Arte a golpe de gubia en la sala Aroztegi de Bergara

23 tallistas de la escuela local exponen sus creaciones hasta el día 17

09.01.2021 | 00:51
Ocho de los 23 tallistas que toman parte en la muestra colectiva que llevan a cabo anualmente.

bergara – Paciencia, meticulosidad y habilidad manual constituyen tres de las mejores aliadas para trasformar los tochos de madera en piezas de arte y artesanía. La capacidad e inspiración de los miembros de Bergarako Taila Eskola se exhibe ante los ojos del público en la muestra colectiva que un año más acercan a la sala Aroztegi.

A golpe de mazo y con una gubia que muerde la madera hasta dejar el alma a la vista. Estos artistas, con años de experiencia a sus espaldas, vuelven a llenar la sala de la calle Barrenkale de olor y formas de un material que cobra vida gracias a sus privilegiadas manos.

Cerca de medio centenar de trabajos, que llevan la firma de 23 socios del colectivo, dan contenido a la exposición que puede visitarse hasta el próximo día 17. Kutxas, argizaiolas, relojes, cuadros, composiciones, esculturas y otras propuestas, con el denominador común de la madera como soporte, forman parte de este gran escaparate de las cientos de horas que estos bergareses dedican a la creación.

marcada por la pandemia Sus materias primas son, generalmente, maderas del entorno como el roble, haya, castaño o nogal, con las que moldean sus cuidadas y cada vez más arriesgadas piezas. Este año, de un modo u otro, la muestra está marcada por la pandemia. Los trabajos que los tallistas exhiben en Aroztegi son fruto de sus horas invertidas en casa durante los últimos meses, incluida la época del confinamiento, para mantener la llama de una afición que llevan cultivando desde hace tiempo.

"No son obras de taller", explica Miguel Ángel Álvarez. El virus ha interrumpido la actividad en los bajos de la Torre Zabalotegi, donde la escuela de talla tiene su sede y, en muchos casos, ha convertido los hogares en la base de operaciones de la destreza artística de estos tallistas. En esta ocasión tampoco cuentan con un artista invitado. "Es una exposición más modesta", cuentan sus protagonistas. Pero no por ello menos atractiva.

Los que recalen en Aroztegi disfrutarán de las creaciones de Gabriel Agirre, José Antonio Alberdi, Miguel Ángel Álvarez, Iñaxio Fernández, José Gabilondo, Manolo Gabilondo, Nikolas Gallastegi, Javier Gantxegi, Gonzalo Inclán, José Iturrospe, Juan Carlos Mendizabal, Aimar Julián, Patxi Larrañaga, Manolo Lorente, Ángel Martín, Emiliano Martín, Esteban Mendikute, Jesús Mari Olabarria, Iñaki Osa, Jesús Otaño, Joaquín Polvorosa, Emilio Uzin y Virginia Blanco.