Tres empresas aspiran a construir la red de saneamiento de Urgull

La obra, de un millón de euros, incluye también una nueva infraestructura eléctrica

04.07.2020 | 01:23
Tres empresas aspiran a construir la red de saneamiento de Urgull

estudio del muro de costa. El Paseo Nuevo ha sido días atrás objeto de la realización de catas frente a la zona del parking de cara a elaborar un estudio para el refuerzo del muro de costa en este punto, una de las zonas en las que el mar rompe con mayor fuerza. A finales de 2016 el Ayuntamiento tuvo que llevar a cabo un reparación de esta pared, ya que surgieron agujeros visibles desde el mar.

Donostia – Tres empresas aspiran a construir una red de saneamiento en el monte Urgull, una infraestructura que evitará que se viertan aguas fecales a la tierra, como ha pasado en los últimos tiempos en determinados momentos. La modernización de las canalizaciones de aguas sucias estaba prevista desde hace diez años, pero su elevado coste, que supera el millón de euros IVA incluido, ha ido demorando la ejecución de la obra, que está ahora en pleno proceso de licitación. Por el momento, no hay fecha para el arranque de las obras.

Construcciones Moyúa, Urbicolan, Obegisa, Construcciones Murias y Construcciones Artzamendi son las firmas que se han presentado al concurso público para ejecutar estos trabajos, aunque las dos últimas han sido excluidas tras no alcanzar la puntuación mínima exigida en el apartado técnico. Quedan pues en liza las tres restantes, de las que se debe evaluar aún la oferta económica.

El nuevo saneamiento de Urgull no solo servirá para los evacuatorios situados junto al Polvorín sino, también, para unos nuevos autolimpiables que se instalarán en la fuente situada junto a la gran campa. Además, se aprovechará para instalar también una red eléctrica más moderna que pueda dar un mejor servicio a edificios como la Casa de la Historia y el Naturtxoko, que este verano permanecerán cerrados a causa del coronavirus.

La obra seguirá las directrices del proyecto encargado a Girder Ingenieros el pasado año, después de que el colectivo Eguzki difundiera imágenes de aguas sucias chorreando junto a un muro del castillo. El estudio de Girder determinó que, hasta el momento, el monte Urgull no había tenido una red de saneamiento en condiciones aunque sí una serie de fosas sépticas. En verano, con la afluencia de personas al bar del Polvorín, la fosa séptica de los baños cercanos se llena frecuentemente y se colocó otra pero, en ocasiones, no ha sido suficiente y las aguas negras han rebosado.

La instalación de una nueva red de saneamiento en condiciones, así como una mejor presión de agua, permitirá, según el proyecto, abrir los baños del castillo, que están ahora cerrados.