Con la solidaridad por bandera

10.03.2020 | 00:08
Gotzon Iparragirre y Aran Ugarte, ayer en la presentación del proyecto 'Elkartasunean bat!'.

mariaren lagundia busca la complicidad de los bergareses para apoyar dos proyectos, a través de diversas actividades

E lkartasunean bat!. Con este lema como hilo conductor Mariaren Lagundia ikastola ha organizado un repleto programa de actividades que busca la complicidad de la ciudadanía. "Se trata de dar una respuesta como pueblo a favor de la justicia, la paz social y la solidaridad, así como de ayudar al desarrollo de la identidad popular, mostrarse orgullosos de la respuesta a las situaciones más desfavorecidas e impulsar el hermanamiento entre los pueblos", explicó ayer el director del centro escolar bergarés, Gotzon Iparragirre.

El chaparrón de propuestas dirigidas al alumnado y al público en general tendrán como objetivo recaudar fondos para colaborar con dos proyectos de carácter solidario. Por un lado, respaldarán una de las iniciativas en las que se ha embarcado este año Ndank Ndank Elkartea, la asociación sin ánimo de lucro que fomenta la interculturalidad entre vascos y senegaleses, además de ejecutar programas de cooperación al desarrollo en el país del África Occidental. Para este 2020, el colectivo bergarés tiene entre manos la construcción de un centro multiusos que servirá de punto de encuentro a la población de la localidad de Dionewar, su ámbito de actuación. Cumplirá una doble función: será un espacio para la educación no formal y para abordar las distintas manifestaciones culturales.

El segundo proyecto está capitaneado por FISC, la ONG que nació al calor de Mariaren Lagundia ikastola. Este año centrarán parte de sus esfuerzos en la construcción de un complejo escolar en Tanzania, que contribuirá a reforzar las capacidades intelectuales de los niños, niñas y jóvenes, y a mejorar la calidad educativa, especialmente de las niñas. Este equipamiento, tal y como detalló Iparragirre, contará con aulas de educación Infantil, Primaria y Secundaria "para que más alumnado pueda acceder a un entorno educativo de calidad en condiciones adecuadas".

El plato fuerte de la programación tendrá lugar el 2 de abril, cuando una quincena de ONG protagonicen el mercado solidario que podrá visitarse en la calle Domingo Irala. Pero antes, habrá otras muchas citas. A partir de esta semana, en varios bares de la zona centro se pondrá en marcha un sorteo de camisetas firmadas por conocidos deportistas y también de algunos grupos de música. Quienes quieran conseguir estas elásticas elegirán uno de los números apuntados en una tabla, indicando su nombre y un teléfono. Los números afortunados coincidirán con las dos últimas cifras del boleto premiado de la ONCE del 31 de marzo.

El teatro tendrá, asimismo, su espacio reservado en la jornada del 24, en este caso de la mano de la cuentera y payasa, Virginia Imaz, que presentará el montaje Consumiéndonos sobre las tablas de Seminarixoa (la entrada costará ocho euros). En este mismo escenario, el día 26, voces, bailes e instrumentos darán cuerpo al concierto solidario en el que tomarán parte diferentes grupos locales (cinco euros, y se habilitará una fila cero para hacer donaciones). La recaudación de ambos espectáculos se destinará a Ndank Ndank Elkartea.

Además, los trabajos artísticos creados por los escolares se exhibirán en la exposición que se montará en un local de Domingo Irala.

15 ong en el mercado solidario Todo esto en la antesala del 2 de abril, cuando 15 ONG se echarán a la calle (por la tarde) para hablar de sus proyectos y poner a la venta artículos, con cuya adquisición se respaldarán distintas acciones de cooperación al desarrollo. El zoco solidario se aderezará con talleres para los más pequeños, pintxo-pote, los gigantes y las actuaciones musicales de Ander Linazisoro eta Julen Ibarreche, Low Cost Deluxe, y Bentazaharreko mutilak.

El programa se completará con la iniciativa Kilometro solidarioa, en la que, según avanzó Iparragirre, se definirá un recorrido de un kilómetro por el centro de la villa, que se cubrirá corriendo con previa inscripción. "Será un acto simbólico, de ambientación y toma de conciencia, y no una competición", puntualizó.

Y de puertas para adentro, los alumnos y alumnas de Mariaren Lagundia participarán en una serie de actividades que despertarán su conciencia, acercándoles a otras realidades en el marco del proyecto educativo de desarrollo humano en el que está inmerso el centro escolar.