámina de agua, según las dimensiones concretas de la embarcación indicadas por el aspirante en su petición, y se irán asignando las plazas de acuerdo a esta lista así configurada. Cuando haya igualdad total entre los aspirantes, se recurrirá al sorteo ante notario.

En la solicitud, cada persona deberá concretar si aspira al amarre para todo el año o solo para la temporada de octubre a mayo. Para poder aspirar a una plaza hay que ser propietario o titular de una embarcación de recreo (o tener arrendada una). También pueden solicitar plaza quienes se encuentren en fase de adquisición de una embarcación de recreo o tengan intención de hacerlo. No obstante, deberán ocupar la plaza en un mes desde la adjudicación y perderán su derecho a usarla si no lo hacen o si cambian el tamaño del barco sobre lo señalado.

Además, en el caso de que haya más peticiones que huecos disponibles en cada categoría, tendrán preferencia las personas que cuenten con una embarcación en el momento de presentar la solicitud, mientras que las que no la tengan quedarán en lista de espera.

Los interesados en obtener un amarre, además, tendrán que presentar la licencia de navegación o certificado de inscripción, así como certificado de navegabilidad, la hoja de asiento actualizada dentro de los seis meses anteriores a la solicitud, fotografía del barco y póliza del seguro.

En total, hay 17 categorías de embarcaciones y cada barco competirá por ocupar un amarre solo en la que le corresponde. Hay 107 plazas en pantalán para embarcaciones con eslora menor o igual a cinco metros y un ancho máximo de ocupación de 1,72 metros; 49 para las de eslora de hasta seis metros y 1,85 metros de ancho; 86 para las de 6,5 metros por dos metros; 48 amarres para barcos de 6,5 por 2,2 metros; ocho para los de 6,5 por 2,35 ; cuatro para los de 6,5 por 2,50; seis para los de 6,8 por 2,2; nueve para los de 7 por 2,2; diez para los de 7,35 por 2,35; once para los de 7,5 por 2,5; 25 para los de 7,80 por 2,8; dos plazas para los de 7,8 por tres; otros dos para las de ocho por tres; cinco para las de 8,5 por tres metros; seis para los de nueve por 3,2 ; cinco para los de diez por 3,2; y una para embarcaciones de 10,5 metros por 3,20. Por otra parte, también hay siete plazas para concesiones de uso solo de temporada, todas ellas para barcos grandes.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa