Medidas para 'aliviar' la carga fiscal

30.03.2020 | 00:41
Una imagen de archivo del polideportivo de Agorrosin, antes de decretarse el cierre de la instalación.

bergara aplaza hasta el 30 de julio el pago de la tasa del agua y la basura, y amplía el del ibi hasta el 15 de septiembre

Al menos hasta que se levante la situación excepcional de estado de alarma se paraliza el cobro de los impuestos y tasas municipales más relevantes. Así lo ha comunicado el Ayuntamiento de Bergara, después de que la Comisión de Hacienda, reunida de forma telemática, haya adoptado una batería de medidas para "aliviar" la presión fiscal a la ciudadanía.

El Consistorio ha decidido, de este modo, modificar el calendario tributario con el fin de dar más facilidades a los contribuyentes tras el impacto que el parón económico está dejando en los bolsillos, y para "ayudar a los más afectados". "Ante la difícil situación económica que atraviesan muchos bergareses como consecuencia de la crisis provocada por el COVID-19, vamos a interrumpir el pago de diferentes tasas e impuestos", anunciaron los responsables municipales.

En el ámbito de la economía doméstica, las tasas del agua y la basura no llegarán a las cuentas bancarias de los vecinos del municipio "por lo menos hasta el 30 de julio", mientras que el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el de Vehículos de Tracción Mecánica amplían su plazo de pago hasta el 15 de septiembre y el 30 de diciembre, respectivamente.

En este listado de medidas fiscales también se incluye el polideportivo de Agorrosin. No se emitirán recibos de abonos ni de cursos a partir del 1 de abril y hasta que se reanude la actividad deportiva. Además, a las personas abonadas para todo el año se les reembolsará la parte proporcional al cierre de las instalaciones.

comercios, hostelería... En cuanto al pequeño comercio, hostelería y negocios profesionales que se han visto obligados a echar la persiana por la crisis del coronavirus, no se les cargará en la cuenta el concepto fijo de las tasas de la basura y agua hasta que acabe el estado de alarma. Tampoco se pagará la correspondiente a las terrazas, ni la aplicada a los puestos del mercado y mercadillo, donde se amplía el periodo de abono del primer trimestre hasta el 30 de julio. Y, por último, no se cobrará la cuota de los alquileres de los bares de Agorrosin y el polideportivo de Labegaraieta, que como el resto del sector ha tenido que cerrar sus puertas.

En la misma línea, otros ayuntamientos de la comarca han tomado (o están estudiando) medidas similares. Es el caso del Consistorio de Oñati, que ya informó hace unos días que hasta el 15 de septiembre se posponía el cobro de impuestos municipales como el IBI y el de vehículos. En Arrasate, asimismo, se ha prorrogado el pago de la tasa de las basuras y el impuesto de circulación hasta que termine el estado de alarma, y en Antzuola, el Ayuntamiento también ha retrasado el cobro de los tributos municipales.

Desde el 1 de abril no se cobrarán los abonos y cursos de Agorrosin, y el impuesto de vehículos amplía el plazo hasta el 30 diciembre